"Es un sueño estar en el Madrid"

M. Á. Fuentetaja/N. Sáez
-
"Es un sueño estar en el Madrid" - Foto: Realmadrid.com

Jorge de Frutos, nacido en el municipio segoviano de Navares de Enmedio, es una de las sensaciones del Real Madrid Castilla, adonde llegó el pasado verano y ya ha subido a entrenar con el primer equipo.

Jorge de Frutos (Navares de Enmedio, 20 de febrero de 1997) tiene halo de estrella a pesar de que aún no ha debutado en el fútbol profesional. Jugar en el filial del Real Madrid implica atenerse a una serie de estrictas normas que en algunos casos rozan lo paranoico. Por más que el Castilla se encuentre en Segunda División B, sus futbolistas tienen prohibido conceder entrevistas a medios ajenos al club. Las declaraciones de De Frutos que van a leer en este reportaje pertenecen a una breve conversación que el Madrid sí que le permitió mantener con La 8 de Segovia durante la pasada Gala del Deporte Segoviano, en la que el futbolista de Navares de Enmedio fue premiado por su ascenso a Segunda División A con el Rayo Majadahonda la pasada temporada 2017/2018. 
Al margen de los peajes a pagar por formar parte del mejor club del siglo XX, la felicidad define el momento que atraviesa De Frutos. Autor de cinco goles en 24 jornadas y citado por Solari para entrenar con el primer equipo en varios equipos, se ha convertido en una de las grandes revelaciones este curso de la cantera blanca, a la que llegó en verano. Empezó en el banquillo y sin contar con demasiados minutos, pero no tardó en hacerse un hueco hasta lograr ser un indiscutible en las alineaciones del Real Madrid Castilla.
Sus dos mejores exhibiciones se han producido curiosamente en la misma ciudad. En Salamanca se estrenó como goleador el pasado 18 de noviembre y repitió ‘doblete’ el 3 de febrero, en este caso contra Unionistas. «Es increíble vivir este sueño», explicaba a La 8 tras la Gala del Deporte, un tanto abrumado, reconocía, por la vorágine de los últimos meses. «Sabía que fichaba por el mejor club del mundo y que era una oportunidad que no podía dejar escapar», destaca este joven extremo diestro que puede desempeñarse en cualquier posición del ataque. Su velocidad y sus cualidades técnicas llamaron la atención del Rayo Majadahonda, que lo fichó del Club Deportivo Cantalejo en la temporada 2015/2016. Antes también pasó por el Polideportivo Sepúlveda, otro club próximo a su pueblo, donde apenas encontraba niños con los que poder compartir sus sueños en torno al balón. 
Navares de Enmedio tiene 91 vecinos censados, según los últimos datos del padrón, y constituye uno de los espejos de la Castilla y León rural que se vacía. «No me imaginaba llegar tan lejos y menos siendo de un pueblo tan pequeño. Es un sueño y estoy consiguiendo algo que para mí es un orgullo», señala. En su perfil de Twitter presume de sus goles y también de las fotografías en las que aparece junto a Modric u Odriozola en entrenamientos del primer equipo. «Eso son palabras mayores. Yo ahora estoy con el Real Madrid Castilla y que pase lo que tenga que pasar», dice cuando se le pregunta por el posible salto a la primera plantilla.
El empate cosechado en el Estadio Alfredo Di Stéfano contra la Cultural Leonesa ha apeado al filial blanco de los puestos de ‘play off’, su gran objetivo, según indica De Frutos, que intenta no dejarse llevar por la euforia por su buen rendimiento: «A lo mejor es verdad que va todo un poco rápido, pero tengo los pies en la tierra, que es como se consiguen las cosas». Él, Fernando Llorente y David Martín son las banderas del fútbol segoviano, que no da un futbolista para Primera División desde que Juan Pablo de Miguel ‘Juanpa’ militara con el Numancia en la máxima categoría durante el curso 2004/2005.
De momento su lugar se encuentra en la Segunda División B, donde es uno de los jugadores con mejor cartel gracias a sus actuaciones con el Castilla y a los nueve tantos que anotó con el Rayo Majadahonda el curso anterior. «Es una de las competiciones más complicadas a nivel nacional. Hay muchos equipos y es muy competitiva y muy dura. Te obliga a ganarte las cosas en el campo», argumenta ahora desde la perspectiva de futbolista del Real Madrid. Vestir de blanco era una de sus ilusiones desde niño y disfruta de cada instante como si fuera el último.
«Es el mejor club del mundo. Tiene unas instalaciones increíbles, los jugadores y los compañeros son increíbles también...», aseveraba al final de la Gala del Deporte Segoviano, a la que acudió arropado los suyos. Por su familia de Navares de Enmedio, adonde cada vez tiene menos tiempo de volver aunque no deja de hacerlo. Allí, por supuesto, es una celebridad y él nota el cariño de su pueblo a través de las redes sociales: «Todo el mundo me da la enhorabuena». Y lo mejor de todo es que esta aventura no ha hecho más que comenzar para esta estrella en ciernes con sello segoviano.