Segovia, Cuéllar y El Espinar necesitan más policías locales

D. A.
-

Los tres cuerpos locales de Policía de la provincia se han visto mermados por jubilaciones que ya no se podrán cubrir hasta 2020. Cuéllar tiene 6 de sus 15 plazas vacantes; Segovia, una veintena; El Espinar, tres; a corto plazo convocarán 19 plazas

Segovia, Cuéllar y El Espinar necesitan más policías locales - Foto: Rosa Blanco

La Policía Local de Cuéllar, mermada por las jubilaciones, prejubilaciones y marchas a otros destinos, tiene seis de sus quince plazas sin cubrir y le está tocando anular muchos servicios de noche incluso en días laborables. La de El Espinar sólo tiene tres vacantes, aunque en la práctica funciona con el mismo número de efectivos que la de la villa cuellarana, nueve, ya que cuenta con 12 plazas creadas en total, y a duras penas está cubriendo ya todos los turnos. Y la de Segovia capital, con unos 90 agentes activos, ronda la veintena de vacantes y ha ajustado servicios como el de la grúa, que ahora sólo actúa cuando se le encargan retiradas concretas, sin patrullaje preventivo; o las patrullas de barrio, mucho más limitadas de lo habitual.
Así están a nivel de recursos humanos los tres cuerpos locales de Policía de la provincia, mientras sus ayuntamientos preparan nuevas oposiciones que se celebrarán en los próximos meses para cubrir 19 de sus vacantes: doce en Segovia, cuatro enCuéllar y tres en El Espinar. 
La sangría en las plantillas de los cuerpos locales de Policía está siendo más que notable en toda España. Las hay que se han quedado con menos de la mitad de sus plazas sin cubrir, sobre todo, como consecuencia del decreto que aprobó el Gobierno a finales de 2018 para adelantar la edad de jubilación voluntaria a los 59 años para aquellos agentes que sumen al menos 37 cotizados. Un derecho que se les reconoce en respuesta a una vieja reivindicación que no hace más que equipararles con otros cuerpos de seguridad, pero con la dificultad añadida de que este primer año de aplicación conlleva que haya que encajar en un solo ejercicio las bajas de seis. De hecho, en Segovia capital, sin ir más lejos, para 2020 se prevé la jubilación de dos agentes, mientras que este año podrían ser hasta 14, si bien ‘sólo’ 13 han fijado sus fechas de salida antes de diciembre de 2019.
El Ayuntamiento de Segovia quería convocar al menos 14 o 15 plazas por ello este año, pero al final deberá conformarse con 12, aparte de una promoción interna de oficial de Policía, tal y como refleja la resolución de Alcaldía del 28 de marzo con la que se ha aprobado la Oferta de Empleo Público por Jubilación Anticipada de Policías Locales, publicada en el BOP del 5 de abril. «Sólo podemos convocar las vacantes producidas o solicitadas antes del 31 de enero», explica la concejala de Personal,Marisa Delgado, así que las bajas registradas en fechas posteriores (hay al menos dos agentes que han decidido irse a otros cuerpos de Policía Municipal) sólo podrán cubrirse con la Oferta de Empleo Público que se apruebe para 2020.
En principio, el Ayuntamiento de Segovia espera resolver todos los trámites y celebrar las pruebas de selección para cubrir esas doce plazas en los tres próximos meses:«Deberían estar finalizadas en julio para dar comienzo la formación en la academia de Ávila en septiembre», precisa Delgado, de forma que los nuevos efectivos se puedan incorporar a la plantilla medio año después; de prácticas a partir de febrero o marzo y como agentes al 100% tres meses después, desde mayo o junio de 2020. En esas fechas la PolicíaLocal de Segovia seguirá teniendo vacantes, probablemente cuatro o cinco, pero nada comparable a lo que está viviendo (y sufriendo) este año.
No en vano, con fecha 31 de marzo sufrió ya la decimosegunda baja por jubilación de este año; la decimotercera será en octubre, y contando plazas sin cubrir por otros motivos que se arrastran de años pasados, la cifra de vacantes se situó por entonces en la veintena.
Cierto es, por otro lado, que dos agentes que recurrieron las oposiciones de 2016 lograron plaza finalmente este año y se incorporaron en febrero, mientras que en julio se espera la llegada de seis que ya se están formando en Ávila. Y después, en febrero o marzo de 2020, los 12 citados de las próximas oposiciones. 
Por otro lado, entre los futuros nuevos agentes de Segovia cabe la opción de que haya algún militar gracias al convenio con el Ministerio de Defensa que aprobó el Ayuntamiento en febrero para facilitar la incorporación de personal de las Fuerzas Armadas al mercado laboral. Según el texto de ese convenio, «en el marco de la oferta pública de empleo» del Ayuntamiento de Segovia «se reservará un máximo del 20% de las plazas convocadas, en turno libre, a militares profesionales de tropa y marinería con más de cinco años de servicio», por lo que, en esta próxima convocatoria de doce plazas, podrían tener dos; suponiendo que se presenten y aprueben, claro. El acuerdo con Defensa se firmó por primera vez en 2006 y entonces fue pionero en España, pero nunca se llegó a poner en marcha, según la concejala de Personal, porque «estaba obsoleto en la aplicación de normas». Por eso la firma de este convenio se ha concebido a efectos administrativos como una renovación pero, en la práctica, está por estrenarse.

Cuéllar. En la villa cuellarana trabajan actualmente «siete policías locales más el oficial y el suboficial», detalla el concejal de Personal,Tráfico ySeguridad Vial, Marcos Rodríguez, a pesar de que tienen 15 plazas creadas.De las seis vacantes que soportan, tres son por jubilaciones de este año y otras dos por agentes que decidieron irse a otros cuerpos locales «cuando apenas llevaban tres meses» en Cuéllar.«Inviertes tiempo y dinero en hacer las pruebas, formarles, etcétera, y después la ley (de Coordinación de Policías Locales de Castilla y León) permite que se vayan sin haber cumplido un tiempo mínimo de servicio para amortizar esa inversión», lamenta el concejal. Y en estos meses con la plantilla mermada, las complicaciones están siendo notables: «Nos está tocando anular muchos servicios de diario de noche, y tenemos una limitación importante en cuanto a los fines de semana», reconoce. El Ayuntamiento de Cuéllar aprobó en enero delegar en la Junta la competencia para la gestión y convocatoria del concurso-oposición de cuatro plazas, pero la Administración autonómica ha rechazado esta opción y deberá ser el propio Ayuntamiento el que lo haga. «Esperamos resolver el proceso en los próximos meses para que se puedan incorporar como muy tarde a principios de 2020, y si seguimos gobernando después de elecciones, desde luego que el objetivo será volver a tener 14 o 15 agentes para dar servicio las 24 horas», avanza.
El Ayuntamiento de El Espinar, por su parte, publicó en el Boletín Oficial de la Provincia del 8 de abril las bases reguladoras del proceso de selección para la provisión de tres plazas, dos de oposición libre y una de movilidad (para un agente que venga de otra plantilla de Policía Local de Castilla y León). «Ahora mismo tenemos doce plazas contando la del subinspector?, y sin cubrir tenemos esas tres», señala el concejal de Seguridad y Protección Civil de El Espinar, Ángel Manuel Cogolludo.
Sobre el papel, la Policía Local de El Espinar puede verse como la que menos problemas de plantilla tiene en Segovia, ya que sólo sufre tres vacantes, pero también tiene tres plazas menos que Cuéllar. «Realmente estamos bastante mal en cuanto a que cubrimos todos los turnos con un gran esfuerzo», matiza el edil, que confía en que las pruebas se lleven a cabo «entre mayo y junio» para que los elegidos puedan ingresar en la Academia de Ávila en septiembre. Y de esta manera, que la situación mejore realmente a partir de los primeros meses de 2020 tanto en la Policía Local de Espinar como en la Segovia y, tal vez, también en la de Cuéllar.