Las pymes contarán con 200 millones para planes innovadores

SPC
-

Junta y Empresa Familiar firman un protocolo para prorrogar el programa con el objetivo de crear 4.000 nuevos empleos durante la legislatura y la intención de contribuir al retorno del talento

El presidente y vicepresidente de la Junta posan junto a César Pontvianne y numerosos empresarios de la Comunidad tras la firma del protocolo. - Foto: Ical

El II plan de crecimiento innovador de pymes sellado ayer por la Junta de Castilla y León y Empresa Familiar pondrá a disposición de las pequeñas y medianas empresas 200 millones para invertir en proyectos arraigados a la tierra, que no se deslocalizan y en los que se va a priorizar el retorno del talento. Asimismo, esta financiación tiene como objetivo la creación de unos 4.000 empleos durante toda la legislatura.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Empresa Familiar, César Pontvianne, escenificaron la firma del protocolo en el Monasterio de Nuestra Señora de Valbuena de Duero, acto en el que ambos calificaron de «éxito» la primera edición de este plan.
Mañueco y Pontvianne destacaron que se trata de una iniciativa «pionera» de colaboración público privado en el marco de la Unión Europea. El primer programa llevado a cabo durante los últimos 18 meses ha servido para poner en marcha 43 proyectos, dos de cada tres en el medio rural, con una inversión directa de 90 millones, que se eleva a 307 millones si se tiene en cuenta la inducida, y la creación de 2.053 empleos.
El presidente de la Junta significó que estas cifras demuestran que se ha cumplido el objetivo, por lo que el segundo plan ya cuenta con 30 millones autorizados por el Banco Europeo de Inversiones, ratificados por las Cortes junto a otros 30 en la anterior legislatura, para dar continuidad a proyectos que se quedaron fuera de la pasada convocatoria.
Así, el nuevo plan, que multiplicará por tres la inversión directa prevista y por cuatro los empleos hasta llegar a los 16.000 garantizados, contará con proyectos en todas las provincias y sectores, en especial en zonas rurales, según explicó Fernández Mañueco, quien puso el foco en el retorno del talento que salió con la crisis como una de sus prioridades.
En un multitudinario acto, al que asistieron el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, entre otras autoridades, Fernández Mañueco trasladó la importancia de la empresa familiar para su Gobierno y subrayó que la creación de más empleo y de mayor calidad es uno de los objetivos fijados para su mandato, junto con una fiscalidad moderada o el abaratamiento del suelo industrial.
El presidente de la Junta insistió en que este plan demuestra el «compromiso claro» de su Gobierno con el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo desde el convencimiento de que Castilla y León tiene un «gran potencial y futuro en común para construir esta tierra y España».
Novedades

Por otro lado, el nuevo plan de crecimiento innovador incorpora tres novedades. La primera de ellas se centra en la posibilidad de que cada empresa financiada señale a su vez a tres proveedores micropymes, que recibirán la cobertura de financiación de Iberaval a coste 0 y diferencial 0. En segundo lugar destaca la vinculación con el plan de retorno del talento, de manera que la creación de empleo de las empresas priorice a los castellanos y leoneses retornados.
La tercera novedad introducida profundiza en la necesidad de que las industrias locales crezcan en tamaño, generen más innovación y tecnología y desarrollen nuevos puestos de trabajo. De esta manera, la economía de la Comunidad crecerá con más garantías, de forma más equilibrada y repartiendo riesgos.