Contratos opacos en el Segovia Futsal

Nacho Sáez
-

La bronca entre la Liga y la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala revela que el club tenía acuerdos con su plantilla que no declaraba a la competición.

Contratos opacos en el Segovia Futsal - Foto: Diego Gomez Gomez

Las polémicas en torno al Segovia Futsal están lejos de darse por zanjadas a pesar de su desaparición. En esta ocasión se ha situado en el centro de una bronca entre la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) y la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala (AJFS) después de que el abogado de esta última, Eduardo Meléndez, cargara con dureza contra aquella en una entrevista publicada por la web ‘Golsala’. «Es inaceptable que la LNFS consienta situaciones como la del Segovia Futsal», señala en el transcurso de una conversación en la que apunta que el club segoviano no debería haberse podido inscribir en Primera División la temporada pasada por las deudas que ya mantenía con la plantilla en ese momento. «Mi opinión personal es que por razones de amistad, conveniencia o por otras razones que desconocemos, la LNFS cerró los ojos ante los problemas que arrastraba», añade. 
También indica que, tras el cierre del mercado de invierno en enero, el Segovia Futsal se quedó con sólo seis jugadores con licencia profesional, de los que apenas tres cobraban un sueldo por encima del Salario Mínimo Interprofeso y uno incluso menos de 420. «En esas condiciones es imposible que un club milite en la Primera División de fútbol sala y esto lo consintió la LNFS», indica Meléndez, que considera que la situación vivida –a la que se añade que el club dejó a deber varios meses a la plantilla– «ha destrozado la economía familiar de una docena de jugadores y cuerpo técnico y ha puesto en peligro la integridad de la competición.
La LNFS ha respondido a través de un comunicado con siete puntos en el que, en primer lugar, defiende que el Segovia Futsal participó en la competición de Primera el curso pasado «por motivos deportivos» y porque superó los requisitos del Reglamento de Control Económico. Tras defender el rigor de su gestión («Es absolutamente falso, absurdo y desligado de toda razón argumentar que se permite la participación de un Club en la competición por motivos ajenos a los deportivos», afirma), critica que la AJFS haya intentado que jugadores que no tenían ficha profesional se beneficien del fondo de garantía salarial de la competición, una opción que excluye el convenio colectivo. En este sentido, revela además que algunas de las denuncias presentadas por los exjugadores del Segovia Futsal se amparan en contratos «no federativos desconocidos por la LNFS», que chocan –según subraya– con sus objetivos de transparencia y la intención de eliminar prácticas fraudulentas.
De momento la polémica ha quedado ahí, quizás a la espera de que haya una resolución que determine qué denuncias de la plantilla del  ya desaparecido equipo segoviano son afrontadas por la competición a cargo de su fondo de garantía salarial.