El fiscal jefe se despedirá en abril tras 18 años en Segovia

Nacho Sáez
-
El fiscal jefe se despedirá en abril tras 18 años en Segovia

Antonio Silva Jaraquemada pondrá fin a su carrera el 19 de abril tras una última parte marcada por su oposición a acusar en el caso de las prejubilaciones de Caja Segovia.

Nacido en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1947, ingresó en la carrera fiscal en 1974 y pasó por Vizcaya, Cádil y Toledo antes de situarse al frente de la Fiscalía Provincial de Segovia hace ahora 18 años. En la sede de la calle San Agustín, uno de los primeros casos relevantes que tuvo que afrontar fue el asesinato de la joven segoviana Cristina Gala Enjuto a manos de un compañero de la todavía entonces Universidad SEK, resuelto con una condena de veinte de años de cárcel tras el juicio con jurado que se celebró en la Audiencia Provincial.

Ajeno a las asociaciones profesionales judiciales -no formaba parte de ninguna-, lamentaba recientemente en este periódico que "yo jamás he podido acceder al Supremo o a una fiscalía de peso porque no era cromo para cambiar". "Así me lo dijo un ministro cuyo nombre me voy a callar. Hay que partir de la base de que, tanto en la carrera fiscal como en la judicial, sólo el 50 por ciento –si llega– están asociados. El resto no pertenecemos a ninguna asociación y ese hecho implica que no existimos. Para las referencias públicas, para las huelgas, para la prensa…", criticaba, al tiempo que llamaba la atención sobre la "politización" de la Justicia: "Está claro que existe. Por ejemplo, en la conformación de las asociaciones de jueces y fiscales, que para mí deberían desaparecer. Demasiado bien va la Justicia para lo que tenemos", añadía.

Él ha estado en la diana en los últimos meses por su negativa a acusar en el caso de las prejubilaciones de Caja Segovia al no apreciar delito. Al verse rodeado incluso llegó a abrir diligencias -poco después archivadas- contra el abogado de Izquierda Unida, Alberto López Villa, que dio a entender que la posición de la Fiscalía se debía a "motivos inconfesables e insostenibles". En la última sesión del caso, la fiscal encargada del caso, Pilar Orleta, volvió a insistir en que el procedimiento que se sigue contra los exdirectivos de Caja Segovia es un ejemplo de "enfrentamiento entre dos realidades, la moralidad y la legalidad" y que el plan de prejubilaciones se diseñó y se ejecutó conforme a la ley.

Las dudas en torno a la gestión de Segovia 21 ha sido otro de los asuntos que ha marcado el final de una carrera que en la provincia también le ha hecho partícipe de investigaciones que causaron un gran impacto social. Como la muerte de un hombre en su domicilio de La Granja a manos supuestamente del hijo de su pareja en 2006, aunque este finalmente fue absuelto. O el caso de la mujer que abandonó a su bebé recién nacido en un pinar de Chatún, en diciembre de 2011, y que fue condenada a diez años de prisión.

El próximo 19 de abril, Silva Jaraquemada pondrá fin a su carrera y dejará vacante la jefatura de la Fiscalía Provincial de Segovia. El nombre de su sustituto o sustituta todavía no se ha hecho público.