Volvo pone la etiqueta eco al nuevo S 90

SPC
-

La berlina sueca lleva una motorización de hibridación ligera y ha modificado algunos elementos exteriores

Volvo pone la etiqueta eco al nuevo S 90

Volvo ha actualizado su berlina más representativa, la S90 (que también dispone de una variante familiar V90), a la que ha modificado algunos elementos exteriores y ha dotado de motorizaciones de hibridación ligera con las que obtiene la etiqueta medioambiental ECO.
Los motores semihíbridos de 48 voltios están disponibles en toda la gama, lo que aumenta aún más la oferta electrificada de la compañía. En cuanto al diseño exterior, Volvo ha introducido una serie de mejoras tanto en la parte delantera como en la trasera, incluyendo nuevos faros antiniebla, un nuevo diseño del spoiler y un nuevo paragolpes delantero más bajo.
En su interior, el equipo de sonido de Bowers & Wilkins ofrece una experiencia acústica extraordinaria gracias a nuevas características como un amplificador mejorado, cancelación automática del ruido en el vehículo y un ajuste que imita el sonido de tu club de jazz favorito. Otra novedad es el filtro de aire avanzado con un sensor de partículas de 2,5 micras de diámetro. Desarrollado en un primer momento para el mercado chino e implementado ahora a escala mundial, permite a los conductores controlar la calidad del aire. Si el cliente lo desea, el filtro de aire avanzado puede filtrar prácticamente todas las partículas diminutas existentes en el aire del habitáculo en cuestión de minutos. 
Asimismo, todos los modelos de las series 90 y 60 ahora también incluyen puntos de carga USB-C dobles en la parte trasera en lugar de las tomas de 12 voltios. Incluso la función de carga inalámbrica para smartphones, introducida por primera vez en el XC40, ahora también está disponible en la mayoría de las versiones. En cuanto a los materiales, los exclusivos asientos de mezcla de lana a medida que se introdujeron por primera vez en el XC90 también se pueden equipar en estos modelos. 
En otros vehículos de la gama, Volvo está ampliando significativamente el número de opciones del propulsor semihíbrido de 48 voltios para que lo pueden llevar todos los vehículos de la marca sueca. Introducidos por primera vez en 2019 en los SUV XC90 y XC60, los motores de hibridación ligera ahora también están disponibles en las series 90 y 60, así como en el XC40, el más pequeño de los todocaminos. 
Con esta decisión, las opciones del V90 Cross Country representan las primeras versiones electrificadas en la historia de la gama. Este motor ofrece hasta un 15% de ahorro de combustible y una reducción de las emisiones. El sistema de frenado por cable eléctrico interactúa con el de recuperación de energía y baja el consumo al recuperar la energía cinética durante el frenado. Junto con la línea Recharge de vehículos híbridos enchufables y totalmente eléctricos, el resultado es que ahora hay un modelo Volvo electrificado para todos.