Torreiglesias quiere ser el pueblo más feliz de España

DS
-
Torreiglesias quiere ser el pueblo más feliz de España

A fin de encontrar soluciones al problema de la despoblación y degradación de pequeñas zonas rurales, se ha puesto en marcha un proyecto totalmente pionero para convertir a la pequeña población segoviana en el "pueblo más feliz de España"

La iniciativa forma parte de los proyectos puestos en marcha con motivo de la celebración del II Congreso Internacional de Alcaldes e Innovación y cuenta también con el apoyo de la Diputación de Segovia, COTEC e Isavia Consultores.

Al evento asistieron representantes de la Diputación de Segovia, como Antonio Sanz, Diputado Provincial y José María San Segundo, Director del Congreso de Alcaldes e Innovación, así como el Alcalde de Torreiglesias, Mario Pastor, y varios vecinos que están participando en el proyecto.
En el inicio del acto San Segundo lanzó "un reto a los alcaldes, y es que tengan en cuenta que la felicidad es un servicio público" y destacó que "se trata de un proyecto pionero donde se aplica metodología empresarial a un entorno rural".

Silvia Escribano, Socia Directora de Isavia Consultores afirmó que "si conseguimos que las personas que viven en estos pueblos sean más felices, conseguiremos atraer más población y estaremos contribuyendo de esta manera a un desarrollo más sostenible de los ecosistemas rurales, además de generar un efecto expansivo en toda la sociedad".

Escribano fue la encargada de presentar la metodología y primeros resultados obtenidos en el denominado "Territorio Feliz" de Torreiglesias. En esta primera fase se creó un equipo formado por una muestra representativa de vecinos del pueblo, con los que se han llevado a cabo tres encuentros.
En el primero de ellos, llamado "la felicidad en Torreiglesias" se ha evaluado el grado de felicidad en Torreiglesias con una metodología llamada "termómetro de la felicidad" a fin de establecer el punto de partida del estudio. Cada vecino valoró es una escala del 1 al 10 cuál era su grado de felicidad. Así, se estableció que el grado medio de felicidad en la localidad era de aproximadamente 6 puntos al inicio del proyecto.

En el segundo encuentro, denominado "conversando sobre felicidad", se plantearon tres cuestiones a fin de conocer qué es lo que más les gusta a los vecinos del pueblo, cuáles han sido sus momentos más felices y qué acciones creen necesarias para conseguir más felicidad.

Finalmente, en el tercer encuentro realizado hasta la fecha se ha promovido la comunicación intergeneracional,  mediante la creación de un "museo de las generaciones". A este fin se formaron 5 grupos de personas en función de su edad o alguna otra característica concreta. A todos ellos se les plantearon cinco preguntas, como: ¿cuál es vuestro día a día? ¿qué es lo que te vincula al pueblo y te genera felicidad? ¿cuáles son los momentos más difíciles?

Los vecinos participantes en el proyecto también tomaron la palabra para manifestar su satisfacción con la iniciativa.

Finalmente, San Segundo enumeró "los ingredientes necesarios para que una comunidad pueda cultivar felicidad, y que son la sostenibilidad, el compromiso y las personas"

El resultado final del proyecto será presentado con motivo de la celebración del II Congreso Internacional de Alcaldes e Innovación, que tendrá lugar el 14 y el 15 de noviembre en Segovia.