Aurora de la Puente, la estudiosa del esgrafiado segoviano

DS
-
Aurora de la Puente, la estudiosa del esgrafiado segoviano

El esgrafiado segoviano cuenta con un nuevo soporte para su consulta y lectura. El "Tratado sobre el esgrafiado en Segovia y su provincia" de Aurora de la Puente Robles, publicado por la Diputación en 1990, ve de nuevo la luz en formato digital

El libro original partía de la Tesis Doctoral que publicó la autora sobre esta materia y que está considerado por ser la obra determinante sobre esta técnica constructiva de ornamentación de las fachadas. Pero con el formato digital se espera que el trabajo goce de mayor difusión, accesibilidad y facilidad para su estudio. Además, ahora la obra gana en contenido gráfico y a todo color de las muestras de fachadas e interiores de edificios.

 

El esgrafiado es la técnica decorativa mural que mejor representa a Segovia. Sin bien es cierto que no es exclusiva de la provincia, es aquí donde se repite con mayor frecuencia e intensidad, según la autora, Doctora en Bellas Artes, catedrática de Dibujo y profesora de Dibujo en la Escuela Universitaria de Magisterio de Segovia hasta su jubilación. 

 

En Cataluña se realiza también en la zona de Vic y en Barcelona; en algunos pueblos de la provincia de Burgos, Ávila, Extremadura, también se pueden encontrar fachadas con esgrafiado, pero en ningún lugar aparece con la frecuencia e intensidad que se da en Segovia y su provincia, razón por la que se puede considerar como un sistema decorativo propio de la zona.

 

Conocido con el nombre de esgrafiado segoviano, técnicamente se diferencia del realizado en Cataluña, por los matices de los materiales. La arena de la zona de Vic es rojiza, sin embargo, la de Segovia, tiene gran cantidad de matices ocres, hasta pardos rojizos, como los encontrados en la comarca de Pedraza de la Sierra.

 

Mientras, el enlucido en color blanco de la zona de Vic no tiene relieve, a diferencia del de Segovia, en el que pueden aparecer hasta tres tipos diferenciados de relieve.

 

En el capítulo dedicado a la técnica, la autora indica tres tipos diferentes de relieve. Éste juega un papel decorativo y enriquecedor en los muros, muy importante, sobre todo en las obras realizadas con un relieve muy notable, pues cuando la luz solar incide sobre la fachada hace que se produzca una tercera dimensión de claro-oscuro y un juego sutil de formas cambiantes por el movimiento de la luz solar, dando lugar a que el efecto óptico de dibujo del esgrafiado sea diferente en cada momento.

 

El trabajo tuvo su origen en el verano de 1964, cuando la profesora visitó por primera vez la ciudad de Segovia, como Pensionada por la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, con la Beca de Paisaje del Paular. 

 

Desde el principio se fijó en la decoración de las fachadas, los patios y zaguanes. Años después alumbraba la tesis doctoral sobre el esgrafiado, que la Diputación de Segovia convirtió en libro.

 

El trabajo de Aurora de la Puente Robles es pionero porque fue la primera aportación sólida que se llevó a cabo sobre esta técnica. Se trata de un amplio trabajo documental que incluye un extraordinario fondo gráfico de todos los diseños y tipología que se aplican en los edificios civiles y religiosos tanto de la capital como de la provincia, así como de su ubicación, que ahora se enriquece con la digitalización tanto de textos como de imágenes. 

Aurora de la Puente, la estudiosa del esgrafiado segoviano
Aurora de la Puente, la estudiosa del esgrafiado segoviano