Desarticulada una banda que estafaba con coches de ocasión

DS
-
Desarticulada una banda que estafaba con coches de ocasión

Entre las víctimas se encuentra un residente en Segovia.

La Guardia Civil de Navarra ha desmantelado un grupo criminal que operaba en varias provincias y se dedicaba a realizar estafas en la compraventa de vehículos de ocasión. La investigación tuvo sus inicios a finales del año 2017 después de que la Jefatura Provincial de Navarra notificara una supuesta irregularidad en el cuentakilómetros de un turismo, del que su titular tenía sospechas acerca de una posible manipulación.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil realizó un estudio de los datos aportados, confirmando dicha manipulación, e inició una investigación para poder determinar la identidad de los supuestos autores. Fruto de un examen más exhaustivo de la información, pudo determinar la franja temporal en la que se había realizado la manipulación, procediendo a analizar a las personas y entidades que habrían participado de los hechos, así como a comprobar la existencia de otros vehículos que pudieran encontrarse en similares condiciones, y que pudieran haber sido comercializados por estas personas.

Los agentes continuaron las pesquisas y abrieron varias vías de investigación, lo que permitió la verificación de más vehículos manipulados y obtener las respectivas pruebas documentales. Así, se pudo identificar a las personas y entidades que participaban, conformando todas ellas un grupo criminal especializado en este tipo de hechos delictivos.

Estaba compuesto por 25 personas con dos líderes que repartían las tareas y daban las instrucciones al resto de los miembros. Estos se encontraban en las provincias de Almería, Madrid, Toledo y Levante, pero las víctimas están repartidas por toda la geografía española; una de ellas en Segovia. Para llevar a cabo sus funciones, utilizaban un entramado de empresas dedicadas a la compraventa de vehículos y alguna empresa pantalla, con el fin de no ser detectados y dificultar la labor policial.

La forma de proceder de los implicados consistía en comprar un vehículo de alta gama con un alto kilometraje y venderlos con los kilómetros reducidos, lo que les permitía hacerlo por un precio más alto del que habían pagado. El entramado de empresas y personas que lo conformaban dificultó enormemente la labor policial debido a que entre ellos simulaban venderse el vehículo.

Pero no sólo se cometían estafas a los compradores finales, sino que en alguno de los casos realizaban una doble estafa, ya que simulaban una avería importante en el momento en que se disponían a comprar un vehículo, con el fin de lograr rebajar su precio, obteniendo así un beneficio económico aún mayor.

Tras finalizar la fase de explotación y analizar todos los datos obtenidos, se ha podido determinar la existencia de un total de 67 vehículos de alta gama que habían sido vendidos con los kilómetros reducidos. Gracias a esta operación, bautizada 'Flyna', se han esclarecido un total de 86 hechos delictivos que van desde la propia estafa a falsedad documental y usurpación del estado civil. Los investigadores han tomado más de 160 declaraciones y han obtenido abundante documentación.

Entre las personas perjudicadas, la gran mayoría desconocía el estado real de su vehículo, aunque habían presentado en algunos casos diferentes averías que habían sido afrontadas por sus titulares debido al kilometraje registrado.

La Guardia Civil también ha comprobado que la reducción total de kilómetros efectuado a los vehículos ascendería a casi 12 millones. En cada uno se rebajaban entre 175.000 y 300.000 kilómetros. Un dato que los investigadores consideran muy importante desde el punto de vista de la seguridad vial dado que, debido al desconocimiento del estado real del vehículo, se podría realizar un inadecuado mantenimiento debido y alargar indebidamente su vida útil.