Ayudas de entre 500 y 2.000 euros para empresas turísticas

SPC
-

Los beneficiarios podrán pagar gastos de los suministros, alquileres de locales y seguros

Un grupo de turistas durante una visita a Ávila. - Foto: Ical

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó hoy las bases para la concesión de subvenciones destinadas al sector turístico de la Comunidad para hacer frente a la crisis ocasionada por el Covid-19. Las subvenciones buscan dotar de liquidez a las empresas turísticas que por motivo de la emergencia sanitaria atraviesen dificultades económicas por la falta de ingresos en el sector.  Esta convocatoria pública se concederá a quien cumpla los requisitos para ser beneficiario y "hasta agotar el crédito disponible". El importe de la subvención tendrá un tope máximo de 2.000 euros y mínimo de 500.

De esta manera, podrán utilizar esta línea para el pago de los suministros de electricidad, agua, gas y telecomunicaciones; el mantenimiento de instalaciones y maquinaria; el alquiler de locales, o en su caso hipotecas de los establecimientos donde se desarrolle la actividad turística (la subvención no podrá superar el 25 por ciento del gasto subvencionable total); los seguros; las cuotas por pertenencia a alguna asociación del sector; los gastos de asesoría fiscal, contable o legal relacionados con la pandemia; los de mantenimiento de los programas informáticos y los gastos correspondientes a publicidad 'on line'. Por lo tanto, están excluidos los gastos de personal y los correspondientes a suministros de materiales propios de su actividad como alimentos, bebidas, lencería y cubertería, entre otros.

La orden, consultada por la Agencia Ical, precisa que la cuantía global de las subvenciones se determinará, según las disponibilidades presupuestarias, en la convocatoria. Esta línea irá destinada a las empresas turísticas establecidas en la Comunidad de Castilla y León, ya sean personas físicas, jurídicas o comunidades de bienes, que sean titulares de establecimientos de alojamiento hotelero, de alojamiento de turismo rural, de camping, de albergue en régimen turístico, de restaurante, de salón de banquetes, titulares de actividades de turismo activo, titulares de agencia de viajes o guías de turismo de Castilla y León, siempre que el establecimiento, agencia de viaje, empresa de turismo activo o guía de turismo para el que se solicite la subvención se encuentre inscrito en el Registro de Turismo de Castilla y León, con anterioridad al 15 de marzo.

Las solicitudes se presentarán telemáticamente junto con la documentación, en el plazo y según los modelos normalizados que se establezcan en la convocatoria, a través del registro electrónico de la Junta, accesible desde la sede electrónica. Solo se podrá presentar una solicitud por cada establecimiento, actividad turística o guía oficial de turismo.

"Especial importancia"

La orden recoge que el sector turístico en Castilla y León tiene una "especial importancia" en la economía regional, como lo demuestra el hecho de que los ingresos generados por los visitantes durante el 2019 ascendieran a más de 2.000 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7,6 por ciento respecto al mismo período del año 2018, o que en 2019 visitaran la Comunidad casi nueve millones de turistas, que generaron 15,5 millones de pernoctaciones.

Añade que existen en la Comunidad de Castilla y León más de 32.000 empresas turísticas, en diversos ámbitos y con distintas estructuras, aunque, como en general en la economía castellana y leonesa, predominan las pymes y los autónomos, que empleaban a 74.463 personas, a 31 de diciembre de 2019.

También, precisa que el turismo es un sector dinámico, que además coadyuva a la fijación de población en el medio rural y que, dada su complejidad, fruto de su transversalidad y complementariedad con otras actividades económicas, es "merecedor" de un apoyo público para su mantenimiento, debido a las dificultades especiales que está sufriendo por la crisis sanitaria del Covid-19.