CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Navajeo

Esto no va de política, sino de machacar al contrario. Esto va de navajeo puro y duro, de sacar los colores al adversario, de hurgar en las hemerotecas, de resucitar viejas declaraciones y fotografías, de sacar punta a cada una de las comparecencias públicas.

Vox inicia la “reconquista” del modelo de España que defienden en la calle Reconquista de Oviedo y en la cueva de Covadonga, donde se conmemora la gesta de Don Pelayo contra los musulmanes. El PP toma referentes más actuales, y ha indignado al equipo de Sánchez abriendo cerca de la sede de Ferraz un local ficticio, 'Falcon Viajes', utilizando, según los socialistas, una fotografía en la que aparecen las hijas del presidente, lo que el PP niega. En cualquier caso, han colocado en el debate el uso que hace Pedro Sánchez del Falcon para sus viajes privados y electorales. El PSOE por su parte hace más daño al PP del que recibe de parte del PP y potencia a Vox, que es lo que más perjudica las ansias de gobierno de Pablo Casado, pues si Vox crece es a costa de que decrezca el PP. El último estacazo al partido de Casado ha sido aceptar la presencia de Vox en el debate que se celebra el día 23, debate en el que inicialmente solo debían participar los partidos con representación parlamentaria. El equipo de Sánchez se ha sacado de la manga una nueva fórmula de la que se ha aplicado hasta ahora: pueden participar aquellos a los que los sondeos dan al menos un 10 por ciento de voto. Punto en boca. Entra Vox. Divide y vencerás.

El PP por tanto, principal rival de los socialistas, para lograr un buen resultado tendría que superar los muchos errores cometidos con las listas y con declaraciones de torpeza inexplicable, y además contrarrestar la estrategia milimétricamente diseñada por el PSOE para dar más cancha a Vox de la que en buena ley tendría que dar a un partido extraparlamentario... pero que le hace e favor de debilitar a Pablo Casado. En cuanto a Rivera, los dardos le llegan, paradójicamente, del partido con el que podría gobernar, el PP: repite hasta la saciedad que hay que tener cuidado con votar a Ciudadanos, porque si suma suficiente, gobernará en coalición con el PSOE argumentando que el patriotismo le obliga a incumplir su palabra para impedir así un gobierno con independentistas.

De este juego de lanzadas en uno y en otro sentido, se salva Podemos: bastantes problemas tiene dentro como para que le hiera lo que le llegue de fuera. Las confluencias le han abandonado, Errejón presenta lista propia en Madrid aunque sigue siendo miembro de la ejecutiva, Iglesias recibe críticas por coger un largo permiso de paternidad en el peor momento, y la militancia de Izquierda Unida ha rechazado ir en una sola lista en varias circunscripciones.

Y esto no ha hecho más que empezar...