Excusas para no estar en una mesa electoral

D. Aso
-

Los sorteos del 28-A y el 26-M tocan a más de 5.600 segovianos y en comicios pasados se aceptaron bajas hasta por un partido de fútbol

Excusas para no estar en una mesa electoral

Más de 2.800 segovianos han sido designados por sorteo esta semana como miembros de mesa electoral para las generales del 28 de abril, y no todos se sienten precisamente agraciados ante la oportunidad de participar en primera línea en la ‘fiesta de la democracia’. A unos cuantos les aguará planes o compromisos que tuvieran para ese domingo, salvo que estos se presenten y admitan como excusas justificadas para librarse; y son unas cuantas las que recoge de forma expresa la ley (instrucción 6/2011 de la Junta Electoral Central), aparte de otras circunstancias personales que pudiera valorar igualmente la Junta Electoral de Zona.

Ahí queda, sin ir más lejos, la eximente que se aceptó en su día de tener entradas y viaje contratado para ver la final de Champions en Lisboa entre el Real Madrid y el Atlético el 24 de mayo de 2014, víspera de las últimas europeas. La instrucción citada está además en permanente revisión y en marzo de 2018, por ejemplo, se introdujo también como causa personal justificada el hecho de ser víctima protegida por una orden de alejamiento impuesta contra una persona que esté inscrita para votar en un mismo colegio electoral.

Pero lo que no cabe es no presentarse sin causa justificada, un delito que conlleva penas de tres a doce meses de prisión o multas de entre seis y veinticuatro meses (se fija la cantidad sobre la base de una cuota diaria). El juez que corresponda tiene la última palabra y, dentro del criterio de cada cual aplicado a las peculiaridades de cada caso, por esto se han puesto sanciones en España de más de 300 euros, de más de 500 euros incluso de varios miles.

Los sorteos se han ido celebrando en todos los ayuntamientos entre el sábado pasado y el miércoles de esta semana, si bien es posible que hasta el comienzo de la próxima sigan llegando notificaciones a los domicilios. Si le ha tocado algo ya puede celebrarlo, resignarse o presentar alegaciones en un plazo no superior a siete días desde la notificación; y si no, no se (des)preocupe porque, igual que en navidades con El Gordo y El Niño, este año las elecciones traen una segunda oportunidad (para finales de este mes o principios del siguiente) porque está por sortearse la composición de las mesas para la triple cita del 26 de mayo (municipales, autonómicas y europeas).

En total pueden ser por tanto más de 5.600 segovianos los llamados a filas electorales, casi un 5% de los que tienen derecho a voto (119.610) en la provincia. Y ojo, que uno que haya resultado elegido para el primer proceso tiene las mismas posibilidades que cualquiera de ser designado de nuevo. Para entrar en el sorteo ya se sabe además que no hace falta demasiado: ser mayor de 18 años y menor de 70, saber leer y escribir y tener graduado escolar o equivalente, aparte de no ser candidato y estar en el censo electoral. Dos de cada tres se podrán ir en cuanto se constituyan las mesas electorales antes de las 10 de la mañana del día de votación, ya que para cada una de ellas se designan tres titulares (un presidente y dos vocales) y seis suplentes (dos por puesto), de modo que son sólo tres los que deben quedarse toda la jornada.

La compensación para los miembros de Mesa asciende a una dieta de 65 euros, aparte de una reducción de cinco horas en su jornada laboral del día después de las elecciones, en el caso de trabajar por cuenta ajena o ser personal funcionario. Pero si aun así el afortunado vocal o presidente no se convence, junto a estas líneas queda la relación de excusas justificadas que se aceptan, aparte de las que puedan idearse, debidamente documentadas, para que se pronuncie la Junta Electoral que corresponda.

 

SUPUESTOS JUSTIFICADOS

LA EDAD

Ser mayor de 65 años (los que superan los 70 no entran en sorteo).

DISCAPACIDAD

La aportación por parte del interesado de la documentación de declaración de discapacidad, cualquiera que sea el grado, basta para que la Junta Electoral de Zona acepte la excusa (así se llama a nivel administrativo).

INCAPACIDAD LABORAL

La condición de pensionista de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez; así como la situación de incapacidad temporal para el trabajo (con baja médica).

EMBARAZO

La gestación a partir de los seis meses de embarazo y el período correspondiente de descanso maternal, sea subsidiado o no por la Seguridad Social. Estos supuestos deberán acreditarse mediante certificado médico o, en el caso del período de descanso por maternidad subsidiado, mediante copia del escrito de su reconocimiento. También la condición de madre, durante el período de lactancia natural o artificial, hasta que el bebé cumpla nueve meses.

INTERNAMIENTO

El internamiento en centros penitenciarios o en hospitales psiquiátricos, lo que se acreditará mediante certificación por parte de los responsables de los mismos.

DEMASIADO REPETIDOR

Haber formado parte de una Mesa electoral con anterioridad, al menos en tres ocasiones durante los últimos diez años.

ORDEN DE ALEJAMIENTO

La condición, debidamente acreditada, de víctima de un delito, declarado o presunto, en razón del cual se haya dictado una resolución judicial que permanezca en vigor, por la que se imponga una pena o medida cautelar de prohibición de aproximación, cuando el condenado o investigado destinatario de dicha prohibición figure inscrito en el Censo correspondiente a alguna de las mesas del colegio electoral al que pertenezca la mesa de la que deba formar parte la persona solicitante.

CUIDADO DE FAMILIARES

El cuidado directo y continuo, por razones de guarda legal, de menores de ocho años o de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial. Y el de familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por sí mismo.

POR TRABAJO

Quienes durante el día de la votación deban prestar sus servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones Públicas que tengan encomendadas funciones electorales. Quienes deban prestar durante la jornada electoral servicios esenciales de la comunidad de importancia vital, como los de carácter médico, sanitario, de protección civil, bomberos, etcétera. Directores de medios de comunicación de información general y los jefes de los servicios informativos que deban cubrir la jornada electoral. Y los profesionales que deban participar en acontecimientos públicos a celebrar el día de la votación, que estén previstos con anterioridad a la convocatoria electoral.

 

OTRAS EXCUSAS (A VALORAR)

LESIONES. La lesión, dolencia o enfermedad física o psíquica que, aunque no haya dado lugar a una declaración de incapacidad para el trabajo, impida ejercer las funciones de miembro de una mesa electoral, o convierta en particularmente difícil o penoso el ejercicio de tales funciones.

INCAPACIDAD PERMANENTE. Para una determinada profesión, siempre que los factores determinantes de la incapacidad concurran también por analogía en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral.

EMBARAZO DE RIESGO. La situación de riesgo durante el embarazo durante los primeros seis meses del mismo.

OPERACIÓN. La previsión de intervención quirúrgica o de pruebas clínicas relevantes en el día de la votación, en los días inmediatamente anteriores, o en el día siguiente a aquélla.

COMUNIDAD RELIGIOSA. La pertenencia a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación en una mesa electoral.

CAMBIO DE RESIDENCIA. El cambio de la residencia habitual a un lugar situado en otra Comunidad Autónoma.

EVENTO FAMILIAR. La concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con éste una relación de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad

PADRES. La condición de madre o padre de menores de catorce años, cuando se acredite que el otro progenitor no puede ocuparse del menor durante la jornada electoral, careciendo además el interesado de ascendientes o de otros hijos mayores que puedan hacerlo.