ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista. Editor de informativos de RTVCyL


Los debates

Hace 24 años mi admirado Jesús Fonseca podía presumir de pelazo y de ser el moderador del primer debate entre candidatos a presidir la Junta de Castilla y León. La contienda dialéctica no se retransmitió por la televisión y tampoco hubo alardes de escenografía o complejidades tecnológicas. En algún momento del cara a cara a cuatro el entonces presidente y aspirante del PP, Juan José Lucas, defendió que se institucionalizaran los debates. El no volvió a debatir; ha tenido que pasar un cuarto de siglo para conseguirlo.

Esta campaña electoral será recordada por el debate del pasado martes y por el que se celebrará el día 21. El afán de los partidos por llenar polideportivos o plazas de toros con fieles comprometidos con la causa, bocadillo y autobús gratis mediante, ha pasado a mejor vida. Ahora la única posibilidad de los candidatos de que una multitud les preste atención es a través de los medios de comunicación y de las redes sociales. La experiencia del primer debate ha superado la prueba del algodón con nota, tanto para los organizadores como para los participantes.

Puede que con el paso del tiempo llegaremos a ver debates menos encorsetados y con contendientes sin miedo escénico. Algún día quizás no sea necesaria tanta liturgia y la naturalidad se impondrá a los rigores de un formato que obliga a contratar árbitros de baloncesto para que nadie se sienta agraviado por hablar un segundo menos que el rival. En los medios de esta tierra hemos calificado de histórico el debate del martes. El adjetivo no resulta desproporcionado si tenemos en cuenta lo complicado que ha sido hacerlo posible y por los beneficios que aporta a la mejora de la calidad democrática.