scorecardresearch

El inicio de obras en la Carretera de La Granja, inminente

Nacho Sáez
-

La Junta de Castilla y León invertirá 2,2 millones de euros para la renovación y refuerzo del firme entre la Circunvalación y el Real Sitio, unos trabajos que afectarán también al carril bici y el paseo peatonal.

El inicio de obras en la Carretera de La Granja, inminente - Foto: Rosa Blanco

Las obras más costosas realizadas en la Carretera de La Granja en más de una década comenzarán de forma inminente. La Junta de Castilla y León aguarda la firma del acta de replanteo para iniciar unos trabajos que durarán al menos un año y medio y que afectarán a todo el tramo de esta vía comprendido entre la rotonda de la Circunvalación (junto al barrio de Nueva Segovia)  y el Real Sitio de San Ildefonso. El objetivo es la renovación y refuerzo del firme –incluidas sus seis rotondas–, pero también se actuará en el carril bici y el paseo peatonal que discurren de forma paralela.

La Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Junta de Castilla y León redactó el proyecto en octubre de 2017, pero no ha sido hasta el pasado 11 de junio cuando se ha adjudicado su ejecución, tras adaptar el proyecto a la situación urbanística, administrativa y técnica vigente. «Su estado de conservación es deficiente, con una superficie de rodadura envejecida, con presencia de tramos de firme agrietado, agotado con roderas, bacheado... que indica la necesidad de la actuación», subrayaba la memoria incluida en el pliego de condiciones. «El drenaje longitudinal de la carretera se efectúa a través de cunetas en tierras que presentan un estado bastante lamentable con agua en todas ellas, bien por falta de pendiente, bien por falta de limpieza, problema este que se ha agravado por la existencia del carril bici en su margen derecha y el paseo peatonal en su izquierda que es necesario cruzar para garantizar la salida del agua de escorrentía», añadía.

La Intensidad Media Diaria (IMD) de Tráfico que soporta parce justificar la actuación. En 2018 era de casi 12.000 vehículos en la zona más cercana a Segovia. Una cifra superior incluso a la que se registraba en la N-VI a su paso por San Rafael en 2019 (8.756), una de las carreteras consideras más conflictivas de la provincia. Sí que le supera la SG-20 precisamente en el tramo entre la Carretera de La Granja y la Autovía de Pinares (18.700 en algunas zonas). Una vía que se convirtió en la más peligrosa en los primeros años después de su construcción. Ahora el desdoblamiento de sus dos sentidos –que finalizó hace un año– le ha permitido dejar atrás esa imagen  vinculada a la siniestralidad.

El inicio de obras en la Carretera de La Granja, inminenteEl inicio de obras en la Carretera de La Granja, inminente - Foto: Rosa Blanco

Contar con cuatro carriles en la Carretera de La Granja es también el anhelo de muchos segovianos, aunque de momento no hay ningún avance en este sentido. Todas las cartas están puestas a fecha de hoy en las mencionadas obras, que el viceconsejero de Infraestructuras de la Junta de Castilla y León, el segoviano José Luis Sanz Merino, cree que comenzarán a finales de agosto o principios de septiembre. El pasado 2 de julio se formalizó el contrato con la empresa que resultó adjudicataria, Gosadex SL, que realizará una inversión de 2.245.881 euros, casi medio millón menos que el presupuesto base de licitación. Ahora se estudia eliminar una rotonda.

DRENAJE. Dado el estado general deteriorado del firme es necesario el fresado en una parte importante. En concreto en cuatro de las seis glorietas, mientras que en las otras dos se fresará todo el carril exterior. También se limpiarán las 14 obras de drenaje transversal con las que cuenta este tramo de la CL-601 –incluyendo en muchos casos el cauce, muy sucio y con vegetación abundante– y se demolerán las boquillas deterioradas con el objetivo de sustituirlas por otras nuevas. Respecto al drenaje longitudinal, el proyecto define las cuencas que es necesario revestir y otras actuaciones para su mejora.

Las obras se completarán con trabajos de señalización horizontal, vertical –en este caso solo se renovarán las golpeadas y tres más debido a que ya fue acometido por la Sección de Conservación y Explotación del Servicio Territorial de Fomento en 2018–, de balizamiento –se sustituirán los postes de la barrera de seguridad existentes y se prolongarán varios tramos de barrera de seguridad y se instalarán hitos de arista con disuasorios de fauna entre el kilómetro 4,500 y el 5,300– y de renovación y refuerzo del firme en el carril bici y de la pavimentación en el paseo peatonal. En este punto, el proyecto pone el acento en que las obras de ejecución se llevaron a cabo en 1999 y que desde entonces no se ha actuado en ninguna de esas dos infraestructuras.

Todavía se desconoce cuál es el plan de tráfico de la empresa, pero los usuarios habituales de la vía se pueden preparar para sufrir incomodidades, inevitables en cualquier obra que se lleve a cabo. Tampoco faltarán seguro en otros trabajos que el viceconsejero de Infraestructuras remarca que también se encuentran a punto de comenzar. Se trata del fresado y reposición del firme en la CL-607 en el tramo entre la Autovía de Pinares y Zamarramala, otra actuación largamente demandada. El concurso fue adjudicado el pasado 19 de julio a la empresa Ecoasfalt SA por 258.577 euros a pesar de que el presupuesto base de licitación también era superior (298.034,23). El plazo de ejecución previsto es de apenas dos meses.