América se acerca a los 100.000 fallecidos

Agencias
-

La región ronda los 1,6 millones de casos de coronavirus, con Estados Unidos a la cabeza, por delante de Brasil, Canadá y Perú, mientras se espera aún el pico más alto de la pandemia

América se acerca a los 100.000 fallecidos - Foto: Antonio Lacerda

El continente americano vive una de sus mayores crisis sanitaria, social y económica de los últimos tiempos y es que la pandemia de la COVID-19 está golpeando con fuerza en uno de los territorios, sobre todo Latinoamérica, menos preparados del mundo para prevenir y contener el virus.
En este contexto, América se acercó ayer peligrosamente a la cifra de 100.000 muertes a causa del coronavirus, mientras gran parte de la región aguarda todavía el pico de contagios e intenta mantener sus planes graduales de reapertura económica.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que en el mundo se registran ya más de 254.000 fallecidos con coronavirus y que los casos positivos son 3,7 millones.
Estados Unidos, el país más afectado del mundo, supera, además, las 75.000 muertes por coronavirus, seguido del Reino Unido (unas 30.700) e Italia (más de 29.900), según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.
En el continente americano, los países más impactados después de la primera potencia mundial siguen siendo Brasil (135.106 infectados y 9.146 fallecidos), Canadá (unos 66.000 contagiados y 4.500 muertos), Perú (58.526 casos y 1.627 decesos) y Ecuador (más de 30.200 enfermos y 1.650 defunciones).
Tras ellos se sitúan México (28.000 casos y 2.700 fallecidos), Chile (24.580 infectados y 285 decesos), Colombia (9.400 contagios y 400 muertes) y Panamá (más de 7.700 enfermos y 218 fallecimientos).
Con esto, el continente, donde todavía varios países aguardan el pico de la pandemia, ronda los 1,6 millones de casos y las 96.000 muertes. Unos 315.000 de esos contagios y 17.000 fallecimientos corresponden a Latinoamérica.
Además, se da la circunstancia de que la OMS calcula que el pico de la pandemia aún tardará entre tres y seis meses en llegar a los países más pobres y cree que en varias zonas, que incluye a países latinoamericanos, probablemente se está produciendo ya una importante transmisión del virus sin detectar, dada la poca capacidad de los sistemas de salud y laboratorios.
Esa situación se presenta en El Salvador, donde las autoridades impusieron el pasado jueves una cuarentena «absoluta» para tratar de frenar el contagio masivo del coronavirus y evitar el colapso de su sistema sanitario, en un país que ya reporta 695 casos y 15 muertes.
La misma tendencia muestra Chile, donde entre el pasado miércoles y el jueves se registró el mayor aumento de contagios desde que la pandemia llegó al país, con 1.533 nuevos infectados.

 

Ayudas urgentes

En medio de la emergencia, la ONU aumentó de 2.000 a 6.700 millones de dólares su solicitud de fondos para ayudar a los países pobres, entre ellos Venezuela y Colombia, y advirtió a las potencias de que si no apoyan a estas naciones sufrirán las consecuencias durante años.
La solicitud de ayudas tiene lugar en medio de las advertencias sobre los efectos económicos de la pandemia. Así, organismos internacionales alertaron de que el impacto de la crisis  provocará la peor recesión en la historia de la región.
Tal es la preocupación por la economía que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, junto a influyentes empresarios y algunos ministros acudieron a la Corte Suprema de Brasil para abogar por el retorno de la actividad económica.