scorecardresearch

Un equipo móvil para radiografías a pacientes de los pueblos

Sergio Arribas
-

El equipo de Radiología del Hospital General de Segovia idea y pone en marcha un servicio móvil que permitirá realizar placas a pacientes sospechosos de Covid-19. El ensayo, que ha arrancado hoy en Cuéllar, mejorará la rapidez en el diagnóstico.

Un equipo móvil para radiografías a pacientes de los pueblos

Con el visto bueno de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, el equipo de Radiología del Hospital General de Segovia ha puesto hoy en marcha un proyecto pionero, ideado por estos profesionales, que permitirá realizar radiografías torácicas a pacientes sospechosos de Covid-19 que residan en pueblos de la provincia. De esta manera, se evita que tengan que trasladarse al centro hospitalario de la capital para realizar esta prueba, que permite acelerar el diagnóstico de la enfermedad y su grado de afectación.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció este lunes, aunque de forma sucinta, que en Segovia se iba a desplegar un equipo de radiología portatil “para intentar con una ambulancia llegar a determinados sitios de la Comunidad Autónoma. Somos una Comunidad que tiene dispersión, por lo que podremos así intentar llegar para evitar que las personas tengan que desplazarse y seamos nosotros los que acerquemos ese tipo de recursos”.

El proyecto ha sido ideado por el equipo de radiología que dirige el doctor Javier Rodríguez Recio, que se inspiró en Madame Curie, que en 1914 inventó el primer aparato de radiografías móvil, con lo que logró salvar a miles de soldados en la Primera Guerra Mundial. Se trataba de un coche con un equipo de rayos x, una sala oscura para revelado y una dinamo para generar toda la electricidad necesaria para hacerlo todo funcionar a partir del motor de gasolina del coche.

Un equipo móvil para radiografías a pacientes de los pueblosUn equipo móvil para radiografías a pacientes de los pueblos

En este caso, la idea surgió al contar con un equipo de Rayos portátil, uno de los que la Consejería de Sanidad envió hace unos días a varios hospitales de Castilla y León, entre ellos a Segovia. El equipo del doctor Rodríguez Recio transformó ese equipo portátil en móvil, al montarlo en el interior de una ambulancia especial, de gran tamaño, que recorrerá los pueblos de la provincia y donde se realizarán las radiografías los pacientes con síntomas de coronavirus que están bajo control de Atención Primaria.

El propósito es realizar radiografías de tórax digitales a pacientes Covid-19, que después se envían por 4G, al servicio de Radiología del Hospital de Segovia. Los especialistas hacen de inmediato el informe, que dispone en su ordenador, en apenas cinco minutos, el médico de Atención Primaria.

Además de no tener que desplazarse al Hospital General de Segovia, el proyecto permitirá una inmediatez en el diagnóstico, para conocer, por ejemplo, el grado de avance de una incipiente neumonía, una de las afecciones graves que provoca el contagio por el coronavirus.

El equipo de Rayos X portátil llegó al Hospital de Segovia el pasado Viernes Santo a mediodía y, una vez conseguida la autorización para la puesta en marcha del proyecto, el montaje y adaptación al vehículo se produjo en apenas 48 horas, gracias a la ayuda, entre otros, de los especialistas médicos, técnicos de ambulancias y personal de mantenimiento del Hospital General de Segovia.

El equipo de rayos móvil ha comenzado hoy a prestar servicio en Cuéllar, donde se han realizado radiografías a 12 pacientes; mientras que mañana se desplazará a Riaza, donde se espera aumentar el número de pruebas. Este servicio es, en todo caso, un complemento a las pruebas radiológicas que se realizan en el Hospital General de Segovia, que verá también, de esta manera, aminorar el flujo de pacientes que precisan la prueba.

Otros equipos de otros hospitales de la región permanecen atentos a los resultados de este proyecto ideado en Segovia, con vistas a poder trasladarlo a sus respectivas provincias.