Herrera cumple y deja «en marcha» la Conferencia de Alcaldes

SPC
-

El órgano de cooperación entre la Junta y las entidades locales se constituye antes de concluir la legislatura con la ausencia de siete regidores de grandes municipios y cuatro presidentes de Diputación

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, presidió la constitución de la Conferencia de Alcaldes y Presidentes de Diputación. - Foto: Wellington Dos Santos Pereira (Ical)

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, cumplió ayer con su compromiso de dejar «en marcha» la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación, cuyo objetivo es abordar y vertebrar la Comunidad y que marca como asuntos en los que pueden trabajar en la próxima legislatura la pérdida de población, la ordenación del territorio, la financiación o la colaboración en eventos culturales.
La sede de la Presidencia de la Junta fue el escenario donde se constituyó formalmente la Conferencia de Alcaldes y Presidentes de Diputación como órgano de cooperación política entre el Gobierno regional y las entidades locales, aunque con bastantes ausencias ya que faltaron siete alcaldes de grandes municipios y cuatro presidentes de diputación.
El vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, destacó que todos los asistentes elogiaron el «acierto» de este órgano y felicitaron al presidente de la Junta por cumplir con este compromiso antes de dejar la Presidencia de la Comunidad.
«Castilla y León tiene dificultad para hilvanar proyectos de Comunidad, siempre cuesta mucho», reflexionó De Santiago-Juárez, que mencionó los fallidos modelos para contar con una caja de ahorros potente y la culminación de la ordenación territorial, bloqueada en las Cortes por la falta de acuerdo.
En esa idea, el vicepresidente subrayó que, desde el principio, se ha intentado crear «sentido de Comunidad» y reconoció que «se copia» de la Conferencia de Presidentes, que puso en marcha el presidente Rodríguez Zapatero entre el Gobierno y los autonómicos, para contribuir a cohesionar y vertebrar la Castilla y León.
El palentino Alfonso Polanco, vicepresidente de la Conferencia y presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias, resaltó que la política tiene que afrontar sus retos desde la cooperación, las alianzas y la colaboración y significó que haya producido un reconocimiento a las entidades locales. «Se trata de participar más en las competencias autonómicas y configurar un municipalismo útil», aseveró, según informa Ical.
Ambos dirigentes miraron a la pérdida de población, la financiación, la ordenación del territorio y la colaboración en eventos culturales como foco que enriquece y atrae turismo entre los asuntos de comunidad que puede y debe tratar la Conferencia ya «en marcha», que se tiene que reunir una vez al año, según la ley aprobada en las Cortes.
De Santiago-Juárez precisó que la pérdida de población requiere trabajo e implicación de todas las instituciones porque afecta a todo el territorio de la Comunidad -incluso a Valladolid capital- y diferenció la financiación de la Junta a las entidades locales a través de la participación en los tributos propios y cedidos de la pendiente financiación local que corresponde al Gobierno.
También incluyó la culminación del modelo territorial y se mostró convencido de que tendrá «un impulso definitivo» en la Conferencia, si bien recordó que, después de seis años de trabajo, «se enquista y atasca», en referencia a la falta de acuerdo de los grupos de la Cortes, en especial del Partido Socialista, para la aprobación de la ley que regula los mapas rurales.

Composición

La Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación -cambió el nombre para incluir el lenguaje inclusivo durante la tramitación en las Cortes- está presidida por quien ejerza la Presidencia de la Junta; un vicepresidente, quien ostente la Presidencia de la FRMP; el titular o la titular de la Consejería competente en materia de administración local; los alcaldes y alcaldesas de las nueve capitales y poblaciones de más de 20.000 habitantes; los presidentes de las diputaciones y un vicepresidente de la FRMP en representación de las entidades locales.
En esta sesión constitutiva, no asistieron los alcaldes de Burgos, Miranda de Ebro, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Benavente y los presidentes de las diputaciones de Burgos, León, Salamanca y Zamora. De Santiago-Juárez restó importancia a que no estuvieran todos, que achacó a compromisos de agenda y recordó que por ley son indelegables.
La creación de una Conferencia de Ciudades era uno de los compromisos del discurso de investidura del presidente de la Junta, en julio de 2015, que se amplió a alcaldes de más de 10.000 habitantes y presidentes de diputaciones con la aprobación en 2016 de una proposición no de ley socialista.
La ley entró en vigor el 28 de diciembre y el presidente de la Junta marcó un plazo de tres meses para su constitución porque «era bueno dejarla en marcha», explicó De Santiago-Juárez, que agradeció las palabras de que este foro es «necesario» y «no se puede dejar parar».