Mañueco pide "criterios unánimes" para la desescalada

SPC
-

"Castilla y León tiene nueve provincias, una gran extensión, y las decisiones deberían tomarse por ámbito provincial o incluso municipal", afirma

Mañueco comparece tras participar en la videoconferencia del presidente del Gobierno con todos los presidentes autonómicos. - Foto: JCYL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, recalcó hoy tras participar en la reunión por videoconferencia con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el resto de presidentes autonómicos, que para iniciar el proceso de desescalada cuando se controle la pandemia “debe haber criterios y condiciones unánimes, iguales para toda España, que sean fijados por los expertos”. “El cómo y cuando sí pueden hacerse de forma diferenciada por ámbitos territoriales, adaptándose a cada comunidad autónoma, a cada provincia o a cada municipio, pero hay que decir con claridad los criterios y condiciones”, explicó.

Según apuntó, es “fundamental” que exista “un documento único, basado en criterios objetivos, para todo el país”. En ese sentido, le trasladó al presidente del Gobierno que ese documento debe dejar claras cuestiones como cuál es el plazo mínimo para retomar la actividad desde que se constaten cero casos de contagio en provincias o comunidades; que el Ejecutivo central debe facilitar a las autonomías PCRs y test rápidos; hay que tener en cuenta la capacidad del sistema sanitario, no solo en hospitalización, sino la capacidad de UCIS y el propio sistema de atención primaria; y establecer claramente las medidas de protección para trabajadores, niños, etcétera, además de fijar sistema de trazabilidad único para toda España.

Fernández Mañueco explicó que la autorización de la movilidad “no significará que la gente pueda traspasar las fronteras de su localidad, provincia o comunidad” y pidió asimismo que las aplicaciones informáticas para medir, controlar y comunicar los nuevos casos de contagios “deben ser únicas para toda España”.

El presidente de la Junta insistió reiteradamente a lo largo de su exposición en que “ni todo el mundo tiene que hacer lo mismo, ni cada comunidad autónoma puede hacer lo que le dé la gana”, ya que “tiene que ser la comisión de expertos de comunidades autónomas la que debe trabajar, cuanto antes, para establecer unas condiciones que sean “iguales para toda España”, y cuya aplicación “debe ir viéndose en función de diversos criterios”, según informa Ical. “El cómo y el cuándo debe hacerse por comunidades autónomas. Castilla y León tiene nueve provincias, una gran extensión, y las decisiones deberían tomarse por ámbito provincial o incluso municipal”, afirmó. 

“Se deben hacer más test, hay que tener en cuenta la capacidad hospitalarias, las UCI extendidas, las medidas preventivas y tener identificado ese sistema de trazabilidad, recalcó. Para él, “la Atención Primaria será fundamental cuando se produzca la desescalada”, y para garantizar su buena labor “la Junta ha hecho un esfuerzo en la contratación de personal, de los MIR de último año como médicos adjuntos (muchos de los cuales son médicos de atención primaria), llamando y contratando a alumnos de último año de medicina, enfermería y otras especialidades”. “Mantendremos ese esfuerzo en el futuro”, sentenció.

Cuestionado sobre si en provincias como Palencia y Zamora, donde el número de contagios parece más controlado, la desescalada podría iniciarse antes, repitió que “hay que dejar trabajar a la comisión de expertos” (dentro de ella están el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y el profesor Ignacio Rosell), para que fijen criterios y que cuándo se apliquen se haga de la mano de las comunidades. 

“Sánchez ha dicho que estemos tranquilos, que no bajemos la guardia y que se va a trabajar codo con codo con las autonomías en esa desescalada. Debemos confiar en su compromiso.  Hay que dejar trabajar a los expertos y confiar en que la situación evolucione cada vez mejor. Se adoptarán medidas con fiabilidad, certidumbre, seguridad y garantía”, subrayó.