scorecardresearch

Casado convoca solo a Tudanca a una reunión sobre la sanidad

SPC
-

La consejera le ofrece un encuentro la semana que viene después de que el presidente le diera órdenes de que se convocase de forma «inmediata» a todo el grupo de expertos sanitarios

Verónica Casado y Alfonso Fernández Mañueco conversan en las Cortes en una imagen de archivo. - Foto: Rubén Cacho ICAL

La tensa jornada política vivida este martes en las Cortes de Castilla y León amenaza con extender sus tentáculos en el tiempo y ayer la consejera de Sanidad, Verónica Casado, desoyó el mandato del presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, de citar al grupo para la reforma de la sanidad pública –compuesta por todos los partidos y expertos–, al citar únicamente al líder socialista, Luis Tudanca, para una reunión la semana que viene para abordar la reforma sanitaria. El desencuentro vivido este martes entre los socios de Gobierno pudo vivir ayer un repunte en su intensidad después de que la titular sanitaria hiciera, al menos por ahora, oídos sordos a la petición de Fernández Mañueco de reunir «de manera inmediata» a todo el grupo de expertos de la reforma sanitaria. Y es que tras la sucesión de hechos ocurridos en el Parlamento autonómico, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, había dado órdenes a la consejera de Sanidad para que convocase el grupo de trabajo, pero, por el momento la consejera de Sanidad,Verónica Casado, solo ha enviado una carta al líder socialista, Luis Tudanca, con el fin de proponerle una reunión la próxima semana, en la que abordar las «necesarias y urgentes reformas» que precisa la Atención Primaria en la Comunidad. De esta forma, ni PP, ni el resto de la oposición estarían presentes en el encuentro entre Consejería y Partido Socialista. Según la misiva de Casado, la propuesta de reunión surge «con el fin de asegurar a todos los ciudadanos la continuidad de un servicio sanitario de calidad en ese ámbito asistencial». 

En su misiva, la responsable de la Sanidad autonómica traslada al líder socialista la situación de la Atención Primaria, en «punto crítico debido a la falta de profesionales, la ausencia de reformas durante años y la edad avanzada de una plantilla con muchos profesionales sanitarios cercanos a la jubilación o a la limitación de tareas por edad».

«Éstos son retos que hipotecan ya en un futuro cercano la continuidad de la actual prestación de la Atención Primaria en Castilla y León», asegura la consejera en la misiva, donde asegura que  «es el momento de  tomar de decisiones para afrontar reformas indispensables, es tiempo de que hagamos política sanitaria con mayúsculas: la salud de los castellanos y leoneses lo merece; es ahora o nunca». «Reforzar la Atención Primaria castellana y leonesa es, ha sido y será, aún a pesar de la pandemia, uno de los principales objetivos de la Junta para la presente Legislatura autonómica», añaden desde Sanidad.

Una propuesta de reunión con el líder socialista que llega tras el encuentro del martes entre Mañueco y  el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, y que se produce después de que PP y socialistas votaran juntos para que se retire el PlanAliste impulsado por la consejera. Punto este último que la parte de Ciudadanos del Gobierno tacharon de «error estratégico». 

Retirar la reforma

Por su parte, el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, lamentó a través de su cuenta de Twitter que el presidente de la Junta trate de convencer «de que la reforma sanitaria no era suya». «Es cómo Casado diciendo que el PP de ayer no es el de hoy», precisó, después de indicar que desconfía de la palabra del jefe del Ejecutivo autonómico. «Es enternecedor», añadió. «En todo caso, repito, retire la reforma, recupere la atención presencial y la frecuencia en los consultorios rurales. No hay más», indicó.

También salió ayer a la palestra el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que instó al líder socialista a que «cumpla y se siente con propuestas concretas y medibles» para atajar el problema que asola al sistema sanitario en la Comunidad. A través de su cuenta de Twitter, precisó que  Verónica Casado y su departamento «siempre» han estado dispuestos a escuchar. «3.550 consultorios y 1.300 médicos de atención primaria en zona rural, súmenle vacaciones, bajas, permisos y salientes de guardia», escribió Igea, para añadir a continuación: «esperando las propuestas del PSOE».

Fuegos de artificio

El secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, calificó de «fuego de artificio y numerito» el respaldo del PP a la PNL del PSOE para la retirada de la reordenación de la Atención Primaria. Por su parte, desde Por Ávila pidieron al PP y Cs «altura de miras y que antepongan los intereses de los castellanos y leoneses a los de partido para garantizar la estabilidad en la Comunidad».

Arrimadas asegura que el pacto de Gobierno está «blindado»

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quiso también salir al paso tras los últimos acontecimientos en la Comunidad y aseguró que el pacto de Gobierno entre su partido y el Partido Popular en Castilla y León sigue adelante toda vez que se sigue cumpliendo, y dio por hecho que el presidente castellano y leonés, Alfonso Fernández Mañueco, «cumplirá su palabra» con respecto a este acuerdo. «No hay motivo para adelantar elecciones», aseguró. A preguntas de los medios tras una rueda de prensa en compañía del presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, con quien mantuvo un encuentro de trabajo ayer, Arrimadas insistió en la «magnífica relación» que tiene con el presidente de Castilla y León, una persona «cordial, accesible» y con la que mantiene un contacto «frecuente».

«El Gobierno sigue adelante y se sigue cumpliendo el acuerdo», enfatizó, si bien reconoció alguna «discrepancia en el legislativo», en referencia a la propuesta socialista que salió adelante en el Parlamento autonómico, informa Europa Pres. Con todo, confirmó que el Gobierno en esa región es «sólido» toda vez que salen adelante distintos acuerdos como leyes por la Transparencia y por la protección del denunciante.