ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Sin preguntas no hay cobertura

La noticia ha pasado inadvertida, y eso que es una noticia generada por periodistas.

Y es que hace unos días la Asociación de la Prensa de Madrid ha reclamado al Presidente Pedro Sánchez que "suprima" la limitación de preguntas en sus ruedas de prensa y comparecencias públicas. Recuerdan los colegas que la función de los periodistas es informar, y que ese es un mandato constitucional, el derecho a la información y que por tanto los responsables políticos deben de someterse al "escrutinio de la opinión pública a través de los medios de comunicación.

Y ponen un ejemplo: el pasado 11 de diciembre se convocó a los periodistas en Moncloa para, supuestamente, dar cuenta de que el Rey acababa de proponer a Pedro Sánchez como candidato a la investidura de la jefatura del Gobierno.

¿Qué sucedió? Pues que en dicha rueda de prensa el Presidente solo admitió dos preguntas.

Lo cierto es que Pedro Sánchez no suele dar entrevistas en los medios salvo cuando hay elecciones. Sánchez prefiere que los informativos de la tele, la radio y los periódicos "informen" de cuanto hace pero esquiva las preguntas de los periodistas que acuden a cubrir los actos en los que participa.

Como durante décadas me he dedicado a la información parlamentaria y política sé que en general los políticos tienen un sentido instrumental de los medios de comunicación, los ven como un fastidio. A los políticos los que les gusta es la "propaganda". Por eso hacen lo imposible porque sus comparecencias públicas sean eso, un acto de propaganda. Sus asesores montan el escenario y a los periodistas se les convoca como parte del "atrezo", porque de lo que se trata es que las cámaras enfoquen bien al político de turno, le saquen favorecido, este diga lo que se le antoja y a ser posible, no se la hagan preguntas o en el peor de los casos solo dos o tres y procurarán que las hagan quienes creen que les son más afines.

Y ese es un mal que padecen todos los partidos y todos los gobiernos. De ahí la campaña "sinpreguntasnocobertura" de la Asociación de la Prensa que debería de ser respaldada por los propietarios y directores de los medios de comunicación.

Es degradante para un periodista acudir a una rueda de prensa en la que unas veces le entregan un comunicado para que lo difunda, pero no aparece ningún dirigente para dar explicación alguna, o que acuda a una rueda de prensa donde se limitan las preguntas o simplemente no se admiten.

Por tanto y haciéndome eco del comunicado de la directiva de la Asociación de la Prensa de Madrid, me parece que hay que denunciar alto y claro todas las situaciones en que los políticos convoquen a los medios negándose a responder preguntas y convirtiendo a los periodistas como decía en simple atrezo.

Como les decía durante décadas ejercí el periodismo y si algo comprobé es que a la mayoría de la clase política "vive" lo de la libertad de expresión como un inconveniente que intentan soslayar con trampas como la de no admitir preguntas en las ruedas de prensa.