La Junta agiliza el plan industrial que sustituye a Vestas

S. González
-
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, junto al presidente de Network Steel, Óscar Heckh (d), y el alcalde de León, Antonio Silván. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Pilar del Olmo remarca la inversión de 100 millones y la creación de 350 puestos de trabajo directos, de los que 200 podrían estar ya contratados durante el último trimestre del año

La Junta ha declarado prioritario el proyecto industrial de Network Steel en Villadangos del Páramo (León), que contempla la implantación de una nueva fábrica de bobina de acero galvanizado fino y de espesores especiales en las antiguas instalaciones de Vestas, multinacional que cerró la factoría. La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, explicó que se simplifica y agiliza la tramitación administrativa para impulsar una iniciativa que conlleva una inversión superior a los 100 millones de euros y la creación de 350 puestos de trabajo directos, aunque calculó que se sumarán más de un millar de empleos indirectos.
Del Olmo indicó que ya se han producido las primeras incorporaciones a la plantilla, a la que tienen acceso prioritario los trabajadores despedidos por Vestas, que en el último trimestre del año llegarán a 200 y en una fase posterior que culminará en 2021 se sumarán 150 más, cuando la producción esté a pleno rendimiento. Esta compañía produce entre 250.000 y 350.000 toneladas de acero anuales.
Tras explicar que «la industria pesada suele generar 2,5 puestos indirectos por cada uno directo», la consejera insistió en la importancia de este plan industrial, ya que Network Steel, que también cuenta con una planta en Aranda de Duero (Burgos), prevé convertir a la localidad leonesa en su «cabecera empresarial». De hecho, informó que la Junta ya cuenta con demanda de parcelas anexas por parte de empresas auxiliares.
Del Olmo justificó la declaración de proyecto prioritario por sus propuestas de inversión orientadas a la implantación o ampliación de instalaciones que impliquen una expansión significativa del tejido productivo de la Comunidad o ayuden a su consolidación. La Junta ha tenido en cuenta para ello la repercusión económica y social del plan industrial examinado y su posible componente tecnológico e innovador, entre otros criterios.

Sector del acero. En este sentido, el proyecto de Network Steel para Villadangos del Páramo supondrá la apertura de una nueva instalación industrial del sector de la transformación y el tratamiento del acero. La puesta a punto de esta factoría será fruto de un proceso de reconversión de las dependencias que hasta hace unos meses ocupaba Vestas, dedicada a la fabricación, venta, montaje y mantenimiento de aerogeneradores. La compañía danesa anunció en agosto de 2018 el cierre de su centro productivo, proceso que concluyó con un expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo de alrededor de 500 empleados, a lo se añade el impacto causado sobre otro millar de trabajadores vinculados a su actividad.
Precisamente, para paliar el efecto de esta deslocalización se considera de interés general la implantación de Network Steel, puesto que además de constituir una iniciativa empresarial significativa por sí misma -dadas sus repercusiones en términos de inversión y empleo y el componente tecnológico e innovador que tiene asociado–, contribuye a «borrar» las consecuencias negativas de la marcha de la multinacional danesa.
Esta fábrica de bobina de acero ayudará a la recuperación económica de esta zona leonesa y ejercerá un efecto dinamizador de otras actividades productivas, indicó Del Olmo. Además, de acuerdo con los planes anunciados por la propia compañía, la factoría suministrará materia prima a las unidades productivas de bobina que tiene en Aranda de Duero y Santander.

Dos años de trabajo.

La compañía, la Junta y el Gobierno firmaron el pasado mes de noviembre un protocolo para reactivar la industria en el entorno. La primera de las medidas fue la aprobación del programa territorial de fomento para Villadangos del Páramo entre 2017-2020.
El documento articula, entre otras medidas, la bonificación del 50 por ciento de las tarifas de suelo en el polígono industrial, que gestiona la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE); y la constitución de un fondo de capital riesgo dotado con 10 millones -gestionado por Sodical Instituto Financiero en el marco de la Lanzadera Financiera- para apoyar iniciativas de reindustrialización.
A ellas se unen la mejora de las infraestructuras de transporte y energéticas, como por ejemplo las de gas; actuaciones de formación del capital humano y medidas de simplificación administrativa.