El Banco de Alimentos espera superar las 23 toneladas

D. M. Arranz
-

El Banco de Alimentos de Segovia se suma a la séptima Gran Recogida de Alimentos este viernes y sábado con la presencia de casi 200 voluntarios en los súper e hipermercados de la provincia

El Banco de Alimentos espera superar las 23 toneladas - Foto: Rosa Blanco

Un pequeño gesto puede cambiarlo todo. Es una máxima que siempre se cumple y este viernes y sábado los segovianos tienen la oportunidad de aportar su granito de arena para convertirlo en una gran montaña de solidaridad. El Banco de Alimentos de Segovia se suma un año más a La Gran Recogida con el objetivo de superar las 23 toneladas de alimentos para los más desfavorecidos. 
Una labor ardua, poco reconocida, y altruista que realizan los voluntarios, cada vez más mayores, y que acusan la falta de relevo generacional. En los supermercados, híper y tiendas de alimentación de Segovia y provincia estarán este viernes y sábado cerca de 200 voluntarios tratando de llenar los carros de alimentos para ayudar a casi 2.400 personas. «Ahora la cifra es mayor, siempre después del verano hay gente que va al paro y las organizaciones que les atienden nos demandan más ayuda», subraya Rufo Sanz, presidente del Banco de Alimentos de Segovia.
Una situación de extrema vulnerabilidad que también va en sintonía con las precarias condiciones en las que tienen que desarrollar su labor altruista en el Silo y en una nave en el polígono de Hontoria en la que no tienen cámaras frigoríficas. Tampoco furgonetas isotermo para poder transportar productos perecederos. Sí estos llegan hasta el Banco deben derivarlos con la mayor brevedad a otras provincias como Valladolid, Salamanca o Zamora al no poder garantizar su perfecta conservación.
Incluso conviven con situaciones desagradables como robos y destrozo de material. «Hace algo más de un mes intentaron abrirnos una furgoneta y nos destrozaron las cerraduras. Los alimentos que había dentro eran pocos y no merecían la pena», indica Rufo Sanz, que insiste en que su único fin es «ayudar al necesitado», a pesar de las trabas con las que se encuentran día a día.
AYUDA. Desde el Banco de alimentos hacen una llamada urgente a la ciudadanía para que puedan entregar alimentos como arroz, pasta, legumbre o productos como el tomate para que los más necesitados puedan «llenar una buena despensa» para hacer frente al frío invierno, aunque también solicitan dulces navideños para sacar una sonrisa «a los que no lo están pasando bien». No pierden la esperanza de que algún día se erradique la pobreza, pero sus sensaciones no son nada halagüeñas y ven como «las necesidades de los segovianos son mayores». 
Desde esta ONG se muestran agradecidos a las instituciones que les apoyan, y a la Fundación Caja Rural que les dona la recaudación de su carrera y marcha popular, pero esto no es suficiente para mantener «unas instalaciones con  unas condiciones dignas», que cuenten con un servicio básico como la luz. El pasado mes de julio  la falta de espacio provocó no que pudiesen llevar a cabo una recogida de alimentos. ‘Somos solidarios’ es el lema de esta séptima edición que apunta a ser un nuevo éxito.