El Alcázar custodia el documento más antiguo de Defensa

Europa Press
-
El Alcázar custodia el documento más antiguo de Defensa

Desde su fundación, el Archivo General Militar de Segovia conserva la documentación generada por las instituciones del Ejército de Tierra

El Alcázar de Segovia, sede del Archivo General Militar más antiguo de las Fuerzas Armadas, atesora también el documento más vetusto conocido del Ministerio de Defensa, lo que le convierte en el punto de partida de los más de 155 kilómetros de estanterías sobre la historia de España que acumula la institución.

El documento más remoto que se conoce del fondo, que data del 15 de febrero de 1477, es la Carta de perdón otorgada por los Reyes Católicos a Juan de Cárdenas, líder del bando que apostó por la causa de Alfonso XII durante el reinado de Enrique IV y a quien los monarcas mostraron merced tras entrar a mano armada en la ciudad de Andújar (Jaén).

La carta, según han señalado fuentes del Ministerio de Defensa a Europa Press, está fechada en la época en que los Reyes Católicos subieron al trono, en un momento en el que gran parte de Andalucía se encontraba sumida en una guerra solapada, consecuencia de los acontecimientos de los últimos años del reinado de Enrique IV y la guerra de sucesión desatada tras su fallecimiento.

En este contexto, los nuevos monarcas trataron de asentar su autoridad en todo el reino como paso previo a la pacificación del territorio y con el objeto de desarrollar su proyecto político. Por ello, los Reyes Católicos desarrollaron la política de perdones a fin de recuperar para su causa a aquellos que, por una u otras razones, se habían enfrentado a ellos o habían aprovechado el desorden reinante para obtener beneficios ilícitos.

Se trata, en definitiva, de una medida necesaria para sanar las heridas causadas por el enfrentamiento civil y para ganar, con muestras de clemencia, autoridad a los ojos de sus súbditos. De este modo, la generosidad de los Reyes impondría a los beneficiarios, en contrapartida, la sujeción a sus criterios, además de los cimientos de la reconstrucción interior en la que asentarían su proyecto de gobierno.

Así, se concedieron perdones que afectan a tanto a personas notables como a los vecinos de ciertas ciudades, consecuencia de la justicia impartida por los monarcas a su llegada, como es el caso de la carta remitida a Juan de Cárdenas.

En cuanto al ingreso de este documento en el Archivo General Militar de Segovia, "todo son hipótesis", reconocen las fuentes del Ministerio consultadas, aunque "lo más probable" es que llegara a sus estanterías como parte de un expediente del que se desgajó posteriormente por cuestiones archivísticas, conservándose hasta la actualidad.

EL ARCHIVO GENERAL MILITAR DE SEGOVIA. Creado por Real Decreto de la Reina Regente María Cristina el 22 de junio de 1898, el Archivo General Militar de Segovia es el más antiguo de las Fuerzas Armadas y se emplazó, desde sus inicios, en el emblemático Alcázar de la ciudad. Desde su fundación, el Archivo General Militar de Segovia conserva la documentación generada por las instituciones del Ejército de Tierra desde mediados del siglo XVIII hasta hoy día.

Entre sus 16 kilómetros de estanterías, destacan expedientes militares de oficiales del Ejército de Tierra del siglo XVIII al XX, además de una colección de '"célebres", que reúne documentos firmados por Felipe II, Felipe IV, Alfonso XII o Fernando VII, así como expedientes de ministros, capitanes generales, personalidades ligadas a la Corona.

Actualmente, tiene sus dependencias divididas entre dos edificios de carácter histórico, el Alcázar de Segovia y la conocida como Casa de la Química. En el Alcázar, están situadas la mayor parte de las oficinas administrativas y técnicas, la sala de investigadores y 17 salas de depósito. Por otro lado, en la Casa de la Química, se encuentran el Área de Control, parte de las oficinas administrativas y cuatro salas de depósito.