Guerra abierta para acabar con los puntos ciegos

SPC
-

El MIT desarrolla una cámara que analiza las sombras de los objetos que están alrededor del vehículo y avisa de una posible colisión

Guerra abierta para acabar con los puntos ciegos - Foto: chombosan

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) está desarrollando un proyecto llamado ShadowCam;  una cámara virtual que interpreta las sombras, con el propósito de acabar con los peligrosos puntos ciegos. 
La llegada del coche autónomo es una realidad que se materializará a corto/medio plazo, pero aún tiene que lidiar con un buen número de impedimentos técnicos. Si para un humano con todas sus habilidades, conocimientos y capacidades de percepción e improvisación le resulta complicado moverse en un garaje, para un coche autónomo es un reto poco menos que titánico. 
La capacidad de detección de los objetos es crucial tanto para una persona como para un vehículo autónomo, y por eso con la ShadowCam están tratando de ver las cosas que no se ven. Como su nombre indica, este dispositivo sería capaz de detectar las variaciones en las sombras que rodean a los objetos que impiden la visibilidad.
Guerra abierta para acabar con los puntos ciegosGuerra abierta para acabar con los puntos ciegosSegún los investigadores, la ShadowCam consigue detecciones más rápidas que los sensores LiDAR, estimadas en medio segundo aprovechando que los radares solo detectan a los objetos que sí son visibles. En los tiempos en los que se mide un accidente, esa anticipación de entre 0,5 y 0,72 segundos podría marcar una gran diferencia.
Así, la ShadowCam puede prevenir accidentes como objetos ocultos contra los que poder colisionar al maniobrar alrededor de una columna o detectar a un peatón saliendo entre dos coches aparcados. Esta habilidad no solo permitirá evitar accidentes, sino que también ayudará a los coches autónomos a modificar su comportamiento y a las ayudas electrónicas a preparar al coche antes de un accidente para mitigar en la medida de lo posible las consecuencias del impacto.
Para conseguirlo el sistema capta secuencias de fotogramas de vídeo en puntos clave, como alrededor de una columna, y analiza cada ‘frame’ mediante odometría visual buscando variaciones en la intensidad de la luz. ShadowCam es capaz de interpretar estos cambios como objetos ya sean fijos o en movimiento.
Guerra abierta para acabar con los puntos ciegosGuerra abierta para acabar con los puntos ciegosPor el momento la ShadowCam ya ha sido probada, pero solo en garajes interiores y sobre condiciones de iluminación constantes, pero los desarrolladores son optimistas y están convencidos en que su dispositivo puede suponer un gran avance en materia de seguridad.
ver los ángulos muertos. Mientras en el MIT siguen buscando solución para las zonas invisibles fuera del vehículo, Alaina Gassler, una adolescente de 14 años, ha desarrollado una posible solución para resolver el punto ciego en los coches en marcha. Es decir, aquellas pequeñas áreas que no se ven por los espejos retrovisores.
¿Cómo? Colocando una cámara en el techo del vehículo y un proyector en el interior que retransmite lo que queda oculto a la vista.
Gassler inició este proyecto para el concurso Broadcom Masters de ciencia e ingeniería en Pensilvania (EEUU). Esta idea se le ocurrió al observar las dificultades que tenía su madre al conducir un Jeep Grand Cherokee debido a los puntos ciegos del coche. Por ello decidió instalar una webcam en el techo del vehículo.
En el primer prototipo, la joven utilizó un proyector en el interior del coche, que emitía en directo lo que grababa la cámara. El proyector reproduce las imágenes en una pieza especial que la joven imprimió con ayuda de una impresora 3D, con lo que desaparecen los puntos ciegos, ya que hace que los montantes sean translúcidos.