Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio

D.S.
-

El incendio que se registra en el Parque del Guadarrama, en La Granja, ha ocasionado tristeza, dolor y rabia entre miles de segovianos que siguen con interés la evolución del siniestro con el deseo de que la pesadilla concluya cuanto antes.

Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio

La Sierra del Guadarrama es para los segovianos un paraje de enorme interés medioambiental, que conocen y trasladan de generación en generación,  por lo que cualquier daño lo perciben como suyo. De ahí que, ayer, fuera un domingo negro para este paraje Reserva de la Biosfera, máxime cuando se pudo seguir en directo su evolución, debido a la gran columna de humo que se podía percibir desde varios kilómetros y, ya de noche, incluyo las llamas, en un espectáculo dantesco que encogía el corazón. Además, nadie era ajeno del vuelo de los aviones anfibios y helicópteros que cargaban agua en el embalse del Pontón en el conocido como 'Mar' de los Jardines del Palacio Real, que hoy abrirá sus puertas hasta que no hayan concluido las labores de extinción, teniendo en cuenta también la proximidad del fuego con este lugar histórico.

Con la etiqueta #IFLaGranja , este siniestro, del que no se conocen antecedentes históricos, ya que siempre ha sido una zona mimada, comenzando por los vecinos de La Granja, Valsaín y La Pradera,  el siniestro es tendencia en España en Twitter con 13,799 tweets, donde se llega a plantear la posibilidad de que el fuego haya sido provocado, como el registrado al otro de la sierra, en Madrid,  y se expresan muestras de apoyo a quienes están trabajando en la extinción, tanto desde tierra como desde el aire. 

Más fotos:

Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio
Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio
Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio
Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio
Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio
Tristeza, dolor y rabia de los segovianos por el incendio