La red de traficantes asesinó a uno de sus miembros

Nacho Sáez
-

La Delegación del Gobierno da por desarticulada "completamente" una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales en Leganés, Segovia y Miranda de Ebro que asesinó a uno de sus miembros el pasado mayo.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha anunciado que se ha desarticulado "completamente" una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales en Leganés (Madrid), Segovia y Miranda de Ebro (Burgos), que además está implicada en un asesinato cometido a principios del pasado mes de mayo. Han sido detenidas 23 personas -todas ellas españolas-, se han practicado trece registros y han sido incautados casi trece kilos de cocaína de gran pureza valorada en unos 760.000 euros, 48 gramos de anfetamina y dos de metafentamina, varias dosis de hachís dispuestas para la venta, cinco vehículos de gama media y alta y más de 7.000 euros en metálico.

La operación 'Resurgir' -aunque el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, José Luis Ramírez, no lo ha querido desvelar, ha sido bautizada así por haber sido dirigida por el jefe de la Unidad Antidroga, Miguel Ángel Barbero, que se reincorporó en los pasados meses a su puesto tras archivarse la investigación que pesaba sobre él- se inició a principios de este año después de que el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) detectara un aumento de la venta de sustancias estupefacientes (especialmente cocaína) en zonas de ocio de Segovia y localidad próximas.

Identificó a varias personas, entre las que llamó la atención las medidas de seguridad que adoptaban y que dificultaban la labor policial. Por ejemplo, llevaban menores en los vehículos para pasar desapercibidos y, en sus comunicaciones, prácticamente sólo utilizaban plataformas de mensajería instantánea y si tenían que realizar una llamada lo hacían desde el coche y en movimiento para complicar su localización. Aun así los investigadores consiguieron descubrir que la red tenía su base en Leganés, donde guardaba y trataba el grueso de la droga que luego vendía en Miranda de Ebro y Segovia.

La red de traficantes planeaba una venta
La red de traficantes planeaba una venta "masiva" en Fiestas - Foto:

En el transcurso de las diligencias, además, un miembro de la banda que estaba encargado de la custodia de las sustancias estupefacientes fue asesinado -en el mencionado municipio burgalés- a manos presuntamente de otro miembro de la organización debido a una disputa entre ellos. Fernando Martín, que así se llamaba el fallecido, fue hallado el 6 de mayo en el río Ebro por un vecino que paseaba por la zona. Llevaba nueve días desaparecido y se encontraba maniatado y al cuerpo se le había colocado pesos con la intención de que se hundiera en el agua.

"Recibió un disparo de un arma de fuego. El arma no lo hemos encontrado, pero sabemos que el disparo no lo recibió en un órgano vital. Lo tiraron al agua y lo dejaron morir", ha apuntado el teniente coronel jefe de la Guardia Civil de Segovia, en contacto permanente con la Policía Nacional de Miranda de Ebro para esclarecer este asesinato. Tras un operativo en el que participaron los Geos, fueron detenidas en Miranda siete personas -una ha ingresado en prisión provisional como supuesto autor material de la muerte-, pero todavía se prolongaron unos días más las investigaciones para desarticular al completo la banda en Leganés y Segovia.

En este sentido, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un miembro de la organización había sido enviado a Colombia "con el objetivo de importar una gran cantidad de droga", según ha subrayado la delegada del Gobierno. Fue detenido a su regreso el 24 de mayo en el aeropuerto de Barajas con 11,370 kilos de cocaína "de extrema pureza" ocultos en dobles fondos de maletas. Pero el motivo que desencadenó el espectacular operativo que se desarrolló en Segovia el pasado 25 de junio fue la interceptación dos días antes de un vehículo que transportaba 1,316 kilos de cocaína.

En esas 48 horas se registró el "laboratorio" de Leganés en el que se cocinaba la droga -que siempre estaba custodiado por dos personas-, varias viviendas en Segovia en los barrios de Nueva Segovia, San Millán, San José y el Cristo del Mercado y se detuvo a dieciséis personas. Entre ellas, el ladrón de las coronas de la Virgen de la Fuencisla, que se encargaba dentro de la organización de "distribuir la droga a los distintos puntos de venta de la provincia de Segovia", según ha apuntado el teniente coronel jefe de la Comandancia.

Es uno de los miembros de la red para los que el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Segovia decretó prisión provisional comunicada y sin fianza el pasado 26 de junio. En ese momento no trascendieron demasiados detalles porque las investigaciones habían sido declaradas secretas y permanecían abiertas. Se completaron el 2 de julio con la detención de otras dos personas y el registro de una vivienda, en la que se localizó una sala dispuesta con todos los útiles necesarios y sustancias para cocinar droga, 88 gramos de cocaína dispuesta para su adulteración y multiplicación, 48 gramos de anfetamina, dos gramos de metafentamina, seis litros de acetona, seis kilos de sistancia para corte, básculas, termo selladoras, prensas, moldes, mezcladoras y material de seguridad personal para el manipulado de los productos químicos.

El teniente coronel jefe de la Comandancia ha asegurado que en el desarrollo de la operación han estado "perfectamente" coordinados con la Policía Nacional, que en el marco de la misma también llevó a cabo un amplio dispositivo en varios barrios de Segovia con registros y detenciones a miembros de la misma organización. "Se ha conseguido la desarticulación completa de la citada organización criminal en todos sus escalones organizativos. Desde la estructura encargada de realizar los contactos con Sudamérica al encargado de importar la droga hasta introducirla en España, pasando por los encargados de manipular y cortar la droga en un laboratorio, la parte de la organización que distribuía en primera instancia la droga en las diferentes provincias relacionadas, así como el último escalón encargado de la distribución al 'menudeo'", ha remachado la delegada del Gobierno. La organización tenía previsto realizar una venta "masiva" de drogas en las Fiestas de San Juan y San Pedro.