Balance más que positivo

Patricia Martín
-

'Los diez lugares' de José María Chaparro, director general adjunto de Caja Viva Caja Rural

José María Chaparro posa delante de la iglesia de San Millán. - Foto: Rosa Blanco

José María Chaparro Tejada(Burgos, 1973). Se formó como Ingeniero Informático y  Executive Master en Dirección de Entidades Financieras por el IEB (Instituto de Estudios Bursátiles) y como  European Financial Advisor (EFPA España). Actualmente ocupa el cargo de director general djunto en Cajaviva Caja Rural, también ha desempeñado los puesto de director general de  Caja Rural de Segovia; consejero en Rural Grupo Asegurador; director de Medios en Caja Rural de Ciudad Real. Así como analista en Santander Investment o consultor en IBM. Le encanta disfrutar de su familia, el contacto con la naturaleza y el medio rural. 

1. Santuario de Ntra. Sra. de la Peña y alrededores Sepúlveda es uno de sus pueblos favoritos, antes de trabajar aquí, cuando venía a Segovia, le encantaba ir a Sepúlveda, por su historia y su ubicación en la Hoces del Duratón, que hacen que sea un sitio mágico. En sus visitas, tanto por temas personales y profesionales, ya le conocen y siempre encuentra un amigo para hablar un rato y tomar algo. Además, muchos fines de semana va directamente en moto al Santuario de Nuestra Señora de la Peña y luego hasta la plaza.
2. San Vicente de Alcántara (Badajoz). Nació en Burgos pero toda su familia es oriunda de Extremadura. Al acabar la Guerra Civil, su abuelo, al ver que había mucho que reconstruir, montó una fábrica de tejas y ladrillos en el pueblo de San Vicente de Alcántara, y se convirtió en el lugar «dónde todos queríamos estar». Iban todos los veranos y pasaban allí largas temporadas, despertando con el cantar de los gallos, desayunando churros recién hechos, corriendo por la fábrica montados en cualquier cacharro con ruedas impulsado por sus primos, perseguir a las gallinas y comerse a besos a los abuelos. «¡Lo que yo daría por disfrutar un solo día más de aquello!». 
3. La Iglesia de San Millán. Donde se casó en el año 2003 con «el amor de mi vida», en una ceremonia tan bonita con la que les obsequió D. Jesús, que parece que fue ayer. Quién le iba a decir a él, en aquellos momentos, que acabaría trabajando justo en frente de la Iglesia de SanMillán. Como son una familia muy grande, no faltan bautizos y comuniones, y por el propio ciclo de la vida también despedimos nuestros seres queridos allí. La ve cada día y es «mi ancla espiritual» y es un sitio importante en su vida. 
4. La subida al Chorro de La Granja. Durante varios años vivieron en La Granja de San Ildefonso porque decidieron fijar allí su residencia por la proximidad con la montaña. Le sigue gustando subir al Chorro de la Granja y perderse. De hecho, una vez subió por la noche con su amigo Néstor y un grupo de personas que querían experimentar y «nos perdimos bien perdidos».
5. La Alameda del Parral. Ahora viven en Segovia y les encanta bajar hasta la Alameda del Parral para montar en las bicis, correr o pasear con los peques porque «es una gozada». La Alameda es el sitio ideal para disfrutar con sus hijos. 
6. El Alto del Pinarillo. Define el Pinarillo como un lugar para dar de comer a la vista. Afirma que es un enamorado de Segovia y le gusta ver la ciudad desde todas las perspectivas y, precisamente, desde la parte más alta de El Pinarillo, se consigue sin duda el objetivo de ver unas vistas de Segovia impresionantes. Confiesa que le gusta subir andando o corriendo y detenerse allí durante un buen rato para disfrutar del paisaje.
7. Los jardines del Palacio Real de La Granja. El sitio perfecto para pensar son los Jardines del Palacio Real de La Granja, puntualizando que es preferible que sea a primera hora de la mañana. La recomendación es perderse entre fuente y fuente, mientras vas escuchando el sonido de tus propios pasos y te vas absorbiendo en tus propios pensamientos, en plena naturaleza. Un pequeño ritual que se puede hacer tanto bajo la nieve, como con la tierra mojada o con el suelo completamente seco porque siempre realizar este ejercicio se convierte en una gran bendición para la mente.
8. El jardín de Fromkes. Para sentarse un buen rato y disfrutar del placer de la lectura, su rincón en el recinto amurallado de Segovia es el Jardín de Fromkes Con la espalda bien apoyada y dejando el valle a un lado, para no perder la concentración en el libro. Eso sí, es mejor ir bien abrigado y a ser posible que sea una jornada soleada. Un pequeño rincón en el que se siente la inspiración del pintor Maurice Fromkes. 
9. San Miguel de Bernuy. Asegura que le gusta mucho poder estar en pleno contacto con la naturaleza y con el mundo rural porque es donde cree que es lo auténtico. Recomendaría darse un paseo en canoa por las estribaciones del río Duratón, en el municipio de San Miguel de Bernuy, disfrutar de las vistas, las aves rapaces y para concluir una excelente jornada, ir a comer a El Molino Viejo del Duratón. 
10. Restaurante Dani’s, en Chañe. Elige este establecimiento hostelero como un lugar poco conocido que recomendaría visitar sencillamente porque al restauranteDani’s, en la Calle Real de Chañe le daría, y «no digo más», una Estrella Michelin.