scorecardresearch

España sufre pero da otro paso hacia la Eurocopa

Antonio Gutiérrez (EFE)
-

La Rojita remonta ante Eslovaquia y conserva el liderato (3-2). Los tres puntos dejan un pleno de tres victorias en el casillero del equipo español

El defensa de España Juan Miranda (i) celebra su gol, tercero ante Eslovaquia, durante el encuentro de clasificación para la Eurocopa Sub 21 que se juega hoy viernes en el estadio de La Cartuja, en Sevilla. - Foto: José Manuel Vidal

La selección española sub-21 sufrió hasta el último instante para vencer por 3-2 a la de Eslovaquia en un partido en el que siempre fue a remolque y al que dio la vuelta en el tramo final con dos goles de penalti.

Pese a ello, los tres puntos dejan un pleno de tres victorias en el casillero del equipo español, que sigue con paso firme hacia el Europeo.

La Rojita afrontó este partido sabiendo ya los resultados de los otros dos del grupo C, en los que Rusia se había impuesto 1-0 a Irlanda del Norte y Lituania a Malta (2-1).

Los de Luis de la Fuente, con un pleno de triunfos en sus dos primeros encuentros de esta fase, tras ganar a Rusia (4-1) en el debut y después a Lituania (0-2), buscaban seguir fuerte al frente de la clasificación a la espera del partido que el próximo martes, en este mismo escenario, les medirá a Irlanda del Norte en la cuarta jornada.

Sin Bryan Gil y Yeremy Pino, llamados por Luis Enrique para la absoluta, y tampoco con el lesionado Ander Barrenetxea, el técnico riojano dio la oportunidad al jugador del Athletic Club Nico Williams y al bético Rodri Sánchez.

Rodri y su compañero de equipo Juan Miranda, plata olímpica en Tokio 2020 y fijo en el lateral izquierdo de la sub-21, ejercieron en Sevilla de anfitriones de sus compañeros de la 'Rojita' ante un rival que llegó a la capital andaluza con tres puntos merced a su triunfo ante Lituania (3-1) y la derrota frente a Irlanda del Norte (1-0).

Desde el inicio España tomó el mando y a los ocho minutos el delantero del Sporting de Braga portugués Abel Ruiz ya tuvo una buena ocasión y poco después el centrocampista de la Real Sociedad Beñat Turrientes otra ante el meta Iván Krajcirik.

El dominio total de España en el arranque, ante un rival que lo había intentado poco en ataque, quizá llevó a algo de falta de tensión y un despiste defensivo hizo que Jan Bernat, tras una asistencia de Adam Goljan, se quedara solo ante Julen Aguirrezabala y pusiera el sorprendente 0-1 a los diecinueve minutos.

Pareció un accidente, aunque la selección eslovaca cogió confianza y fue solidaria en las labores de defensa ante las ganas del rival por empatar pronto otra vez el partido.

El jugador del Anderlecht belga Sergio Gómez tuvo una buena ocasión para conseguirlo poco antes del descanso en unos minutos de asedio español que no dio sus frutos en la primera parte.

De la Fuente hizo ingresar desde el inicio de la segunda parte al mallorquinista Fer Niño y al jugador del Lazio italiano Raúl Moro para dar otro dibujo al juego de ataque, aunque otra vez Eslovaquia, como en la primera mitad, estuvo cerca de marcar en un lanzamiento libre directo de Jakub Kadak.

Fue el valencianista Hugo Guillamón el que devolvió las tablas al marcador con algo más de media hora delante, aunque de la presunta remontada se pasó a un nuevo tanto eslovaco, obra de Filip Lichy al minuto de entrar al campo en sustitución del otro goleador visitante, Bernat.

Otra vez a contracorriente España y otra vez logró el empate, con un penalti transformado por Sergio Gómez tras una falta que cometió el portero eslovaco a Fer Niño.

Muy poco después se repitió la jugada en el área visitante y la pena máxima fue a Raúl Moro y la marcó Juan Miranda, con lo que se culminó una sufrida remontada.