El 70% de entidades locales saca sus cuentas fuera de plazo

SPC
-
El 70% de entidades locales saca sus cuentas fuera de plazo - Foto: David Arranz www.davidarranz.com

El Consejo de Cuentas detecta incidencias en más de tres de cada cuatro presupuestos remitidos por estas corporaciones

El Consejo de Cuentas denunció un incumplimiento “elevado” de las entidades locales en el plazo de aprobación de sus cuentas en 2017. En concreto y según el ‘Informe anual sobre las cuentas del Sector Público Local de Castilla y León, ejercicio 2017’, un 67,5 por ciento (2.475) de las entidades locales de Castilla y León aprobó sus presupuestos con posterioridad al plazo establecido, 31 de diciembre de 2016.

Este incumplimiento, también afectó a la aprobación de la liquidación del presupuesto, pero en mucha menor medida, pues en este caso, las entidades que rebasaron el plazo legal, representaron el 23 por ciento (843 entidades) de las que rindieron cuentas.

En cuanto al ciclo contable, el Consejo de Cuentas constata en su análisis que acusó también “significativos niveles de incumplimiento” de los plazos, aunque menores que los del presupuestario. Así, el 21,4 por ciento (786) de las entidades que presentaron sus cuentas, formaron la cuenta general fuera de plazo; el 22,9 por ciento (838 entidades) la aprobaron excediéndose del plazo legal y el 15,1 por ciento (553 entidades) la rindieron rebasando el plazo establecido.

En relación al ejercicio anterior, disminuyó el índice de cumplimiento del plazo en la fase de aprobación del Presupuesto (1,3 puntos porcentuales) y mejoró en el resto de las fases, liquidación del presupuesto (3,5 puntos), aprobación de la cuenta (0,9 puntos) y rendición de cuentas (1,9 puntos).

Revisión

El Consejo de Cuentas analizó 1.152 cuentas de entidades locales del ejercicio 2017 (1.020 cuentas generales), y en la revisión inicial, 880 contenían incidencias de diversa índole, formales, sustanciales o mixtas (formales y sustanciales), es decir, el 76,3 por ciento del total.

En cuanto a la naturaleza de las incidencias, un 58,1 por ciento estuvieron relacionadas con el incumplimiento de plazos o trámites del ciclo presupuestario y contable (denominadas incidencias formales), y el resto, definidas como sustanciales, representan el 41,9 por ciento, y tuvieron que ver con la coherencia de la información (el 25,1 por ciento del total), y la integridad de la misma (el 16,8 por ciento).

De las incidencias sustanciales, las incoherencias entre el balance de comprobación y otros estados contables, se produjeron en el 33,9 por ciento de las cuentas examinadas; y la falta de cumplimentación total o parcial apartados de la memoria se detectó en el 16,5 por ciento de las cuentas.

Además, la existencia de diferencias entre los importes reflejados en un mismo estado se produjo en un 15,5 por ciento de las cuentas analizadas; y la falta información complementaria de los estados de la Memoria, se detectó en el 14 por ciento de las cuentas.

El Consejo de Cuentas también pudo comprobar una serie de incidencias que, aunque numéricamente no eran significativas, por la importancia de los incumplimientos que representaban se consideraron relevantes. En concreto, destacaron que algunas cuentas generales presentadas contenían todos o la mayor parte de los estados contables a cero (sin información), y no se consideraron rendidas.

Asimismo, se detectó la presentación de las Cuentas sin la aprobación del pleno de la corporación; y la aplicación por algunas entidades de un modelo contable (simplificado o básico) que no les correspondía Por último, el Consejo de Cuentas también descubrió que varios consorcios no adaptaron su régimen contable al de la entidad local de adscripción; y también aparecieron errores en la estructura presupuestaria.