CCOO y UGT exigen convocar "de inmediato" el Diálogo Social

SPC
-

Cecale reclama mejoras fiscales y las Cámaras de Comercio medidas de emprendimiento, innovación e internacionalización y simplificación burocrática

Consejo del Diálogo Social. - Foto: Ical

os y sociales de Castilla y León ponen deberes «urgentes» al próximo presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que este martes buscará la confianza de las Cortes autonómicas durante el pleno de investidura. CCOO y UGT exigen la convocatoria inmediata del Consejo del Diálogo Social para avanzar en el proceso de concertación; una reversión de los recortes del estado del bienestar; situar la despoblación en el centro de la acción política; un Estatuto más social y más participación de la sociedad civil en las Cortes.
La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) centra sus exigencias en una nueva fiscalidad que elimine para las empresas los impuestos de Sucesiones, Donaciones y Actos Jurídicos Documentados; y la máxima bonificación en Patrimonio; junto a una potenciación del Diálogo Social.
El Consejo Regional de las Cámaras de Comercio de Castilla y León demanda a su vez al futuro dirigente autonómico que profundice en «el emprendimiento, la innovación, la internacionalización» para ganar en competitividad; un impulso a la relación universidad empresa y una apuesta decidida por la formación en general y la FP dual; así como una reducción la burocracia a las empresas, evitando duplicidades y con una fiscalidad adecuada a sus necesidades.
El secretario general de CCOO en Castilla y León, Vicente Andrés, destacó a Ical entre sus prioridades la convocatoria del Consejo del Diálogo Social «cuanto antes» para analizar «la nueva dimensión de este valor de la Comunidad y lanzar el mensaje de que el presidente lanza el proceso de forma inmediata, en julio». «Me gustaría que fuéramos los primeros», resumió.
Faustino Temprano también exigió al nuevo presidente que les reciba como sindicatos más representativos para hablar «de todo» y que convoque los antes posible el Consejo del Diálogo Social, para potenciar este proceso.
Andrés reclamó a Fernández Mañueco que arranque la legislatura lanzando un acuerdo de Comunidad, sobre la reforma del Estatuto y del reglamento de las Cortes. «Sería un comienzo real de un gobierno que se define como de transformación, de diálogo, negociación y pacto», dijo.
El dirigente de UGT apeló a afrontar el problema del desempleo en la Comunidad y aunque reconoció que es verdad que la tasa es menor que la media nacional, «también es verdad que la principal causa es la pérdida de población activa», dijo.
Fiscalidad

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, situó como eje prioritarios para la acción de gobierno de Alfonso Fernández Mañueco la fiscalidad, y exigió la eliminación de los impuestos de Donaciones, Sucesiones y Actos Jurídicos Documentados, y la bonificación al máximo en el de Patrimonio. «Es fundamental y lo más urgente», dijo. El dirigente de la patronal autonómica también consideró «esencial» el «reforzamiento» del Diálogo social y que Castilla y León «siga apostando por este modelo que tantas alegrías nos ha dado». «Lo reciben como modelo con mucho interés allí donde vamos y hay que incidir y trabajar sobre él, porque nos ha dado muchos éxitos, y es muy beneficioso para el ciudadanos y empresas».
Por su parte, el presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio, Fernando Escobillas, reclamó al próximo presidente del Ejecutivo autonómico una apuesta «por el emprendimiento, la innovación, la internacionalización» para ganar en competitividad. Asimismo, consideró «prioritario» profundizar en la relación universidad empresa y una apuesta decidida por la formación en general y la FP dual, «áreas donde las Cámaras de Comercio de la Comunidad seguirán trabajando de la mano de la Administración regional», dijo. El dirigente empresarial insistió en que apostar por esas materias será «clave para la prosperidad de esta tierra».