El 80% de los pueblos de Segovia carece de sucursal bancaria

Sergio Arribas
-
Bankia cerró la sucursal de Palazuelos -antigua oficina de Caja Segovia- en 2015. Mantiene operativo un cajero automático, el único que hay en la localidad. - Foto: Rosa Blanco

El reajuste del sector financiero ha forzado el cierre de 77 oficinas a lo largo de los últimos diez años. La provincia cuenta con 132 sucursales, frente a las 208 que estaban abiertas en el año 2008

Una sucursal bancaria en un pueblo cobra tintes de artículo de lujo. La despoblación del medio rural se mide en términos de población, pero también en el progresivo adelgazamiento de servicios a disposición de sus habitantes, entre ellos, los servicios financieros.La crisis financiera —y las ayudas públicas que recibieron las entidades para evitar su colapso— forzaron un amplio proceso de reestructuración de la banca española. Ante la necesidad de reducir costes, las entidades que sobrevivieron —la crisis eliminó el 28% de las que había en España— adelgazaron su estructura territorial. El recorte en la red de sucursales se cifra en el 42% desde 2008.

Según el último informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IvieLab), que se nutre de los datos aportados por el Banco de España, el sector bancario español contaba en junio de 2018 con una red de 27.320 oficinas, casi la mitad de las 45.662 que existían hace una década, antes de la crisis. En algunas provincias se han cerrado más del 50% de las sucursales que había en 2008, caso de Barcelona (56%), Castellón (53%) o Tarragona; mientras que en el extremo opuesto, según el mismo informe, los recortes no han alcanzado el 25%, caso de Ciudad Real (22%), Teruel (21%), Badajoz (21%) y Cuenca (16%).

Segovia no ha sido ajena a los recortes en la red de sucursales bancarias, de manera que en pueblos donde antes existían hasta dos o tres bancos ahora ya no existe ninguno; con ejemplos tan incomprensibles como el del municipio de Palazuelos de Eresma, con 5.308 habitantes (padrón de 2018), que pasa por ser el tercer pueblo más grande de España sin oficina bancaria, desde que Bankia optara, en 2015, por cerrar su sucursal —de la extinta Caja Segovia— y dejar en su lugar un cajero automático.

Otro informe reciente, del Banco de España, que firman Concha Jiménez y Helena Tejero, confirma el acusado ajuste que han sufrido, también en Segovia, la red de sucursales bancarias. La banca ha cerrado 77 sucursales en Segovia en la última década; es decir, un tercio de las que había en 2008. Antes de la crisis existían 209 oficinas, mientras que la actualidad están abiertas 132, lo que supone un descenso del 37%. En comparación con el resto de provincias de Castilla y León, Segovia se sitúa en el grupo de cabeza del ‘reajuste’, solo superada por Valladolid (-43%), Palencia (-40%) y Ávila (-39%). Menor ha sido el recorte en el resto de provincias: Burgos (-35%), León (-30%), Zamora (-27%), Soria (-28%) y Salamanca (-18%).

Exclusión financiera. De acuerdo con el mismo estudio, a finales de 2017 en España había 4.109 municipios que ya no disponían de sucursal (540 más de los que había en 2008), lo que se traduce en que 1.249.407 habitantes (un 2,7% de la población española) no disponen de este servicio en su municipio de residencia. El informe de IvieLab -que aporta datos cerrados de 2017- eleva el porcentaje al 2,9% y a los 1,3 millones de habitantes que viven en municipio donde no hay una sola oficina bancaria, un 7,2% más que en 2017. En todo caso, si bien existe un un elevado número de municipios sin oficina, la gran mayoría de la población española, se concentra en municipios donde hay más de cinco oficinas bancarias.

En Segovia, 167 de sus 209 municipios, es decir, el 79,9%, no disponen de ninguna sucursal bancaria. El impacto sobre la población también se traduce en cifras. Según el informe del Banco de España, el 21,4% de la población residente en Segovia (154.184, según el censo de 2017), es decir, 33.043 segovianos, no cuentan con una oficina bancaria en el lugar donde viven.

Según los autores del estudio, las comunidades autónomas con mayor número de municipios sin oficina bancaria son Castilla y León, 1.767, seguida de Castilla-La Mancha, Cataluña y Aragón, con 470, 467 y 413, respectivamente. La provincia de Salamanca es la que tiene un mayor número de municipios sin oficina bancaria, de forma que afecta al 18% de su población. Las provincias más afectadas por la reducción de agencias bancarias en términos relativos a su población son las de Zamora y Ávila.

De los 4.109 municipios sin sucursal, muchos corresponden a localidades pequeñas —194 tienen menos de 30 habitantes y 521, menos de 50—. El 83% de los municipios sin entidades bancarias tienen menos de 500 habitantes. También en Segovia, los municipios que perdieron la única oficina bancaria de la que disponían, corresponden a pequeñas localidades golpeadas por la despoblación, donde, por la misma razón, se carece de otros servicios como bares o tiendas, centros médicos o escuelas. En muchos casos, según explican los autores del informe, están próximos a otros municipios en los que encontrar una sucursal bancaria o un cajero automático. 

«La reducción de oficinas en los municipios más pequeños responde, en gran medida —afirman los autores del informe— a la necesidad de las entidades de adaptar su red ante la pérdida de habitantes que estas poblaciones vienen sufriendo por el proceso de descenso demográfico en las zonas rurales de España»; mientras que, en el caso de ciudades de mediano y gran tamaño, el cierre obedece a las duplicidades que existían tras la integración de distintas entidades financieras.

La falta de acceso a una oficina bancaria «no implica necesariamente», según subraya el informe del Banco de España, la exclusión financiera. A este respecto, internet, sostienen desde el Banco de España, facilita las operaciones bancarias, si bien, según admiten desde el Banco de España, «el cierre de oficinas dificulta el acceso al efectivo al segmento de población que lo usa como medio principal y único». 

Para evitar la exclusión financiera, las entidades complementan la distribución de efectivos con cajeros desplazados y otras facilidades como oficinas móviles en zonas rurales, caso, por ejemplo, de los ofibuses de Bankia, un sistema que fue pionero en Segovia. Por ello, se estima que la proporción de población española que no dispone de puntos cercanos de acceso al efectivo es aproximadamente el 1,96% del total nacional.

 

Con cajero pero sin banco en Palazuelos
Con 5.308 habitantes, según el padrón de 2018, Palazuelos de Eresma es el tercer pueblo más poblado de la provincia de Segovia, solo superado por Cuéllar y El Espinar. Además, su colegio, el CEIP La Atalaya es el segundo pueblo de la provincia en número de alumnos, casi 560. Con estos números resulta llamativa la pobre accesibilidad financiera de sus habitantes. Palazuelos llegó a tener tres sucursales bancarias y hoy tan solo dispone de un cajero automático, de Bankia. De esta manera, es el tercer pueblo más grande de España sin oficina bancaria, solo por detrás de Berrioplano (Navarra), con 6.872 habitantes, y Vilafant (Girona), que tiene un censo de 5.465 habitantes, según reza el informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IvieLab). Berrioplano se encuentra en el área metropolitana de Pamplona y tiene una oficina bancaria a 3 kilómetros; la misma distancia que separa Villafant de Figueras (Girona), donde hay sucursales de las principales entidades bancarias. No hay tampoco mucha distancia entre Palazuelos y Segovia, apenas 7 kilómetros. En 2014 solo quedaba la sucursal de Bankia, la antigua oficina de Caja Segovia, que cerró un año después, en septiembre de 2015, aunque dejó operativo un cajero automático. Como quiera que el ‘Ofibus’ de Bankia no para en Palazuelos, sus vecinos ya se han acostumbrado a realizar sus gestiones bancarias en la capital; aunque la situación supone un grave trastorno a las personas de avanzada edad y a quienes no disponen de vehículo propio.

Palazuelos es uno de los 167 municipios sin oficina bancaria en Segovia. En su misma situación están localidades que superan el millar de habitantes, como Hontanares de Eresma (1.404 empadronados), Torrecaballeros (1.301), Espirdo (1.301) y Trescasas (1.052). Según el informe de IvieLab, Segovia capital cuenta con 37 sucursales de diferentes entidades bancarias. A la cabeza están también Cuéllar (8), El Espinar (7), Cantalejo (6), Carbonero (5), Nava de la Asunción (5), el Real Sitio de San Ildefonso (4) y Sepúlveda (4).