Tecnología, la clave para alumnos y profesores

SPC-Agencias
-

El director del Centro de Educación y Nuevas Tecnologías de la Universidad Jaume I de Castellón, Jordi Adell, considera que la actual crisis del coronavirus conllevará cambios sustanciales en la forma de enseñar, con la irrupción -forzada- de las herramientas en línea, y quizá también en la escolarización, que podría dirigirse hacia un modelo híbrido presencial-en línea en el que la mayor parte de los contenidos se estudiarían desde casa.
«Las aulas de nuestros colegios no reúnen las condiciones para garantizar la separación de los alumnos», explica este profesor, convencido de que «las consecuencias de la pandemia se harán patentes también el próximo curso».
Todavía sin saberse qué sucederá de cara a septiembre, el docente explica que «el contacto con el profesor es imprescindible en los niveles obligatorios, y quizá solo al final del Bachillerato el alumno tiene suficiente madurez como para estudiar por su cuenta».
Pero no todo está en manos de los alumnos. «Estas últimas semanas se ha dado un fenómeno curioso. Muchos docentes que no tienen formación on line han intentado trasladar la mundo digital lo que hacen en clase, y hemos asistido al megaboom de las aplicaciones de videoconferencia. Pero esto no funciona». Para Adell, «la enseñanza a distancia requiere otra forma de planificar el curso, otras actividades, otras exigencias para los estudiantes y otra forma de evaluar, y en eso es en lo que hay que trabajar mucho».