Un barco de la Armada acompañará al 'Open Arms' a Palma

Agencias
-

El obispado de Mallorca ofrece su seminario para dar refugio a los inmigrantes hasta que sean redistribuidos en otros países de Europa y darles un hogar donde estén seguros

El buque de la Armada española Audaz partirá esta tarde desde Rota (Cádiz) hacia la isla italiana de Lampedusa, donde se encuentra el Open Arms para acompañarlo después al puerto de Palma, en Mallorca. 

La embarcación, que se está preparando desde esta mañana para zarpar, comenzará a partir de las 17,00 horas una travesía que le llevará unos tres días, según ha informado la Presidencia del Gobierno en un comunicado.

El Govern balear está trabajando en la logística para atender al centenar de inmigrantes embarcados en el Open Arms, fondeado en aguas de Lampendusa y que podría arribar al puerto de Palma entre el domingo por la tarde y el lunes, según las primeras estimaciones que maneja el ejecutivo autonómico.
Fuentes del ejecutivo de las Islas Baleares han informado que la Conselleria de Asuntos Sociales ya está analizando en qué edificios de Palma o de la isla de Mallorca podrían ser instalados los inmigrantes bloqueados en el mar desde hace 19 días a bordo del barco de la ONG Open Arms.
El buque de la Armada española Audaz inicia esta tarde una travesía de tres días desde Rota (Cádiz) hacia la isla italiana de Lampedusa para hacerse "cargo de las personas acogidas" en el Open Arms y acompañar al barco al puerto palmesano.
El Govern balear calcula que el viaje entre Lampedusa y Palma superará los dos días, dependiendo de las condiciones de la mar. Por lo tanto, las dos embarcaciones podrían atracar en la capital balear el domingo por la noche o el lunes, si bien se trata de una estimación.
Mañana, muy posiblemente se celebre una reunión de los responsables de este operativo por parte del Govern balear, la Delegación del Gobierno en las Islas Baleares y la Cruz Roja para analizar la situación y las necesidades de atención de estos migrantes.
A lo largo de esta tarde el Govern balear podría ofrecer más información al respecto.
El pasado domingo por la noche la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, telefoneó a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para proponerle que Palma o Mahón (Menorca) acogieran al Open Arms, al tratarse de los puertos más cercanos a donde se encuentra el barco de rescate de estos inmigrantes

 

Albergue temporal

El Obispado de Mallorca y el Govern balear han llegado a un acuerdo para facilitar que los migrantes del 'Open Arms' puedan alojarse en el Seminario Nuevo de Palma de manera temporal, hasta que sean redistribuidos en otros países de Europa. 
Así lo ha anunciado la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes en una nota de prensa difundida esta tarde. La consellera, Fina Santiago, ha recalcado que se trata de "un buen equipamiento" porque cuenta con muchas habitaciones, baños, cocina y espacios comunes. Actualmente no está ocupado y no afectará a otros espacios comunitarios posibles.  

 

La realidad de los 19 días a bordo

El barco humanitario se declaró "en estado de necesidad" y dijo que después de 19 días sin poder desembarcar a los migrantes rescatados en el Mediterráneo ya no pueden garantizar la seguridad de las personas que están a bordo.
"Después de 19 días a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, de 9 evacuaciones médicas y de haber informado sobre nuestra situación a las autoridades, sin que hayamos obtenido ninguna respuesta, nos encontramos en situación de necesidad y ya no podemos garantizar la seguridad de las personas a bordo", informó una portavoz de la ONG. En un video publicado en Twitter, el fundador de Open Arms, Óscar Camps, ha confirmado que hay "peleas y discusiones constantes" entre los pasajeros, creando tensiones "insostenibles". 
El barco se encuentra junto a las costas de la isla italiana de Lampedusa desde hace dos días, sin que se haya autorizado el desembarco de los migrantes, mientras la tripulación denuncia el deterioro de la situación a bordo.
Entretanto, la Fiscalía de Agrigento (en la isla italiana de Sicilia), que ayer abrió una investigación por el supuesto delito de secuestro de personas -no dirigida contra nadie en concreto- está tratando de aclarar por qué siguen bloqueados los migrantes a bordo del Open Arms junto a las costas de Lampedusa, después de que la Guardia Costera italiana asegurase que "no ve impedimentos" para el desembarco de estas personas.
Según se informó la Fiscalía de Agrigento está examinando todos los documentos relacionados con el Open Arms, incluida una comunicación enviada por la Guardia Costera al Ministerio del Interior en la que pide "urgentemente" una solución y alega que "no hay impedimentos de ningún tipo para el desembarco". "En las próximas horas, es posible que podamos proceder a una inspección de Open Arms", señaló la Fiscalía.

 

Guerra entre Italia y el 'Open Arms'

El pulso entre el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, y el barco humanitario español Open Arms, que espera fondeado frente al puerto de Lampedusa a poder desembarcar a los 107 migrantes que aún siguen abordo ha durado hasta el útlimo minuto.
En la tarde del sábado, presionado por el primer ministro, Giuuseppe Conte, Salvini autorizó de mala gana el desembarco de los 27 menores no acompañados que estaban en el buque desde que el 1 de agosto fueron rescatados con el resto de los migrantes en el Mediterráneo.
Tras su llegada a tierra e identificación, el líder de la ultraderechista Liga aseguró que 8 de ellos habían declarado tener más de 18 años, acusando a Open Arms de falsear los datos.
La situación sigue estancada, a pesar de que la Guardia Costera comunicara que no veía impedimentos para el desembarco de los migrantes, y de que un tribunal italiano anulara la prohibición de entrada a las aguas territoriales italianas declarada por Salvini.
"Día 17. Miserable. Miserable es quien utiliza a 107 seres humanos sin nombre y a un puñado de voluntarios como rehenes para hacer propaganda xenófoba y racista a costa de su sufrimiento. Cómplices, todos aquellos que lo consienten y se burlan de su dolor", escribió hoy la ONG española en sus redes sociales.
A lo que el ministro italiano respondió acusando, a su vez, a la tripulación de mantener como rehenes a los rescatados. "Durante 17 días, en lugar de ir a un puerto español, estos caballeros retienen a los inmigrantes a bordo como rehenes (incluidos falsos enfermos y falsos menores) solo para atacarme y provocarme, a mí y a Italia. No me asustáis, lo siento por vosotros. No me rindo", escribió Salvini en su cuenta de Facebook.

 

Desesperación

El ministro de Transporte italiano, Danilo Toninelli, ha pedido al Gobierno español que haga todo lo necesario para frenar a la ONG propietaria del barco "Open Arms" porque la situación es "insostenible", mientras esta organización informa de que otros cinco migrantes se ha lanzado al agua para llegar a Lampedusa, y ya son 15 los que lo han intentado.
"He tenido hace poco una conversación con España y espero que el Gobierno español responda a nuestra solicitud haciendo lo que sea necesario para frenar a la ONG. Espero que lo haga lo antes posible, en las próximas horas, porque la situación a bordo del 'Open Arms' se ha vuelto insostenible", escribió en Facebook Toninelli.
Antes, el ministro pidió que España retire la bandera española que ondea en el "Open Arms", lo que le impediría navegar, como condición para trasladar a España en un buque de la Guardia Costera al centenar de migrantes que siguen en el barco humanitario y acabar así con esta larga crisis.
Toninelli, del antisitema Movimiento 5 Estrellas, arremetió también contra el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga, al que considera el responsable final de todo lo que está pasando.
"Mientras que anteriormente otros países europeos daban su disposición de recibir a una parte de los migrantes, ahora nos dicen, desembarcarlos primero en Lampedusa y luego ya veremos. Están comenzando a darnos la espalda y esto solo tiene una responsabilidad: Matteo Salvini, que ha debilitado al Gobierno y, en consecuencia, nuestra posición en Europa", señaló.
El fiscal de Agrigento (Sicilia, de donde depende Lampedusa), Luigi Patronaggio, ha volado en helicóptero a la pequeña isla ante la gravedad de la situación, que ha calificado de "explosiva".
Dijo que se ha trasladado allí, con un equipo de médicos, para "restaurar la calma y evitar que alguien resulte herido".
Los médicos han atendido en el muelle a los migrantes que se lanzaron al agua para tratar de llegar a nado a Lampedusa, y que fueron rescatados por la Guardia Costera italiana.
En total, hoy se tiraron al agua 15 migrantes y quedan a bordo aún unos 90.