Sadio Mané, un deseo a cambio de tres hombres

Agencias
-

El atacante senegalés es del agrado de Florentino Pérez, si bien el Liverpool reclamaría incluir en la operación a Kross, Isco y Vinícius para permitirle fichar por el Real Madrid

Sadio Mané, un deseo a cambio de tres hombres - Foto: ANDREW COULDRIDGE

El próximo verano se plantea movido para el Real Madrid. Florentino Pérez es consciente de las necesidades de la plantilla de Zinedine Zidane, sobradamente amplia pero también con jugadores de avanzada edad o que directamente no cuentan para el técnico. Habrá varios cambios en el próximo mercado de fichajes y una de las claves la puede tener el Liverpool de Jürgen Klopp en una operación con Sadio Mané como gran protagonista.
El senegalés es un viejo deseo club blanco. A sus 27 años, el atacante es, actualmente, una de las grandes referencias ofensivas del conjunto inglés, un jugador con velocidad y verticalidad, con descaro, con desborde. Magnífico para el uno contra uno y con un gran cartel en el mercado. De hecho, el portal especializado Transfermarkt valora al futbolista en 150 millones de euros.
Sin embargo, su salida del conjunto red no sería fácil. Según informan desde Inglaterra, el Liverpool pediría hasta tres jugadores para aceptar esa operación. Se trataría de tres futbolistas que gustan a Klopp y podrían aterrizar en Anfield el próximo verano.
El primero es Toni Kroos, cuya salida parece complicada. El jugador alemán renovó el pasado verano hasta 2023 y es una figura clave en los planes del técnico madridista. 
El segundo es un Isco Alarcón que acumula una temporada con altibajos: ha tenido buenos partidos esta campaña, pero sigue sin encontrar regularidad. 
El último de la lista sería Vinícius, lo que supondría intercambiar la verticalidad y el desborde de Sadio Mané por idénticas características del brasileño. 
Saldría ganando el conjunto español en este último cambio de cromos. En cualquier caso, entre quien entre en la operación, Florentino Pérez estaría obligado a incluir una jugosa cifra de dinero de cara a un traspaso que no sería ni mucho menos sencillo.


Fase decisiva

Mientras tanto, y centrándose en lo más inmediato, el presidente del club de Chamartín pidió «fuerza» a la afición para lograr «cada desafío» de este curso.
«Ahora entramos en la fase decisiva de la temporada, en la que seguirá siendo vital la fuerza del madridismo para conseguir cada objetivo, incluso aquellos que puedan parecer imposibles», aseguró, haciendo referencia a la remontada que el bloque merengue debe encarar ante el Manchester City en los octavos de final de la Champions League tras perder 1-2 en el Santiago Bernabéu.
Antes de encarar la cita continental, los hombres de Zizou tendrán que afrontar el próximo encuentro de Liga que les medirá este domingo al Real Betis en el Benito Villamarín (21,00 horas). Isco  se incorporó ayer al grupo, después de trabajar en el gimnasio el pasado miércoles, en la segunda sesión de entrenamiento de la semana.
Así, el técnico galo solo contó con las bajas ya conocidas del belga Eden Hazard y del español Marco Asensio. El belga sufre una fisura en el peroné distal derecho, de la que se operó ayer en Dallas (Estados Unidos).
Por su parte, el balear siguió con su proceso de recuperación de la grave lesión que sufrió en la rodilla izquierda durante un amistoso de pretemporada frente al Arsenal y de la que espera estar al 100 por 100 para jugar antes de que finalice la campaña.
Los blancos, con las ilusiones renovadas tras la victoria en el Clásico frente al Barça (2-0) con la que recuperó el liderato de LaLiga Santander, trabajaron ejercicios de presión y posesión para finalizar el entrenamiento matutino con trabajos de finalización y con partidos en campos de dimensiones reducidas, según informó el club.