La tecnología blinda la universidad

Sergio Arribas
-

La COVID pone a prueba los recursos y estrategias de IE University y el campus de la UVa para garantizar las clases presenciales: desde una APP para vigilar el estado de salud hasta el uso de 'aulas espejo'

La tecnología blinda la universidad

La crisis sanitaria les ha enfrentado a un reto mayúsculo, que pondrá a prueba su capacidad de innovación y vanguardia educativa. Bajo la premisa de que los alumnos deben recibir sus clases de manera presencial y en un entorno seguro, las dos universidades emplazadas en Segovia —al margen de la UNED—, la Universidad de Valladolid (UVa), en su campus ‘María Zambrano’, y el IE University, en su campus de Santa Cruz la Real, han diseñado unas ambiciosas estrategias basadas en el uso de la tecnología.

El blindaje frente a la COVID va desde la adaptación de aulas con cámaras y equipos de sonido para permitir clases híbridas —online y presencial— de forma simultánea, hasta el uso por parte de los alumnos de una aplicación móvil para monitorizar su salud antes de llegar a clase. Cerca de 1.400 alumnos ya han comenzado el curso en IE University, mientras que otros 2.000, según los primeros cálculos, lo harán en el campus María Zambrano de la UVa a partir del 28 de septiembre.

«La crisis sanitaria no ha tenido mucho impacto en el tema de matrículas», asegura el rector de IE, Salvador Carmona, que cifra en un 20% el incremento en el número de alumnos de nuevo ingreso. De ellos, el 74% son de procedencia internacional, mientras que un alto porcentaje de los universitarios españoles de primer curso llegan tras cursar bachillerato fuera de España.

Por su parte, el vicerrector del campus María Zambrano, Agustín García Matilla, afirma que no contará con datos de matrícula hasta el 24 de septiembre «y el miedo al contagio puede anular algunas», aunque la preinscripción y matrícula de julio «nos sorprendió por haber mantenido e incluso superado ligeramente las cifras del curso pasado, con un incremento del 15%». García Matilla espera que se mantengan los 2.000 alumnos repartidos en la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, Facultad de Educación y Escuela de Ingeniería Informática.

La estrategia de la UVa está basada en el concepto de «presencialidad segura» que se va a mantener en todos sus posgrados y en la mayor parte de las clases de los tres centros, en diferentes titulaciones. El uso de mascarillas será obligatorio y las aulas han sido reconfiguradas para que en todo momento sea posible mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. En Segovia, según explica García Matilla, se han adaptado 44 aulas con cámara y una configuración de sonido de calidad. Todo está preparado en caso de que se hubiera que acudir a la denominada enseñanza ‘bimodal’ que supone que unos estudiantes puedan asistir directamente a la clase con presencia del profesor y otros puedan seguirla en un aula contigua —en la denominada ‘Aula Espejo’— recibiendo la señal de audio y vídeo de forma síncrona de la clase que imparte el docente. De la misma forma, esta fórmula bimodal permite que unos estudiantes puedan ir a clase una semana y otra la sigan desde sus domicilios por videoconferencia, gracias a los sistemas de audio y vídeo instalados en esas 44 aulas.

Mapa digital. La UVa también hizo uso de un avanzado programa informático para realizr un mapa digital de todos sus espacios —también en el campus de Segovia— para calcular el número de estudiantes que pudieran ocupar cada una de las aulas, siempre manteniendo la distancia de seguridad. De esta manera, ninguna clase podrá estar ocupada por más de 40 alumnos, en el caso de las aulas de capacidad máxima.

Además de las aulas dotadas de medios audiovisuales y multimedia, se han realizado obras de ampliación en tres aulas de la planta segunda de la primera fase. Cada una de ellas estará asignada a cada uno de los tres centros del campus.

En el campus María Zambrano se repartirán mascarillas corporativas reutilizables, se realizará unos 275 test serólogicos a profesores y personal y se aplicará un estricto prolocolo de limpieza, desinfección y ventilación; mientras tambié tiene previsto un plan de contingencia en caso de nuevo confinamiento que implica, en síntesis, el retorno a las clases online.

También es muy estricto el protocolo sanitario aplicado por IE University para garantizar la seguridad en el campus. El rector Salvador Carmona destaca que la universidad ha desarrollado la APP web COVID-19 para que profesores, alumnos y personal puedan monitorizar a diario el estado de salud y reportar a los servicios médicos posibles síntomas compatibles con el coronavirus. Solo con un pasaporte ‘verde’, validado por los equipos médicos, permitirá entrar al campus; donde, por otra parte, sus accesos cuentan también con cámaras térmicas para medir la temperatura. Reforzados también los equipos de limpieza, IE cuenta con un robot de luz ultravioleta que desinfectará el campus por la noche.

Antes de iniciar el curso, profesores, alumnos y personal deberá someterse a un test serológico; pruebas que se realizarán después de forma aleatoria, explica Carmona. «La salud es lo primero», destaca el rector, mientras subraya que las clases presenciales tendrán una ocupación máxima del 50%, puesto que en el campus de Santa Cruz no hay problemas de espacio y siempre existe posibilidad de duplicar las sesiones.

IE University aplicará un modelo de aprendizaje ‘líquido’ (liquid-learning): sesiones híbridas que conectarán simultáneamente a los estudiantes presenciales con los estudiantes online. Los alumnos asistirán a clases sincrónicas, asincrónicas y sesiones individuales con el seguimiento personalizado de los profesores.
«Tenemos sensaciones muy  buenas.  Al profesorado le atrae seguir adaptándose a los sistemas digitales que ya teníamos. Los alumnos están también muy motivados. El segundo cuatrimestre, de marzo a junio, nos volcamos en las clases online y el feedback de los alumnos fue muy positivo», añade el rector.

Ante un caso sospechoso o positivo…
IE University:
Test serólógicos al inicio del curso y después aleatorios y una APP para monitorizar el estado de salud de alumnos, profesores y staff. En caso de detectar un caso positivo, el equipo médico de la institución compartirá con la persona contagiada las normas de actuación precisas, como su inmediato aislamiento. Información a las autoridades sanitarias. La institución identificará a los contactos estrechos para el oportuno seguimiento y para adoptar las medidas necesarias.

UVa. Campus María Zambrano: Ha sido nombrado un coordinador COVID para todo el campus y otro para cada centro. En caso de que se presente algún caso sospechoso, se ha previsto habilitar dos espacios, uno en cada edificio, con el fin de aislar a la persona que presente síntomas siguiendo los protocolos marcados por las autoridades sanitarias. Se actuará conforme a las recomendaciones del Ministerio de Universidades.

Principales medidas:

IE UNIVERSITY. CAMPUS DE SANTA CRUZ LA REAL.

Matrícula en el curso pasado: 1.400 alumnos, de más de 100 países.
La tecnología blinda la universidadLa tecnología blinda la universidadTodos los alumnos, profesores y personal que tengan que acceder al campus deben realizar un test serológico antes de iniciar el curso.
Una app web permitirá que toda la comunidad educativa (alumnos, profesores y personal) pueda monitorizar a diario su estado de salud. Si es adecuado un equipo médico valida su pasaporte sanitario que debe estar en verde para poder acceder al campus.
Uso obligatorio de mascarillas dentro del campus. Es obligatorio mantener el distanciamiento físico de 1,5 metros.
La tecnología blinda la universidadLa tecnología blinda la universidadLos accesos al campus cuentan con cámaras térmicas para medir la temperatura.
Se han reforzado los equipos de limpieza. Además, un robot de luz ultravioleta desinfectará el campus por la noche.
Las clases presenciales tendrán una ocupación del 50%. Cuando se supere la capacidad máxima del aula se duplicarán las sesiones para garantizar las medidas de distanciamiento.
Entradas y salidas escalonadas para evitar que los alumnos de aulas anexas coincidan en los cambios de clase.
Estricto protolocolo de higiene y limpieza en todo el campus.
Aplicación del modelo de aprendizaje ‘líquido’ (liquid-learning): sesiones híbridas que conectarán simultáneamente a los estudiantes presenciales con los estudiantes online para obtener la misma experiencia de inmersión y calidad académica. Los alumnos asistirán a clases sincrónicas, asincrónicas y sesiones individuales con el seguimiento personalizado de los profesores.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID (UVA). CAMPUS MARÍA ZAMBRANO.

Matrícula del año pasado: 2.000 alumnos. Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación. Facultad de Educación y Escuela de Ingeniería Informática
Clases presenciales, con limitación de aforo (máximo de 40 alumnos), con distancia de seguridad de al menos 1,5 metros. Uso obligatorio de mascarillas.
Mapa digital. Se ha calculado el número de estudiantes que pueden ocupar cada una de las aulas manteniendo la distancia de seguridad y se ha optimizado su capacidad.
Realización de unos 275 test serológicos a profesores y personal del campus María Zambrano antes del 28 de septiembre.
44 aulas dotadas con cámara y sonido de calidad, en caso de que se tuviera que acudir a la denominada ‘bimodalidad’. Implicará que unos estudiantes vayan a clase una semana y otra semana sigan las clases desde sus domicilios con los sistemas de audio y vídeo.
En asignaturas con más alumnado, los estudiantes se repartirán en dos aulas. Unos asistirán directamente a la clase con presencia del profesor y otros podrán seguirla en una aula contigua (las llamadas ‘Aulas espejos’), gracias a la retransmisión via webcam.
Se han realizado obras de ampliación en tres aulas, asignada a cada uno de los tres centros del campus para permitir el acceso a un mayor número de estudiantes en caso de que fuese necesario.
Estricto protolocolo de higiene y limpieza en todo el campus.
Las aulas reproducirán la cartelería informativa en los lugares estratégicos y en el Vídeo Wall del ágora del campus, con principales recomendaciones e instrucciones necesarias para prevenir el contagio.