scorecardresearch

NNGG insiste en la reivindicación de una Ebau única

SPC
-

Eduardo Carazo lamenta que Tudanca "tiene todas las asignaturas suspensas" menos el "aprobado en sanchismo"

El presidente de Nuevas Generaciones de Castilla y León, Eduardo Carazo, durante su intervención en el congreso autonómico. - Foto: Campillo (Ical)

El presidente de Nuevas Generaciones Castilla y León, Eduardo Carazo, reivindicó hoy en León la necesidad de la creación de una Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad centralizada para toda España, porque "el acceso a la Universidad no puede ser como juego de la ruleta en el que una nota y otra, en función a la Comunidad Autónoma, decide el futuro de los jóvenes".

Una EBAU "única y justa" que "garantice el acceso de todos a la Universidad" y que, como el Partido Socialista "no la llevará a cabo", tendrá que "implantarla el Partido Popular cuando llegue al Gobierno", sostuvo ante el 14 Congreso del PPCyL.

En el que apuntó que se trata de su último discurso presidente de las NNGG CyL por cuestiones de edad, Carazo puso de relieve que "al PSOE no le gusta la educación en calidad y excelencia", ya que su candidato a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, "Tudanca quiere pasar de curso con todas suspensas menos una", es decir, "suspenso en decir la verdad, en defender Castilla y León, en mociones de censura y aprobado solo en "sanchismo".

Durante la celebración del XIV Congreso del PPCyL, Eduardo Carazo resaltó que las elecciones del 13 de febrero "van a decidir el futuro de la Comunidad", lo que hará elegir "si se sigue avanzando con las políticas del PP o se dejan las políticas Pedro Sánchez y sus socios radicales tiren por la borda lo conseguido con tantos años de trabajo".

Frente a esta situación "causada por el PSOE", Carazo aseguró que hay "un modelo que mira al futuro con ilusión, esperanza y retos importantes". Para ello "se necesita que Alfonso Fernández Mañueco sea el presidente de la Junta" con "un Gobierno Estable" para que Castilla y León "tenga futuro también para los más jóvenes".

"Hemos nacido en democracia y por eso corremos el peligro de dar por sentados los derechos. Somos una generación harta de que la izquierda diga cómo tienen que vivir, que quiere que no les colectivicen ni etiqueten, que ayudó al Partido Popular en Madrid y que lo hará con Mañueco", para después "llevar a Pablo casado a la Moncloa", concluyó el presidente de Nuevas Generaciones Castilla y León.