Horarios y rutas de los autobuses urbanos de Segovia

D. S.
-

Desaparece la línea 14 al fusionarse con la 7, la 5 se amplía, la 8 se desdobla en 8 y 9...

Horarios y rutas de los autobuses urbanos de Segovia

Descarga aquí la nueva guía de los autobuses urbanos de Segovia, descargable en el siguiente enlace en formato PDF.

 

Igual que cuando uno estrena coche, el nuevo servicio de transporte urbano de Segovia promete y ahora serán los usuarios los que puedan juzgarlo a partir de este lunes 1 de abril. Sobre todo por las modificaciones de líneas, que puede ser lo que más discrepancias genere. Seguirán siendo 13, pero desaparece la 14 al fusionarse con la 7, la 8 se desdobla en 8 y 9, la 9 actual pasa a ser la 10 con más recorrido para llegar a San Lorenzo, la 4 suma otro autobús para mejorar su frecuencia al bajarla de 18-20 a 15 minutos, la 5 se extiende hasta el barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra... El resto casi no cambia, salvo algunos ajustes horarios leves. Se crean 13 paradas nuevas, se suprimen 12, se trasladan tres y, en mayor o menor medida, se renuevan todas, más de 200.
A falta de que los ciudadanos pongan a prueba el nuevo mapa, el salto en lo demás es indiscutible, viniendo de un servicio tan castigado como el que se estaba dando tras casi tres años (desde junio de 2016) con la contrata anterior prorrogada por retrasos en la preparación del concurso. Lo admitía hasta el director de Avanza el pasado 9 de enero, cuando firmó el inicio de la nueva etapa (a través de Corporación Española de Transporte, que releva a la UTE que formó con La Sepulvedana como Urbanos de Segovia en la etapa que ahora termina) para un periodo de 10 años; prorrogables, cómo no, si también se demora la resolución del siguiente concurso.
Ahora, tras un periodo de adaptación de apenas dos meses y medio, arranca el nuevo servicio con 28 vehículos en la flota, 18 de ellos a estrenar tras jubilarse 17 (se gana uno). Con información en tiempo real sobre los horarios en una aplicación para móviles, en una nueva web y en paneles recién instalados en las 18 principales paradas. Con opción de adquirir tarjetas sin contacto, hacer recargas online, desde el móvil y en la oficina o las taquillas de Avanza, aparte del bus. También con dos inspectores de servicio que revisarán la flota durante la jornada, un mecánico más que permitirá habilitar turno de noche, un nuevo túnel de lavado que ya no se congelará cuando bajen las temperaturas…
Los nuevos vehículos mejoran los anteriores, aparte de por la antigüedad de unos frente a otros, que no es poco, por cuestiones tan sencillas como que llevan asientos tapizados y mullidos, aunque habrá que ver cómo envejecen; y por cuestiones más complejas como sus prestaciones técnicas y tecnológicas. Aunque todos son diésel, a pesar de la que le está cayendo a ese combustible. Ni eléctricos ni de gas por considerarse que aún no ofrecen la fiabilidad suficiente. Si entran en la flota las energías renovables será cuando toque sustituir los siguientes vehículos que cumplan 10 años, que es la antigüedad límite que se ha fijado en esta nueva contrata con Avanza tras la mala experiencia de la que ahora termina. Si ese tope hubiera estado vigente en la contrata que ahora termina, 11 de los 17 autobuses que han estado de servicio hasta este domingo habrían tenido que dejar de circular hace tres y cinco años.
De los 18 autobuses nuevos, once son de los de diez metros, los que se usan en las líneas ordinarias; cinco de doce, los del AVE (11 y 12), que además ahora serán algo más amplios por dentro, pensando en las maletas que puedan llevar los viajeros; y dos minibuses de siete metros para la línea del casco histórico, que ahora será la número 10 en lugar de la 9. Son compactos, con chasis y mecánica del mismo fabricante (Mercedes) porque se considera que así resultan más sólidos para soportar el traqueteo por Segovia.
En cuanto a los vehículos viejos que siguen, todos de diez metros, cinco están matriculados en junio de 2014 y cinco en marzo de 2015. Avanza también ha implantado en ellos casi todas las nuevas prestaciones, con excepciones como el dispositivo que obliga al conductor a pasar una prueba de alcoholemia para poder arrancar y bloquea el motor si ha bebido algo.
Por lo demás, todos llevan pantalla con canal de televisión propio que emitirá publicidad, información municipal y también de las paradas, así como megafonía, conexiones USB para recarga de móviles, wifi gratis y un sistema de videovigilancia que abarca todo el interior del vehículo. El conductor verá las imágenes en una pantalla colocada junto al retrovisor interior y dispondrá de un botón de aviso de incidencias. Si lo pulsa, la grabación pasará a efectuarse con mejor resolución, tanto la central de la empresa como la del Ayuntamiento podrán ver qué está sucediendo dentro de ese bus y, si es necesario, pedirán la intervención de la Policía o emergencias.
Con el nuevo servicio se estrena también el Sistema de Ayuda a la Navegación, plataforma tecnológica que permitirá conocer en tiempo real la posición de cada bus y las incidencias que se registren durante la jornada, o incluso cuántos usuarios suben o bajan en cada parada.
El contraste, por tanto, será más que evidente con respecto al agónico final de los 17 autobuses que se retiran definitivamente este fin de semana, algunos de ellos con un millón de kilómetros tras 15 años rodando por las tortuosas calles de Segovia. Atrás quedarán imágenes de conductores cerrando puertas de manera manual, incluso con un palo, puertas que se abrían ya a medias, lunas rotas de lenta o nula reposición, averías en ruta cada vez más frecuentes, vehículos que apenas podían subir ciertas cuestas... Han sido casi tres años con la contrata prorrogada por el retraso acumulado durante los preparativos y posterior resolución del concurso, y ahí han quedado las consecuencias. Y entre las novedades, por cierto, también destaca que en diciembre hubo relevo en la gerencia con la entrada de Alicia Hernández.
 

Cambios en las líneas. Según el pliego de condiciones técnicas que rige el nuevo servicio, las líneas 4 (Circular) y 5 (Nueva Segovia), que suman más del 40% de los usuarios, se conciben como «servicios a potenciar». La 4, en concreto, mantiene el trazado actual pero con un autobús más (pasa de cuatro a cinco) para mejorar su frecuencia al dejarla en 15 minutos, frente a los 18-20 actuales. Así se facilita que cumpla su función de «eje vertebrador del sistema de transporte», dado que va por toda la ciudad y podrá intercalarse mejor con las líneas de los barrios, que mayoritariamente se van a mover en frecuencias de 15 minutos o múltiplos de 15.
La línea 5, por su parte, también incorpora un autobús más al servicio (pasa de dos a tres) para poder mantener una frecuencia de paso de 15 minutos a pesar de que, si bien la distancia de su recorrido apenas varía, el tiempo que debe invertir para cubrirlo aumenta tres o cuatro minutos (a 19 hacia Colón y 18 hacia el Conservatorio, frente a los 15 actuales) al incorporar tres paradas en el barrio de Comunidad Ciudad y Tierra. Modifica además el sentido de su itinerario porque accede a Nueva Segovia tras pasar por la calle Valdevilla y algunas más de ese joven barrio que pasará a tener frecuencias de 15 minutos, en lugar de 30. Entrará por Vicente Aleixandre y saldrá por Gerardo Diego para intercalar mejor esta línea con la 4 y que los usuarios de Nueva Segovia, aunque vean aumentar el tiempo de recorrido de todo el trazado, puedan tener a cambio una conexión con el centro cada siete u ocho minutos, en lugar de los 15 actuales.
En otro apartado del pliego de condiciones técnicas se incluyen las líneas «a reorganizar» (7, 8, 9 y 14) porque «su número de viajeros no es muy elevado» o «su nivel de prestación no es el más adecuado», por ejemplo, para coordinarse con otras.


Nueva línea 7. Para las zonas de Comunidad de Ciudad y Tierra, el polígono El Cerro y el centro comercial se crea una nueva línea 7 como resultado de la fusión de las actuales 7 y 14. El barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra ha dispuesto en la etapa que termina de «una línea exclusiva», la 14, que tenía una frecuencia de 30 minutos, frente a los 15 que ofrecerá allí la nueva 5. Mientras, la línea 7 que actualmente presta servicio al polígono El Cerro y el centro comercial, realizando además siete viajes al polígono de Hontoria, tenía una frecuencia de 35 minutos y, al igual que la línea 14, se considera que tenía baja demanda.
Esa es la lectura de situación de la que deriva la propuesta que ahora se pone en práctica y que supone la unión de las líneas 7 y 14 actuales. Funcionarán con un único autobús que tendrá una frecuencia de 60 minutos, y respetará el trayecto de la actual línea 7 por la avenida de la Constitución, con entrada al Barrio Comunidad Ciudad y Tierra por San José y salida por Nueva Segovia, respetando asimismo el paso por esta zona de la línea 7 y finalizando en el centro comercial. El recorrido de vuelta será idéntico al de ida. 
Asimismo, aunque la zona del polígono El Cerro y el centro comercial pasan a tener una frecuencia de 60 minutos frente a los 35 actuales, «el escaso número de viajeros y el objeto específico de los viajes que se dirigen a esos destinos hace suponer» que esto «no tendrá un impacto en la percepción de la calidad del servicio», según se recoge en el pliego de condiciones técnicas. Entretanto, se amplía el servicio con el centro comercial, al discurrir la nueva 7 por el barrio de San José, mientras el polígono de Hontoria pasa a ser cubierto por la línea que se expone a continuación.

 
Nueva línea 8. La 8 actual presta servicio con dos autobuses al barrio del Puente Hierro hacia Colón y, además, en diversos momentos del día realiza 11 viajes a Zamarramala y Hontoria. La frecuencia cuando no va hasta esos barrios incorporados es de 16 minutos y cuando sí, de 35/40, para desconcierto de los usuarios, y ahora lo que se hace es dividir esta línea en dos: Hontoria-Puente Hierro-Colón (nueva 8) y Puente Hierro-Plaza Artillería-Zamarramala (nueva 9). Cada línea se prestará con un autobús y la frecuencia será de 60 minutos, con un tronco común entre Puente Hierro y la plaza de la Artillería, de modo que intercalando ambas líneas proporcionará a este tronco una frecuencia de 30 minutos. 
El trayecto que proviene de Hontoria llega hasta Colón y el que va hacia Zamarramala sólo hasta la plaza de la Artillería. Esto va a ser así porque la diferencia en distancia y tiempo entre Zamarramala y Colón y entre el Puente de Hierro y Hontoria no hacía posible cuadrar las líneas con una frecuencia regular; y combinadas las dos líneas, proporcionarán una frecuencia de 30 minutos a Puente Hierro y de 60 a Zamarramala y Hontoria durante todo el día.
Aunque en ocasiones la frecuencia a Puente Hierro pase a ser superior a la actual, se valora que la frecuencia siempre será uniforme, no como hasta ahora. Y mientras tanto, Zamarramala y Hontoria pasan de tener un servicio esporádico a uno regular.
Todos los pasos que se realicen por Hontoria llegarán al polígono cuando los establecimientos de éste estén abiertos. Y no hay que olvidar, por otro lado, que Puente Hierro sigue conservando la Línea 6 en las mismas condiciones que ahora.

 

Nueva línea 10. La línea del Casco Histórico pasa a ser la 10 en lugar de la 9. A petición de los residentes de esa zona, se modifica para que llegue hasta su centro de salud de referencia, el de San Lorenzo, por lo que el minibús girará hacia Pozo de las Nieves al finalizar Daoiz, en lugar de ir hacia el paseo de Juan II. Esta modificación posibilita además pasar por zonas que pueden generar demanda como la IE University o la de San Lorenzo, al discurrir por la plaza de los Vargas y parte de Vía Roma. Por tal motivo, esta línea, que tendrá 30 minutos de frecuencia, se combinará también con la 2 y la circular (4) «para prestar mejor servicio a los vecinos del barrio de San Lorenzo», según se argumenta en el pliego de condiciones técnicas. 
No obstante, la nueva línea 10 nace con un horario parecido al de la vieja 9, más limitado que el de las demás, ya que incluso en los días laborables solamente funcionará de 10.17 a 14.17 y de 17.17 a 19.47, una circunstancia que critica la Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (Avras), sobre todo, porque impide utilizarla para ir a primera hora de la mañana al centro de salud.
El resto de líneas son las que prácticamente no cambian. Las de San José (1), San Lorenzo (2), El Carmen (3), Paseo del Salón/Fuentecilla (6), Búho y la estación del AVE (11 y 12) se quedan prácticamente como estaban, con la excepción de que la de San Lorenzo pasará de 25 a 30 minutos de frecuencia para cuadrarla con la circular (4). Y a partir de este lunes, por tanto, los propios usuarios comprobarán si perciben realmente la mejora que se apunta en el servicio; contando también, en cualquier caso, con que todas las rutas son modificables si una vez en marcha se considera oportuno.