Mañueco pide a Sánchez una reunión sobre problemas de CyL

S. Gonzalez
-

El presidente de la Junta envía una carta a La Moncloa en la que expresa al jefe del Ejecutivo su lealtad y disposición al diálogo e insiste en «contar cuanto antes» con el pago del IVA

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en una comparecencia de prensa. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no ha esperado ni una semana desde la toma de posesión de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno para reclamar una reunión en «próximas fechas» para abordar los asuntos pendientes de la Comunidad, en especial la financiación autonómica y la estrategia nacional contra la despoblación.
En una carta enviada al jefe del Ejecutivo, Mañueco felicita a Sánchez por su reciente investidura y le desea «mucho éxito», además de confirmar la lealtad institucional que mantendrá la Junta de Castilla y León con el Gobierno de España y la colaboración para «defender la Constitución y colaborar en proyectos comunes y de Estado» dentro de un diálogo «honesto, transparente y sincero».
Mañueco aprovecha para defender el sistema autonómico, aunque recuerda que su «principal razón de ser se encuentra en su utilidad social, especialmente como prestador de servicios públicos de calidad». Ante ello, el presidente de la Junta insiste en la necesidad de disponer de una «financiación autonómica justa y suficiente» para garantizar la prestación de servicios públicos de calidad, pilar básico del Estado del bienestar. 
Asimismo, recuerda que Castilla y León defiende una negociación del modelo «multilateral y sin privilegios para nadie», a la vez que exige que se tengan en cuenta los factores territoriales y sociodemográficos que incrementan el coste de los servicios, dando una consideración especial a la sanidad y la atención a la dependencia.
No obstante, hasta que se implante este nuevo modelo, Mañueco reivindica contar cuanto antes con los «indispensables» 142 millones pendientes de la mensualidad del IVA que se adeuda a las comunidades autónomas.
El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, explicó tras el Consejo de Gobierno que la carta enviada a Moncloa muestra también la preocupación por la «drástica reducción de recursos en desarrollo rural» que plantea Europa y solicita la defensa de la PAC para que no disminuya la financiación actual a los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses, incluso «incrementando si es preciso las aportaciones de los Estados».
Asimismo, otro de los asuntos que Mañueco pretende abordar con el presidente del Gobierno es la necesidad de «medidas de choque» para las zonas afectadas por el cierre de la minería y las térmicas, que «no están teniendo una transición energética justa».
Despoblación

Otro de los aspectos importantes en los que insiste el dirigente autonómico en su misiva es el reto demográfico. Mañueco se queja de que «seguimos sin la estrategia nacional contra la despoblación», comprometida en la Conferencia de Presidentes de 2017, y exige ya «medidas concretas» para aprovechar las oportunidades del medio rural, impulsar la extensión de internet, apoyar el acceso a la vivienda de los jóvenes y promover el emprendimiento con una fiscalidad más favorable.
«Servicios públicos, desarrollo económico e infraestructuras son instrumentos fundamentales para afrontar uno de nuestros mayores desafíos, el reto demográfico», reitera el presidente.
Por ello, también incluye las comunicaciones entre los asuntos que deben abordar y para ello solicita «que se agilicen los plazos de licitación o ejecución de autovías e infraestructuras ferroviarias» y un trato igualitario en los peajes de las autopistas.
Mañueco, que ya habló telefónicamente con Pedro Sánchez a mediados de diciembre -entonces era presidente del Gobierno en funciones-, le recuerda en esta ocasión que en España se «viven momentos complejos que requieren altura de miras y responsabilidad por encima de cálculos partidistas o intereses particulares».
Igea confirmó el envío de la carta a principios de semana, aunque de momento la Junta no espera una pronta respuesta por parte de La Moncloa.