La producción de vino cae un 18,7% en una campaña irregular

SPC
-

La entrada de uva en las bodegas de Castilla y León desciende en la misma línea, un 18,9%, con 58 millones de kilos menos que en 2018, y se sitúa en 251,6 durante la pasada vendimia

La producción de vino cae un 18,7% en una campaña irregular

La producción de vino en la última campaña cayó un 18,7 por ciento en Castilla y León hasta los 1,8 millones de hectolitros, consecuencia de un año irregular motivado por las inclemencias meteorológicas y del buen año que resultó 2018, cuando se alcanzaron los 2,2 millones de hectolitros.
Según los datos del Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (Infovi) consultados por Ical, la evolución del sector en la Comunidad se comportó mejor que la media nacional, donde el descenso fue más acusado, concretamente del 25,2 por ciento, hasta sumar 32,8 millones de hectolitros, siempre teniendo en cuenta aquellos productores que igualan o superan los mil hectolitros de media, que en España suponen el 98,4 por ciento del total.
La entrada de uva en la última vendimia se quedó por debajo de las previsiones que auguraban que rozaría los 300 millones de kilos. Así, bajó, de forma paralela a su conversión en vino y mosto, en un 18,9 por ciento, con 251 millones de kilos, casi 60 menos que en la campaña de 2018, cuando sí se superó esa cifra simbólica, hasta los 310 millones. En España bajó casi una cuarta parte, un 23 por ciento, hasta los 4.900 millones de kilos.
De los cerca de 250 millones de botellas que salieron al mercado de vino de la Comunidad, siete de cada diez correspondían a contraetiquetas de Ribera del Duero y Rueda. El presidente del Consejo Regulador de la primera de ellas, Enrique Pascual, recordó que los datos de la última campaña se justifican en que 2018 fue «muy bueno», con 125 millones de kilos recogidos, y el año pasado «fue seco», lo que provocó que la cifra se situara en 96, con un 23 por ciento menos, un descenso incluso superior al de la media autonómica. En el número de botellas, se contraetiquetaron 89 millones.
Concretamente, en Ribera «influyó bastante el calor que se registró con la uva en floración». «Hubo mucha uva que no cuajó y abortó muchos racimos, con mucho calor en junio. Eso significa que se autorreguló directamente la viña».
Recuperación de mercado

Por su parte, el director general del Consejo Regulador de Rueda, Santiago Mora, se fue más atrás aún para poder analizar la evolución de la producción de vino. Así, recordó que en 2017 en esta denominación de origen fue de 84 millones de kilos, y al año siguiente, de 130,7, una cifra récord hasta ahora. Ya en 2019 bajó a 115 millones de kilos. «Esto lo que provocó es que en 2018 se registraron datos de caída de comercialización importante, con 82 millones de botellas, desde los 91,7 millones anteriores, provocada por una producción mucho más corta, y que se notó porque las ventas sufrieron un desplome importante en los últimos meses», sostuvo.
Todo cambió a partir de la entrada de la nueva cosecha en 2018, en septiembre, octubre y noviembre, cuando se observó un aumento de comercialización que «se completó en 2019, en que se batió récord de ventas, con casi 93 millones de botellas con distintivo de Rueda».
Por ello, destacó la «capacidad de recuperación» de mercado al pasar de un año en que «no había suficiente vino para suministrar a los distribuidores, con un hueco que otros ocupan, a regresar en 2019 a ese mercado y crecer por encima del 13 por ciento». «Tenemos mucha confianza en las bodegas, en el producto y la calidad-precio para recuperar nuestro sitio en el mercado. Todo gracias a viticultores, enólogos y demás personas de Rueda. El consumidor elige, cada vez más y con más fuerza, los vinos de Rueda», sostiene.
Del total de producción de vino y mosto en el conjunto nacional, 33,5 millones de hectolitros corresponden a vino y 3,7 a mosto, en poder de los productores a 30 de noviembre de 2019. En Castilla y León, de los 1,8 millones de hectolitros, 852.492 correspondieron a vino blanco, un 14,8 por ciento menos que en la vendimia anterior; mientras que 969.817 se asocian a tinto y rosado, que sufrieron un descenso más importante, de un 21,9 por ciento menos.
Existencias

El Infovi recoge también unas existencias iniciales de 57,6 millones de hectolitros de vino en España y 5,9 de mosto, con un total, a 1 de noviembre, de 63,5 millones de hectolitros.
En Castilla y León, la cifra es de 3,5 millones de hectolitros de existencias, de los que solo cerca de 2.000 corresponden al mosto y el resto a vino: 1,1 millones de vino blanco y 2,4, de tinto y rosado.