Cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo

Agencias
-

La OMS apremia a los gobiernos a impulsar estrategias que eviten estas muertes, sobre todo en los países con ingresos bajos o medianos ya que acaparan el 79% de la tasa. En España, cada dos horas y media un ciudadano se quita la vida

Cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que cada 40 segundos se suicida una persona, por lo que ha instado a los países a que incorporen de forma sostenida programas nacionales de salud y formación estrategias de eficacia probada para la prevención del suicidio. 
En concreto, y con motivo de la celebración, mañana, del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el organismo ha informado de que la tasa de suicidios estandarizada por edad correspondiente a 2016 fue de 10,5 por 100.000 habitantes, si bien la variación fue "enorme" de un país a otro, desde cinco suicidios por 100.000 habitantes a más de 30. 
Así, pese a que el 79 por ciento de los suicidios de todo el mundo se registraron en los países de ingresos bajos y medianos, la tasa más elevada (de 11,5 por 100.000 habitantes) correspondió a los países de ingresos altos, en los que, además, se suicidan casi tres veces más hombres que mujeres, frente a los países de ingresos bajos y medianos, en los que la tasa está más igualada. 
En este sentido, la OMS ha informado de que el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, después de los accidentes de tránsito. En los adolescentes de 15 a 19 años, es la segunda causa de muerte entre las niñas (después de las afecciones maternas) y la tercera entre los niños (después de los accidentes de tránsito y la violencia interpersonal). Los métodos de suicidio más utilizados son el ahorcamiento, la intoxicación voluntaria por plaguicidas y las armas de fuego. 
En este sentido, la OMS ha informado de que las intervenciones que han resultado ser más eficaces en la reducción de los suicidios son la restricción del acceso a los medios de suicidio; la sensibilización de los medios de comunicación para que informen sobre los suicidios de forma responsable; la puesta en marcha entre los jóvenes de programas de aptitudes para la vida que les permitan hacer frente a las dificultades cotidianas; y la detección temprana, gestión y seguimiento de las personas en riesgo de suicidio. 

Una estadística negra en España

Cada dos horas y media se suicida una persona en España, 10 al día: los muertos por suicidio duplican a los de accidentes de tráfico, superan en 11 veces a los homicidios y en 80 a los de violencia de género.
Son algunas de las cifras que, con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora el 10 de septiembre, tratan de visibilizar los expertos que, un año más, exigen que el Ministerio de Sanidad, que dirige María Luisa Carcedo, impulse el Plan Nacional de Prevención del Suicidio al que se comprometió cuando llegó al cargo, al igual que su antecesora, Carmen Montón.
Los expertos del Teléfono de la Esperanza recuerdan que la literatura científica especializada relaciona la vulnerabilidad de las personas con determinadas enfermedades mentales, pero que los datos estadísticos de adolescentes y jóvenes muestran que, en la mayoría de los casos, el deseo de morir surge como respuesta a una crisis vital, sin que haya un trastorno identificado de base.
Y que en el conjunto de la población, muchas personas pierden las ganas y el sentido de la vida cuando deben enfrentarse a una situación de dolor emocional intenso, vivido como intolerable y aparentemente interminable.
Para constatar la necesidad y la urgencia de activar un Plan de Prevención del Suicidio, los expertos recuerdan algunas de las cifras que avalan estas consideraciones.