Arranca la pugna por el 'Nobel' del agua juvenil

SPC
-

Aquona y la Fundación Aquae impulsan el concurso del que saldrá el mejor proyecto español sobre sostenibilidad hídrica que competirá en la XXIII edición del Stockholm Junior Water Prize

Arranca la pugna por el ‘Nobel’ del agua juvenil

Con el medio ambiente como elemento clave a proteger y la pretensión de implicar a las nuevas generaciones en este empeño, Aquona y la Fundación Aquae lanzan el certamen nacional de la XXIII edición del Stockholm Junior Water Prize (SJWP), una competición que ofrece a los jóvenes de todo el planeta la posibilidad de presentar proyectos de investigación sobre el binomio agua y sostenibilidad. El ganador de la final española será el representante del país en el mes de agosto por el título internacional en Estocolmo, considerado el Nobel del agua juvenil.
Durante el proceso de desarrollo de ideas, los chicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha que decidan participar en esta pugna podrán apoyarse en Aquona, empresa experta en gestión sostenible del agua, para solucionar sus dudas y recibir el asesoramiento técnico que necesiten. 
La edición mundial de este premio de investigación juvenil está promovida por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), con el objetivo de fomentar el interés de las nuevas generaciones y alentar su creatividad en torno al agua y el medio ambiente. Y, en esta línea, alumnos y alumnas que cursen Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional en cualquier centro educativo de España y que en agosto tengan entre 16 y 21 años podrán participar en el certamen nacional de SJWP, a partir del 28 de enero y hasta el 8 de abril. 
Las candidaturas pueden ser individuales o estar conformadas por equipos de hasta dos estudiantes. Cada proyecto debe tener un tutor/a (profesor/a del mismo centro que lo presenta). La participación está abierta a cualquier investigación escolar cuyo tema central sea el agua y, especialmente, la gestión de los recursos hídricos; la protección del agua; y su tratamiento, ya sean potables o residuales. Todos los trabajos deben estar orientados a la mejora de la calidad de vida de la sociedad y obtener unos resultados concretos. 
En mayo se celebrará la final nacional. Los estudiantes defenderán entonces sus ideas ante un jurado, mediante una exposición oral en castellano o inglés, y se designará un único trabajo como representante español en el certamen internacional, que tendrá lugar a finales de agosto en Estocolmo, en el marco de la Semana Mundial del Agua. 
Los finalistas de cada país participante presentarán y discutirán sus proyectos con una amplia variedad de investigadores, políticos y medios de comunicación. Tras entrevistar a los aspirantes, un jurado de expertos elegirá el ganador, que recibirá 15.000 dólares (13.283 euros), un diploma y una escultura de manos de la princesa Victoria de Suecia, patrona de este premio. 
En 2018, dos estudiantes orensanos de Primero de Bachillerato vencieron en el certamen nacional de SJWP con un proyecto consistente en un innovador sistema ecológico para degradar las toallitas higiénicas. Su propuesta se basaba en la capacidad del gusano de la miel para descomponer los compuestos derivados del polietileno.