Sánchez teme que la abstención favorezca al «extremismo"

SPC
-

El presidente advierte del peligro de una polarización de la sociedad y llama al voto útil para dar la espalda en las urnas «al enfrentamiento y la crispación» que alimentan PP, Cs y Vox

Sánchez teme una alta abstención favorezca al «extremismo"

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, volvió a hacer campaña ayer, por segundo día consecutivo tras el anuncio del adelanto de las elecciones generales al 28 de abril, cargando de nuevo contra la derecha y la amenaza de sus «extremismos». Y lo hizo en Mérida, en un multitudinario acto de precampaña en el que estuvo acompañado, precisamente, por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, uno de los barones más críticos con su estrategia frente a los independentistas catalanes. Esa hoja de ruta que terminó en la convocatoria de comicios, tras no lograr sacar adelante los Presupuestos Generales de 2019 por falta de apoyos.
En un auditorio en el que se congregaron más de 2.000 personas, y al que otros cientos no pudieron acceder por falta de aforo, el líder del PSOE apeló al voto progresista y también al de centro, mostrando su temor a la desmovilización, que le pasó tanta factura en Andalucía, donde su partido perdió la Junta tras 36 años gobernando. «Si no hay movilización, la abstención puede dar el triunfo al extremismo. Apelamos no solo a la España de izquierdas y progresista. Tenemos que apelar a la España moderada, sensata, cabal», afirmó. 
Así, Sánchez evocó la concentración de la plaza madrileña de Colón que dejó la instantánea de Pablo Casado y Albert Rivera con Santiago Abascal, líder de Vox. «Se funden con la ultraderecha y por ahí no vamos a pasar. El 28 de abril tenemos que dar la espalda a la crispación y a una derecha que se ha mirado al ombligo», aseveró.
Por ello, reclamó el apoyo a su partido en las elecciones porque, como señaló, «el voto al PSOE es un voto seguro, estable, intergeneracional e integrador». 
Una apuesta segura que no traiciona, afirmó por su parte Fernández Vara. «Un voto que compromete y nos compromete», insistió el dirigente autonómico, el único de los seis con que cuenta el PSOE que forma parte de la ejecutiva federal de Sánchez. Unas palabras con las que el barón otrora crítico quiso ensalzar el cierre de filas con el que los socialistas acuden a las urnas. 
«¡Quienes estamos juntos somos nosotros. Y contra nosotros unidos no puede nadie ni nada!», exclamó. «Ellos ni juntitos», puso el presidente extremeño como ejemplo contrario a PP, Ciudadanos y Vox.