4 familiares, afectados por botulismo tras comer ensaladilla

SPC
-

El Centro Nacional de Alimentación ha confirmado que la toxina botulínica se encontraba en una lata de atún de aceite de girasol de marca Dia, cuyo lote ha sido retirado en su totalidad

4 familiares, afectados por botulismo tras comer ensaladilla

Cuatro personas de una misma familia, residentes en Salamanca y Zamora, sufrieron una infección por toxina botulínica durante una comida, tras ingerir ensaladilla rusa con un ingrediente contaminado, atún de una lata de la marca DIA, fabricado por la empresa gallega Frinsa para la distribuidora.
La Consejería de Sanidad informó de que tres de las cuatro personas afectadas por el brote están dadas de alta, mientras que una mujer de más de 70 años sigue ingresada en observación. Los análisis realizados por el Centro Nacional de Alimentación confirmaron que el causante fue el atún.
Dos personas ingresaron en el complejo hospitalario de Salamanca, una mujer de más de 70 años, el 7 de agosto, y un hombre cercano a los 40 años, el día 9; y las otras dos, una mujer y un hombre, ambos cercanos a los 50 años, ingresaron el pasado día 8 en el Hospital Virgen de las Concha de Zamora.
Los afectados ingresaron fundamentalmente con visión borrosa y doble. La evolución de los casos ha sido favorable, no precisando ninguno de ellos ingreso en unidad de cuidados intensivos. Actualmente solo continúa ingresada en Salamanca la mujer mayor y el resto ya han dado negativo en las pruebas correspondientes a botulismo.
En cuanto hubo conocimiento de la infección, el pasado 9 de agosto, el Servicio de Seguridad Alimentaria de Castilla y León alertó a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aecosan ) sobre un brote de intoxicación provocado por toxina botulínica asociado al consumo de atún en conserva presente en una ensaladilla rusa casera.
Una vez lanzada la alarma todo producto similar fue inmovilizado hasta que no se constate que la contaminación no se extiende a otros lotes. Por otro lado, notificó a la empresa comercializadora de la existencia de producto contaminado.
Además, también se notificó el brote a la empresa productora, Frinsa, radicada en Galicia, y analizada la cadena de producción y otros lotes no se ha descubierto más producto contaminado por toxina botulínica y la maquinaria de producción no poseía focos de la infección.
La Xunta gallega comunicó que en el último análisis realizado ayer mismo por la mañana, ha verificado el correcto funcionamiento de producción del alimento.
Aecosan pidió a las personas que tengan en su domicilio dicho producto se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta. La agencia también informó de que la empresa DÍA se comprometió a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes, según informa Ical.