PP y Cs cargan contra Sánchez por «dopar» las urnas

Agencias
-

Los populares critican que el Gobierno haga un uso partidista del Congreso, mientras que los naranjas apuestan por suprimir la figura del decreto ley para evitar este tipo de abusos

PP y Cs cargan contra Sánchez por «dopar» las urnas - Foto: J.P.Gandul

Los tres reales decretos leyes que aprobó el Gobierno el viernes pasado (sobre el alquiler de vivienda, la igualdad laboral entre mujeres y hombres y para contrarrestar un posible Brexit duro) y que, según el Ejecutivo «no serán los últimos» avivaron el conflicto entre la oposición y el Gabinete de Pedro Sánchez en la jornada previa a la disolución de las Cortes, que tendrá lugar hoy tras la publicación en el BOE del decreto de convocatoria electoral para el 28 de abril.
El PP, tal y como adelantó su presidente, Pablo Casado, tiene previsto recurrir ante la Junta Electoral Central estas normas y todas las que se aprueben en la Diputación Permanente, el órgano que regirá la Cámara hasta la constitución del nuevo Congreso que surja de las urnas el 28 de abril. Incluso, no cerró la puerta a elevar su queja ante  el Tribunal Constitucional. «Esto es una guerra sucia. Y, encima, tienen la desfachatez de ponerle el eslogan de los viernes sociales», lamentó el líder popular, que acusó a los socialistas de «meter la mano en el bolsillo a todos los españoles  para hacer campaña electoral».
Para la presidenta del Congreso, Ana Pastor, «no parece razonable, salvo que las cosas sean de urgente necesidad» que se utilice el procedimiento del decreto ley, por lo que entiende que el Ejecutivo está haciendo «un uso partidista de las instituciones». «Ningún Gobierno municipal, autonómico o nacional puede ir dopado a unas elecciones», avisó.
El portavoz adjunto del Comité Electoral de los socialistas, Felipe Sicilia, replicó a Pastor asegurando que el único partido que ha ido «dopado» a los comicios es el PP, en alusión a las supuestas irregularidades en la financiación de alguna campaña de los populares. 
Además, desde la dirección del PSOE consideran que el anuncio de Casado de que recurrirá a la Junta Electoral Central demuestra que el abulense «no fue a clase en primero de Derecho», porque este organismo no puede echar atrás un decreto ley ni regular la capacidad legislativa del Parlamento.
Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también se pronunció en contra de «gobernar por decretazo», tanto ahora como cuando lo hacía el Ejecutivo de Rajoy y Casado no decía «nada». En este sentido, señaló que para su partido este tipo de normativa «no tienen sentido en pleno siglo XXI» por lo que apuestan por su supresión para evitar los «abusos».
Mientras, desde Podemos no han entrado en esta polémica, aunque sí apunaron que la parte «menos positiva» son los «límites» que cree que se ha puesto el Gobierno en estas medidas sociales. «Le han temblado las piernas», señalaron fuentes de la dirección morada.