scorecardresearch

Caras largas y silencio

Agencias
-

Tras el severo correctivo en Suecia, los internacionales entrenan en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con la mente puesta en Georgia, contra la que se medirán mañana en Badajoz

Los gestos serios y de preocupación podían verse entre los jugadores capitaneados por Sergio Busquets (c). - Foto: RFEF/Pablo Garcia

La selección regresó en la madrugada de ayer de Estocolmo, donde se complicó con una derrota ante Suecia el acceso directo al Mundial 2022, y comenzó a preparar su siguiente partido con la obligación de ganar a Georgia, con una sesión en la Ciudad del Fútbol en la que Luis Enrique dio descanso a los titulares.

Los internacionales volvieron a los entrenamientos tras digerir la derrota en una larga noche que iniciaron con el vuelo de regreso desde Suecia, donde España perdió 28 años después un partido de clasificación mundialista.

La mañana la arrancó el seleccionador con una charla a todos sus futbolistas, antes de que los que fueron titulares en Solna realizasen una sesión de recuperación, mientras que suplentes y Mikel Merino, que fue el descarte, trabajaron con más intensidad.

España preparará con dos entrenamientos en La Ciudad del Fútbol su próximo encuentro, el que le mide mañana en Badajoz a Georgia. Viajará en la víspera del partido pero no entrenará en el escenario del encuentro, el estadio Nuevo Vivero.

Luis Enrique realizará cambios tras acabar disconforme con el rendimiento de su equipo ante Suecia y lamentar la falta de intensidad en los duelos. 

Por de pronto, en la línea ofensiva no podrá contar con Gerard Moreno, que abandonó la concentración lesionado en el muslo derecho. A falta de más pruebas, el ‘nueve’ del Villarreal confía en que todo se quede un pequeño susto. Con esta baja, el equipo nacional pierde algo de mordiente, aunque el catalán no termina de ‘explotar’ de una vez en la Roja. 

 

Un campo de Segunda B

Poco antes de esta marcha, ‘Lucho’ incidió en el entrenamiento con los suplentes en afinar la puntería en partidos en reducidas dimensiones, que es lo que va a pasar ante los georgianos en un campo de Segunda División B, algo que sin duda les favorece.  

Fueron exigidos al máximo los porteros David de Gea y Robert Sánchez por sus compañeros Marcos Llorente, Íñigo Martínez, José Gayá, Rodri, Merino, Brais, Pablo Fornals, Pablo Sarabia, Adama Traoré y Abel Ruiz.

Desde las 10,30 horas de hoy volverá a juntar Luis Enrique a todos sus jugadores disponibles para realizar ajustes tácticos y decidir los cambios que introducirá.