El Girona se despide de la Primera División

Agencias
-

Los chicos de Eusebio caen ante el Alavés (2-1) y no logran obrar el milagro después de que el Celta empatase (2-2) contra el Rayo Vallecano

El Girona se despide de la Primera División - Foto: David Aguilar

El Girona confirmó el descenso de categoría en Vitoria al perder por 2-1 ante el Deportivo Alavés, que fue reconocido por su afición tras una gran temporada, cimentada en una histórica primera vuelta. Con este resultado, los alavesistas alcanzaron la cifra de los 50 puntos, mientras que el Girona vivió la cara amarga del descenso a Segunda División aunque se llevó el aplauso de la afición local.
El Girona salió lanzado hacia la portera de Antonio Sivera que ocupó el puesto de Fernando Pacheco, pero el valenciano no tuvo que intervenir en las primeras apariciones de Portu que fue una de las referencias sin Cristhian Stuani.
Sin embargo, fue el Alavés el que tuvo las mejores oportunidades y el premio llegó en un rechace que recogió el ghanés Wakaso Mubarak en el 40 que perforó la meta del Girona a pesar de que el guardameta vasco logró tocar el esférico, pero no pudo hacer nada para evitar el primer tanto del duelo.
Eusebio intentó de todo para intentar acabar la temporada con mejores sensaciones y a en el minuto 67 ya había realizado los tres cambios en un equipo que tuvo más intención que juego. Pero el equipo catalán estaba roto y recibió la puntilla con un gol del bonaerense Jonathan Calleri que puso el 2-0 en el que aprovechó una dejada de Manu García que recepcionó un gran pase de Patrick Twumasi tras buen contragolpe.
La recta final sirvió para que los aficionados despidieran con honores al delantero, al extremo Jony Rodríguez y al Pitu Abelardo, que respondió con aplausos a los cánticos de la grada. Antes del pitido final recortó distancias en el 85 al recoger un pase filtrado de Pere Pons e incluso Seydou Doumbia puto empatar con un testarazo en boca de gol, pero el remate, muy centrado, lo atrapó Sivera.

 

Mientras, en Balaídos, el Celta de Vigo, que llegó a ser pitado por sus seguidores, evitó la derrota y pudo respirar por fin. Aunque el Rayo se adelantó antes de la media hora con un tanto de penalti de Adrián Embarba cometido sobre el peruano Luis Advíncula, Iago Aspas, su gran referencia ofensiva, acortó distancias con un polémico penalti (m.82) y en la prolongación consiguió el 2-2 definitivo.
El Huesca dijo adiós a la primera campaña en su historia en la máxima categoría con una victoria ante el Leganés (2-1), con lo que evitó el 'farolillo rojo', que pasó al Rayo.
El argentino Martín Mantovani, exjugador del cuadro pepinero, fue uno de los grandes protagonistas, al convertir los tres goles. En la primera parte marcó en su propia portería y en la segunda anotó los dos de la remontada del bloque aragonés.

 

Los 'che' atan la Champions

El Valencia se ha adjudicado este sábado la última de las plazas de Liga de Campeones en juego al vencer al Real Valladolid (0-2), en una última jornada de LaLiga Santander en la que el RCD Espanyol, con su victoria ante la Real Sociedad (2-0), ha ascendido a la séptima posición y ha arrebatado el puesto de Liga Europa al Athletic Club, que ha tropezado ante el Sevilla (2-0). 
Los de Marcelino García Toral no fallaron en Pucela e impidieron la gesta del Getafe, que cedió un empate en los últimos minutos ante el Villarreal en el Coliseum Alfonso Pérez (2-1). Así, los valencianistas, que finalizan con 61 puntos, estarán en la fase de grupos de la Champions la próxima temporada junto a FC Barcelona, Atlético y Real Madrid. 
Con los mismos puntos que el conjunto azulón, 59, termina la competición el Sevilla, que derrotó en el Ramón Sánchez-Pizjuán a un Athletic Club (2-0) que se despidió en la Liga Europa después de atesorar la séptima posición durante las seis últimas jornadas. 
El premio de la segunda competición continental fue para el Espanyol, que se impuso Real Sociedad (2-0) y festejó su regreso a Europa doce años después con una masiva invasión de campo en el RCDE Stadium. Nervionenses (59) y pericos (53) deberán jugar la fase previa, mientras que los madrileños (59) -con el particular ganado con el Sevilla- avanzan directamente a la fase de grupos.

 

El Atlético empata para igualar su peor puntuación liguera

Levante y Atlético de Madrid cerraron la Liga con empate 2-2, en un choque en el que el equipo madrileño neutralizó con un hombre menos una desventaja de 2-0 ante un rival que había vivido como una fiesta el partido hasta el empate rojiblanco.

El encuentro dio comienzo con el 1-0 a la salida de un córner en el que Cabaco, tras dos prolongaciones del balón, marcó con un hábil taconazo. Tras ese tanto, el Atlético de se vio obligado a asumir la iniciativa y empezó a manejar bien el balón y, además, a hacerlo muy cerca del área levantina, que estuvo embotellado durante muchos minutos.
Una acción de VAR inició el segundo tiempo, ya que tras recibir una falta de Chema, Correa le dio una patada sin balón. Inicialmente el árbitro le mostró tarjeta amarilla, pero tras revisar la jugada, cambió su decisión y le mostró la roja directa. La expulsión y la diferencia en el tanteador marcaron el ritmo de la segunda mitad, en la que el Levante trató de que el encuentro perdiera intensidad a base de posesiones largas y algún intento esporádico de sorprender al contragolpe.
El Atlético, por su parte, remaba contracorriente, aunque consciente de que a pesar de jugar con un hombre menos, un tanto podía meterle en el encuentro, aunque para ello necesitaba lograrlo pronto. Dicho y hecho. El 2-1 llegó en un espectacular zurdazo de Rodrigo justo en el ecuador del segundo periodo, lo que hizo que el encuentro recuperara el interés que había perdido tras la expulsión de Correa. Contra todo pronóstico, los de Simeone lograron igualar el choque en el minuto 79, cuando Sergio Camello, en su debut con el primer equipo, cazó una pelota en el área para establecer el 2-2. Una reacción a la altura para poner fin a una era, con los más jóvenes cogiendo el testigo. 
De esta manera, el Atlético despide la temporada como segundo en el campeonato con 76 puntos, su peor puntuación de la era Simeone, mientras que el Levante completa su final de campaña conquistando siete puntos en los tres últimos encuentros para terminar con 44 unidades.