El rey del desierto

EFE
-
El rey del desierto - Foto: Twitter @TitanDesert

Betalú gana su cuarta Titan Desert consecutiva y se proclama titán de titanes en el 14º aniversario de la prueba. En la corona femenina, Ana Ramírez se certifica como la otra dominadora de la carrera, con tres títulos

El español Josep Betalú ha pasado a la historia de la Titan Desert al proclamarse vencedor de la prueba por cuarto año consecutivo, algo nunca alcanzado por ningún ciclista, mientras que la corona femenina se posó en la cabeza de su compatriota Ana Ramírez, que ya luce tres títulos en su palmarés.
Fiesta mayor en la Titan, cuya última etapa disputada entre El Jorf y Maadid, de 64 kilómetros se la apuntaron el tándem compuesto por Ignacio Ávila y Joan Font, campeones del Mundo en pista y en ruta de ciclismo adaptado, así como medallistas de plata olímpicos en Río 2016.
Mientras Font y Avila, quien solo tiene un 10 por ciento de visión, disfrutaban de su éxito, llegaba a meta Josep Betalú, titán de los titanes, para certificar que su condición de favorito no era un bulo y subirse a la cúspide de la carrera que acaba de cumplir 14 años. Cuarto título para el ciclista de Amposta, de 46 años y afincado en Costa Rica.
Betalú sufrió al podio junto al catalán Guillem Muñoz y al salmantino Moisés Dueñas, mientras que en categoría femenina otra reina del desierto, la catalana Ana Ramírez obtuvo el triplete, igualando a su paisana Ramona Gabriel. Entre ambas corredoras se han repartido los triunfos en los últimos años.
La Titan terminó con sol y calor, notas predominantes en el desierto marroquí, pero entre las experiencias inolvidables del pelotón quedará para siempre las tormentas de arena, especialmente la del pasado jueves, cuando el viento cargado de tierra perjudicó seriamente la salud del campamento.
El conjunto de participantes sujetando las paredes de tela de las instalaciones fue una de las imágenes que resume el espíritu de la carrera. Al final, uno para todos y todos para uno. Es la Titan.