La economía volverá a frenarse pero creará 15.000 empleos

SPC
-
La economía volverá a frenarse pero creará 15.000 empleos

El PIB autonómico repuntará un 2,2 por ciento durante este curso, igual que la media nacional, impulsada por la construcción, los servicios, el consumo y la inversión, según el último informe de Unicaja Banco

La desaceleración económica mundial se dejará notar este año enCastilla y León, cuyo PIB moderará su crecimiento hasta el 2,2 por ciento, siete décimas menos que en 2018. Una tasa igual a la que se espera a nivel nacional para este curso, y que posibilitará la creación de más de 15.000 puestos de trabajo en la Comunidad,  según el último número del informe ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ de Unicaja Banco presentado ayer enLeón. Según el texto, el repunte del Producto Interior Bruto regional, que encadenaría su sexto año consecutivo en verde, estará impulsado por el aumento del consumo de los hogares (2,2 por ciento), y las administraciones, (1,2 por ciento), junto con la inversión, que avanzará un (3,2 por ciento). En lo que respecta a las principales variables relativas al mercado de trabajo, para el conjunto de 2019 se estima un crecimiento de la ocupación superior al de los ejercicios anteriores, del 1,7 por ciento, -lo que supone más de 15.000 nuevos empleos- con aumentos que oscilan entre el 1,4 por ciento del sector servicios, y el 2,8 por ciento de la industria, que capitalizará, junto a la construcción (+2,5 por ciento), la mejora de la empleabilidad en Castilla y León. Por su parte, la ocupación agraria y ganadera avanzará un 1,9 por ciento, el doble que a nivel estatal. Por su parte, la tasa de paro se situaría en el 10,1 por ciento, más de tres puntos por debajo de la media española y en torno a dos puntos inferior a la registrada en 2018.
En cuanto a los sectores productivos, solo la agricultura y ganadería retrocederán, con una estimación del -0,3 por ciento.Si bien es cierto que este sector durante el pasado curso anotó un repunte de 12,1 por ciento, por lo que mantener el tirón se antoja complicado.Por su parte, el resto cerrarán el año en verde, aunque todos con peores cifras que en 2018. La industria de la Comunidad perderá tres décimas y avanzará un uno por ciento; la construcción se dejará medio punto, hasta el 2,4 por ciento; mientras que los servicios bajarán tres décimas, y liderarán el crecimiento regional con una variación del 2,7 por ciento, siempre según el informe del banco.
En la misma línea, el informe, presentado por Felisa Becerra, de Analistas Económicos de Andalucía, señala que en el cuarto trimestre de 2018, el PIB autonómico creció un 0,3 por ciento en términos intertrimestrales, situándose la tasa de variación interanual en el 2,5 por ciento. El crecimiento de la inversión y del consumo de los hogares impulsó la demanda interna, mientras las exportaciones sufrieron una caída del 0,1 por ciento.
Desde la perspectiva de la oferta, la agricultura y la construcción intensificaron su crecimiento en relación con el trimestre anterior, registrando tasas de variación interanuales de su producción del 12,2 por ciento y del 3,3 por ciento, respectivamente, en tanto que el sector servicios registró un aumento del 2,7 por ciento.
En lo referente al mercado de trabajo, la ocupación creció un 2,6 por ciento, con importantes aumentos en el sector agrario (6,3 por ciento) y la industria (4,7 por ciento). El sector servicios presentó un crecimiento del 2,4 por ciento, si bien hay que tener en cuenta que venía de registrar una caída del 0,7 por ciento en el trimestre precedente. Por su parte, al cierre del ejercicio, la tasa de paro se situó en el 11,2 por ciento, lo que supone una reducción de 2,5 puntos con respecto a los niveles existentes un año antes.