Nueva Segovia, posible ubicación de un parque canino

D. A.
-
Nueva Segovia, posible ubicación de un parque canino - Foto: Rosa Blanco

Segovia no cuenta con ninguno, pese a que una ordenanza de 2004 ya instaba a crearlos. Pipicanes tiene 14 tras haberse quitado esta semana el de la plaza de Santa Eulalia "a petición de la asociación de vecinos", según la Concejalía de Medio Ambiente

«El Ayuntamiento de Segovia habilitará los espacios idóneos y adecuados, debidamente señalizados, tanto para el paseo y esparcimiento de los animales como para la emisión de excrementos». Es un extracto de una ordenanza que se aprobó hace una década y media (noviembre de 2004) y aún está por cumplirse. Porque, evidentemente, antes se admitiría barco como animal de compañía que los ‘pipicán’ como zonas de esparcimiento, cuando apenas si llegan a 10 metros cuadrados.
Recordaba todo esto una campaña que iniciaron dos segovianos en octubre a través de la plataforma de internet Change.org para reclamar la creación de parques caninos, y la cerraron el pasado martes con 1.151 firmas por considerar cumplido el objetivo. O al menos encauzado, después de que el Pleno aprobara el 1 de febrero por unanimidad una moción del grupo Centrados que instaba, concretamente, a «iniciar los trámites para llevar a cabo los estudios técnicos y económicos necesarios para la creación de espacios públicos compartidos para su uso como parques caninos».
El concejal de Medio Ambiente, Ángel Berbel, avanzó en aquella sesión que los técnicos del área de Parques y Jardines ya tenían «alguna idea» de emplazamiento al respecto y, según confirma el edil a El Día, podría ubicarse en Nueva Segovia. «No hay nada cerrado y no hemos podido avanzar en este tema desde entonces», matiza, aunque sí se piensa en la posibilidad de aprovechar unos terrenos sin uso situados «entre el parque del Reloj y el campo de fútbol Mariano Chocolate». 
Según recuerda el presidente de la asociación vecinal de Nueva Segovia, Francisco Caro, este colectivo ya «habló hace años sobre la posibilidad de que se hiciera por la zona del lago Alonso». «Allí hay sitio de sobra, y cerca del parque del Reloj hay una zona sin uso donde el Ayuntamiento se comprometió a hacer una instalación deportiva. Igual tirando más hacia el Mariano Chocolate sí se puede, pero eso es una opinión personal, no de la asociación», matiza.
Precisamente esta semana procedían operarios municipales a quitar el ‘pipicán’ de la plaza de Santa Eulalia «a petición de la asociación de vecinos de esta zona», señala Berbel. Medio Ambiente prevé crear otro «en las inmediaciones», pero no ha decidido dónde.«Se podía haber esperado a tener una alternativa a este ‘pipicán’, pero los vecinos nos dijeron que en mayo empezaban las actividades culturales que celebran allí», argumenta. Entretanto, añade que técnicos de su Concejalía han avisado a la empresa del servicio de limpieza, FCC, del posible aumento de excrementos sin recoger en esta plaza. Y efectivamente, esta semana ha habido días, o al menos momentos, en los que el suelo de la plaza de Santa Eulalia reflejaba el incivismo de la clásica minoría que se hace notar entre los casi 3.000 dueños de perros que viven en Segovia capital.
Segovia tiene 14 ‘pipicanes’ repartidos por José Zorrilla, General Santiago, la arboleda de San José, San Millán, Gerona, La Merced, el Salón, Depósitos, junto al pirulí de Nueva Segovia, Vicente Aleixandre, Anselmo Carretero, Santo Tomás, San Roque y Día Sanz. Si hay suficientes o no es algo opinable, pero nadie duda de que no contar con un solo parque canino es un compromiso pendiente desde hace demasiado tiempo.