¿Pactos? Ni contigo ni sin ti, pero por la izquierda

D. A.
-

El PSOE está dispuesto a hacer más concesiones que en 2015 para convencer a IU y quiere atraer a Podemos, pero no olvida que ya tiene asegurada la Alcaldía. A Cs le unen ciertas políticas, pero la dirección nacional del partido naranja les aleja

Clara Luquero (PSOE): «Tenemos la responsabilidad de conseguir un Gobierno estable para que Segovia siga progresando los próximos años»

Tres años de buena relación entre PSOE y Cs en Segovia (con altibajos, pero más constructiva que destructiva), por los acuerdos que firmaron en ese tiempo para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento, no bastan para que se vean de la mano en un Gobierno municipal cuando la dirección nacional de la formación naranja ha elegido al PP como «socio preferente» en comunidades y municipios. Caben excepciones, pero es lo que hay: Igea ya anunció el miércoles un «principio de acuerdo» con los populares por la Junta y podría ocurrir parecido en la Diputación de Segovia (información en la página 16), pero no hay nada cerrado y hasta entonces, todo es susceptible de cambio. Entretanto, IU, que no deja de ser algo así como un ex para el PSOE segoviano, aún valora más las cosas que les separan que las que les unen, y la formación de Ángel Galindo puede tener mucho recorrido este mandato si va por libre, sin perjuicio de encuentros ocasionales para sacar adelante ciertos proyectos en el día a día. Ni contigo ni sin ti, podría decirse, pero los socialistas buscan algo estable y están dispuestos a hacer concesiones. Hasta cierto punto, porque Clara Luquero tiene asegurado seguir en la Alcaldía con o sin alianzas, pero un pacto por la izquierda que también integre a Podemos-Equo le daría una paz que, si no la consigue, le va a obligar a un cortejo constante de cuatro años.
En estas circunstancias, aunque la opción de un Gobierno en minoría siga siendo la más factible, lo cierto es que después de las elecciones de 2015, en una situación parecida, a estas alturas ya estaba claro que PSOE e IU no iban a alcanzar ningún acuerdo, a pesar de que Luquero ofreció la Concejalía de Medio Ambiente a Galindo; y ahora, en cambio, va a llegar a los últimos días antes del pleno de constitución de la nueva Corporación municipal e investidura de la alcaldesa (15 de junio) con margen para mantener viva la llama de una alianza.
Por la izquierda aún caben por ello muchos escenarios y el PSOE baraja fragmentar su estructura actual de concejalías para facilitar la cesión de áreas a IU, o incluso a Podemos-Equo. Pero tampoco debe olvidarse que estas dos últimas formaciones no van de la mano, uno podría estar dentro y otro fuera; y al mismo tiempo, las dos tienen dudas comunes: ¿dónde pesaría más su labor, dentro o fuera del Gobierno?, ¿hasta qué punto les conviene influir desde dentro a cambio de comprometer su apoyo durante cuatro años, o dicho de otro modo, renunciar a su autonomía? Asumir una Concejalía, o simplemente ser Gobierno, les daría una visibilidad, pero también desgaste, según cómo se desarrolle el nuevo mandato. Lo ocurrido en el cuatrienio 2003-2007 es un buen ejemplo de ello:IUtambién logró dos concejales, como ahora, aunque entonces se pudo sentir más ‘obligado’ a pactar porque si no habría gobernado el PP. Y al cabo de cuatro años, IU, lejos de capitalizar esa visibilidad, se quedó sin representación en el Ayuntamiento. 


Ángel Galindo (IU): «Veo al PSOE más dispuesto a llegar  a un acuerdo tras la segunda reunión, pero todavía deben concretar su propuesta»
Ángel Galindo (IU): «Veo al PSOE más dispuesto a llegar a un acuerdo tras la segunda reunión, pero todavía deben concretar su propuesta» - Foto:
SEGUNDA RONDA DE CITAS. Tras una primera ronda de reuniones con más protocolo y cordialidad que sustancia, el PSOE iniciaba este jueves la segunda. Por la mañana se vio con IU; por la tarde, con Podemos; y este viernes se vio de nuevo con Cs. Con el PP ya no habrá más citas después de la que Luquero mantuvo el miércoles con Pablo Pérez, pura cordialidad sin fondo, nula trascendencia para las negociaciones de estos días porque, evidentemente, entre las dos formaciones mayoritarias no hay lugar para otra cosa.
Luquero ha decidido no estar presente en las negociaciones durante esta segunda ronda y, de hecho, la reunión con los concejales electos de IU, Ángel Galindo y Ana Peñalosa, capitaneada por la parte socialista por Jesús García Zamora y José Bayón, se celebró en el Ayuntamiento mientras la alcaldesa, en otra sala, ofrecía su tradicional rueda de prensa tras la sesión semanal de Junta de Gobierno. Allí fue preguntada por los periodistas acerca del estado de las negociaciones y en sus respuestas no dejó de repetir tres palabras que caracterizaron sus declaraciones: precaución, cautela y discreción hasta que se den por finalizadas las conversaciones con o sin acuerdo. «Lo que sí voy a decir es que nuestra responsabilidad es conseguir unGobierno con la estabilidad necesaria para que Segovia siga progresando en los próximos cuatro años, y en ello estamos trabajando». Ni siquiera quiso descartar ante los micrófonos un acuerdo con Cs:«Ahora mismo estamos en el terreno de las posibilidades, no se puede decir más», señaló al respecto. Y sobre la posibilidad de tener que continuar en solitario:«No sería lo idóneo desde mi punto de vista, yo creo que un Gobierno estable debe pasar por un acuerdo, pero no dependemos de nosotros mismos y hay que ser realistas», admitió.
Galindo, por su parte, que tras la primera reunión habló de «decepción», dejó un mensaje más positivo tras la segunda: «Percibimos más disponibilidad para llegar a un acuerdo, aunque en el fondo no hay nada aún, son más sensaciones que otra cosa. Les hemos pedido una propuesta programática y de gobierno para que podamos estudiarla», y ese planteamiento lo preparará el PSOE para un tercer encuentro que, si la negociación no descarrila, no será el último antes del 15 de junio. 
Guillermo San Juan (Podemos-Equo): «Participaremos en aquellos acuerdos que veamos buenos para nuestros barrios, pero aún queda mucho por hablar y analizar»
Guillermo San Juan (Podemos-Equo): «Participaremos en aquellos acuerdos que veamos buenos para nuestros barrios, pero aún queda mucho por hablar y analizar» - Foto:
IU demanda trabajar por la remunicipalización de servicios cuya gestión se ha dejado en manos privadas, quiere más viviendas protegidas, un plan de empleo, avances en la reducción del tráfico no residente por el casco histórico... El acuerdo programático que elabore el PSOE deberá contener compromisos en distintas áreas y después, sólo después, se tratará la asignación de áreas de gobierno: «Llevar concejalías o no, o llevar unas u otras, es secundario ahora mismo», subraya Galindo. En 2015 renunció a entrar en el Gobierno y asumir Medio Ambiente porque aquello lo vio como «un acuerdo sin contenido», tal y como dijo entonces. Ahora esa opción podría ser más factible si hay acuerdo programático previo, y sobre el terreno más frívolo de las hipótesis, cabe hasta su compañera Ana Peñalosa con otra área e incluso a Guillermo San Juan: «Por nuestra parte, todos los escenarios abiertos», insistió el concejal electo de Podemos-Equo al ser preguntado por El Día tras su segunda reunión con el PSOE. «Pero, evidentemente, yo creo que no se le escapa a nadie que esa opción (la de un Gobierno en minoría) está sobre la mesa y es bastante factible porque al final es el partido más votado, esa experiencia existe, y evidentemente es muy viable». Y Podemos-Equo e IU, por separado pero a la vez juntos en la oposición, también tendrían mucho peso.


Noemí Otero (Cs): «De la primera reunión sólo saqué la conclusión de que fue cortesía política, nuestro pacto es nuestro programa».
Noemí Otero (Cs): «De la primera reunión sólo saqué la conclusión de que fue cortesía política, nuestro pacto es nuestro programa». - Foto: Rosa Blanco